CINE

Murió Garry Marshall, un genio de las comedias románticas

Tenía 81 años y había dirigido Mujer bonita, Diario de una princesa, Día de los enamorados y más.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Garry Marshall. Foto: AFP

El director, productor y gigante de la comedia de Hollywood, Garry Marshall, murió ayer a los 81 años, dejando un legado que incluye Happy Days, Mujer bonita y una cantidad de éxitos. Murió de neumonía tras un ataque en un hospital de Burbank, Los Ángeles, informó su publicista.

El presidente del sindicato de directores de Estados Unidos, Paris Barclay, lideró los tributos a Marshall destacando su don para contar historias que "trajeron alegría, risas y grandes latidos de corazón a todas las pantallas, grandes y chicas".

"Fue un honor, y un deleite, para aquellos de nosotros que tuvimos el placer de trabajar con él", dijo Barclay.

Nacido en Nueva York e hijo de una profesora de baile y un director de cine, Marshall irrumpió en el mundo del espectáculo en la década de 1950, escribiendo chistes para programas de televisión, incluyendo The Tonight Show with Jack Paar.

Su primer gran éxito en la televisión fue The Odd Couple, creó la icónica comedia de los setenta Happy Days e introdujo a Robin Williams a la pantalla con Mork y Mindy. Comenzó a escribir y dirigir películas en los ochenta, y fue la fuerza creativa detrás del éxito de culto Beaches.

Pero tal vez se lo conozca más por dar el puntapié inicial a la gran carrera de Julia Roberts con su papel en la comedia Mujer bonita de la década de 1990, y también convirtió en estrella a Anne Hathaway con Diario de una princesa (2001).

Julia Roberts y Garry Marshall. Foto: Reuters
Julia Roberts y Garry Marshall. Foto: Reuters

Marshall asimismo era un talentoso actor, que protagonizó Un equipo muy especial y tuvo varios papeles en la televisión en los noventa.
Sus últimos créditos como director fueron en las comedias Día de los enamorados, Año Nuevo y Enredadas... pero felices, de este año, que no tuvieron buenas críticas pero fueron buenos sucesos de taquilla. "Me mataron en la última, pero recaudó 146 millones de dólares en el mundo", dijo Marshall a The New York Times sobre las pésimas críticas que recibió Año Nuevo.

Marshall dejó a su esposa Barbara, con la que estuvo casado más de 50 años, tres hijos y seis nietos.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te puede interesar
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)