VACACIONES DE JULIO

Museo de Bomberos, atracción con más de un siglo de historia

Permanecerá abierto durante vacaciones de julio de 14:00 a 17:00 horas.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
El Museo de Bomberos consta de dos pisos. Foto: Marcelo Bonjour

Carros bomba que eran cinchados por hombres y que cuentan con 129 años de antigüedad, carrozas tiradas por caballos, cachilas que datan de principios del siglo pasado y diversas herramientas que usaban los bomberos en Uruguay hace decenas de años, forman parte de las piezas que están expuestas en el Cuartel Centenario desde ayer y hasta que finalicen las vacaciones de julio.

Las visitas, con entrada gratuita, podrán realizarse desde las 12:00 hasta las 17:00 horas, y una vez terminadas las vacaciones permanecerá abierto los primeros y los últimos viernes de cada mes en el horario de 9:00 a 14:00 horas.

El museo, ubicado en la esquina de Minas y Mercedes, fue reacondicionado para que el público en general pueda apreciar los vehículos que hoy en día están desafectados pero que supieron dar auxilio en numerosas ocasiones y forman parte del acervo histórico del cuerpo de Bomberos del Uruguay. Antes, el lugar solo se abría el Día del Patrimonio o para visitas de instituciones educativas.

A pesar de que el primer cuerpo de bomberos fue fundado en 1887, entre las principales unidades expuestas hay piezas que datan de 1880, que eran principalmente manuales, hasta unidades que fueron objeto de recambio en el año 1987 y que funcionaban a combustible. En esos casos los vehículos eran exportados de Europa.

En el año 1914 fue traído desde Alemania el primer vehículo que tenía incorporado sirenas y, arriba del techo, las escaleras se desplegaban mediante un sistema mecánico.

Además de los vehículos también hay en exhibición diversa indumentaria que se utilizó durante años, al igual que el equipamiento y las herramientas que ya no se usan en el cuerpo de bomberos, como el primer equipo de extracción de humo utilizado en Uruguay (adquirido en 1960), materiales de iluminación, una motosierra, un martillo eléctrico y una sierra para hormigón.

Homenajes.

El museo también rememora los incendios más famosos que hubo a lo largo de la historia, entre los que destaca el de una óptica ubicada en Colonia y Andes, el depósito Artigas en la zona portuaria, el lavadero del sanatorio de la Médica Uruguaya y las empresas Moza Hermanos, y Urta y Cía. ubicada en Ejido entre Uruguay y Paysandú.

Otro de los incendios rememorados ocurrió en la madrugada del 13 de agosto de 1993. Consumió los pisos 8, 9 y 10 del Palacio de la Luz (de UTE) y cinco personas quedaron atrapadas en la azotea del edificio y otras cinco murieron carbonizadas.

Mediante helicópteros, dos efectivos pudieron salvar a las personas que se encontraban en la parte superior del Palacio de la Luz.

En una de las paredes del museo también se recuerda a los bomberos caídos en el cumplimiento del deber que desde la creación del cuerpo suman 33. El último falleció en 2004.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)