INAU

Muñoz: “No debe haber matones trabajando en el Estado”

La ministra de Educación y Cultura dijo que no hay espacio para dirigentes como José Lorenzo López y dijo que “pasó los límites y para las mafias rompió los códigos”.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Muñoz habló de decreto, pero entorno de Vázquez dijo que será mediante ley.

La ministra de Educación y Cultura, María Julia Muñoz, escribió en una columna publicada por el Semanario Voces que los hechos ocurridos en el Hogar Ceprili del Sirpa son injustificables. Criticó puntualmente al vicepresidente del Pit Cnt y presidente del sindicato del INAU, José Lorenzo López. “Pasó los límites y para las mafias rompió los códigos”, dijo.

“El Pepe D’Elía no toleraría en sus filas este tipo de gente. Y por eso creo que éste hombre que miraba lo que justificó como dentro de las pautas y los que usan y abusan de la fuerza bruta, no son capaces de la tarea que realizan y menos de ser sindicalista”, escribió la ministra.

Según “Joselo” López, él no vio cuando un funcionario golpeaba a uno de los menores recluidos mientras lo reducía en el piso. Para Muñoz, en cambio, esto es inconcebible.

Según Muñoz, el país que “quiere profundizar la democracia no tiene espacio entre sus filas de constructores de una cultura de paz, para dirigentes de este tipo”.

“Me di cuenta que ninguna organización social y menos la representante de trabajadores honestos, puede apañar esta violación”, dijo. “Los que sólo saben hacerse respetar por el uso de la fuerza deben reeducarse, pero no prestar funciones en el Estado”, agregó la ministra.

López se encuentra hoy con una licencia de 30 días en el Pit Cnt mientras se analiza su participación en los incidentes con menores del hogar Ceprili. La Justicia, en tanto, sigue investigando los hechos y toma declaración a menores y funcionarios del Hogar.

Postura

La organización de Madres y Familiares de Detenidos Desaparecidos tomó postura también sobre los hechos ocurridos en el Ceprili.

En un comunicado, manifestaron que "es triste y lamentable que los representantes de los trabajadores que aparecen en ese video no parecen sentir vergüenza alguna por sus repudiables actos".

La organización sostiene que la "patota sindicalizada" que abusó de los menores "merece no solo que recaiga sobre ellos el peso de la Justicia, sino también la condena social y política de todos quienes se precien de respetar y hacer respetar los derechos de las personas".

"La situación en la que viven los jóvenes privados de libertad, sometidos a todo tipo de violencia, anula los esfuerzos de quienes trabajan denodadamente por su inserción, por combatir las causas socio-económicas y culturales que llevan a esta situación", agrega el comunicado.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te puede interesar
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)