MINERÍA

Ahora sí murió el proyecto de Aratirí

Vencieron los plazos; silencio oficial sobre el futuro de las minas.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
En la región cercana a las minas que explotará Aratirí, las opiniones están enfrentadas. Marcelo Bonjour

El pasado 13 de julio se vencieron todos los plazos que había para que comenzase el proyecto de explotación de cinco yacimientos de hierro en el centro-este del país que impulsó inicialmente el grupo indio Zamin Ferrous, pero el gobierno no quiere decir, por ahora, cuáles son sus planes respecto a ese recurso minero. La ministra de Industria, Carolina Cosse, prefirió no hacer declaraciones a El País sobre el tema.

Mientras tanto, con la ayuda de abogados de la Untmra (sindicato metalúrgico) unos 90 ex-trabajadores de la minera le comenzaron juicio para cobrar haberes impagos. Manuel López, encargado del interior del sindicato, dijo a El País que "no se debe insistir" con intentar atraer capitales privados para explotar los yacimientos dado lo ocurrido. Agregó que los trabajadores de Aratirí siguen formando parte del sindicato metalúrgico "con todos los derechos y obligaciones". Tanto López como el dirigente del sindicato de Aratirí, Francisco da Silva, señalaron que el gobierno no les ha comunicado cuáles son sus planes para las cinco minas de hierro. Da Silva dijo que algunos trabajadores ahora hacen "changas" y otros debieron emigrar de la localidad de Cerro Chato, donde viven la mayoría de ellos.

Aratirí (Zamin Ferrous) creó la sociedad denominada Invertexi, con la que intentó reflotar el proyecto minero.

El contrato firmado entre la minera Aratirí y el Poder Ejecutivo venció el 24 de noviembre del año pasado. La empresa tenía la posibilidad de presentar en un plazo de 90 días un nuevo interesado en obtener la concesión para explotar las cinco minas. Eso ocurrió el 15 de marzo pasado cuando se presentó Invertexi ante el Ministerio de Industria. Invertexi resultó ser una sociedad anónima creada en octubre de 2015 por Aratirí. En ese momento comenzó a correr un plazo de 120 días para llegar a un acuerdo entre las partes. El 13 de julio se cumplió ese plazo, pero no hubo un entendimiento.

Dentro del Poder Ejecutivo hay visiones encontradas. Por un lado, están quienes consideran que rápidamente se debe buscar un inversor y por otro quienes creen que hay que analizar mejor los datos de qué es lo que hay bajo el suelo en la zona involucrada. Ahora que cayó la negociación por vencimiento de plazos, los títulos mineros de Invertexi deben pasar al Registro de Vacancias de la Dirección de Minería.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)