SALUD PÚBLICA

Muñiz no votó salida de jerarca acusado de desmantelar servicio

Funcionarios de ASSE denuncian irregularidades en red de ambulancias.

Funcionarios de SAME 105 denuncian a la presidenta de ASSE. Foto: F. Ponzetto
Funcionarios de SAME 105 denuncian a la presidenta de ASSE. Foto: F. Ponzetto

Hace un año que el Sistema de Atención Médica de Emergencia (SAME) 105, la red de ambulancias de la Administración de los Servicios de Salud del Estado (ASSE) atraviesa una serie de dificultades. Sus funcionarios denuncian la falta de recursos técnicos y humanos para brindar el servicio a los usuarios, al tiempo que piden la renuncia del director, Francisco Borde.

Si bien todo estaba encaminado para que el jerarca abandonara su cargo este año y pasara a la órbita del Ministerio de Salud Pública (MSP), por gestiones encabezadas por la exsubsecretaria de Salud Pública, Cristina Lustemberg, y el gerente general de ASSE, Richard Millán, la presidenta del organismo, Susana Muñiz, votó en contra de su remoción en la reunión del Directorio de la última semana de octubre.

La decisión de Muñiz no le cayó nada bien a Lustemberg quien abandonó su cargo el mismo viernes 27 de octubre. Según fuentes de ASSE informaron a El País, este fue "uno de los detonantes" que precipitó la salida de la ahora diputada del Frente Amplio.

Los funcionarios consideran que la protección de Muñiz a Borde "es porque sabe muchas cosas" y porque perteneció al Partido Comunista. Pero la realidad es otra. El secretario general del Partido, Juan Castillo, dijo a El País que Borde "no es, ni me consta que haya sido del PCU".

Los funcionarios médicos y no médicos de SAME denuncian falta de recursos humanos, por ejemplo, entienden que faltan móviles de radio y emergencia tanto de adultos como de pediatría: "Desde hace meses se ha tornado una costumbre la falta de móviles completos por falta de médicos", indica un documento interno de los funcionarios denominado "Situación del servicio de SAME". Denuncian "sobrecarga de horarios laborales", rechazan las tercerizaciones a través de las comisiones de apoyo y exigen el recambio de las unidades móviles.

También rechazan los "traslados cruzados" de pacientes pediátricos, y que de las 15 ambulancias disponibles, muchas "se llueven" y "solo cinco están habilitadas a salir a la calle" debido a un decreto del Poder Ejecutivo que establece que las unidades no pueden tener más de siete años de antigüedad, dijo a El País Helena Terán, la presidente del núcleo de base del Sindicato Médico del Uruguay en SAME 105.

Terán indicó que la relación con el director de SAME es nula: "Al principio intentamos comunicarnos con él, tuvimos una sola reunión donde ni estuvo y nunca pudimos lograr ningún acuerdo ni con él ni con nadie", agregó la médica.

La funcionaria de ASSE destacó el rol que jugaron tanto Lustemberg como Millán para intentar destrabar la situación. "Tengo que quebrar una lanza por Millán, intentó por lo menos resolver las cosas junto con Lustemberg pero no lo lograron", reflexionó Terán, quien consideró que la defensa de Muñiz a Borde es similar a la que hizo con el exdirector del Hospital de Rivera, Andrés Toriani: "A él tampoco lo quería sacar", indicó. Toriani fue cesado de su cargo por utilizar fondos del rubro "Estudios médicos" para pagar salarios a más de 60 profesionales. Muñiz votó en contra de su salida hasta último momento cuando fue el propio presidente Tabaré Vázquez quien solicitó actuar cuanto antes.

Otro de los reclamos de los funcionarios son los referidos al estado de situación de las bases, es decir de los lugares en los que el personal de salud espera para ser alertado ante una emergencia. "Bases sin salida de emergencia, sin seguridad, con revoques que se caen y humedad en las paredes, entre otras" irregularidades. Sumado a esto, se reclama la "falta de equipamiento básico y las grandes distancias entre algunas bases y los móviles, todo esto lleva a que las condiciones sean prácticamente de inhabitabilidad con el consiguiente riesgo para la salud y el bienestar de los funcionarios".

Además también identificaron irregularidades en el cumplimiento de los protocolos de seguridad, "lo cual expone a los equipos asistenciales, enviándolos a llamados clasificados como de baja complejidad en zonas conflictivas de Montevideo en horas de la noche, requiriendo en muchas oportunidades de apoyo de móviles del 911. Esto claramente no cumple con las pautas aprobadas", indican los médicos de SAME.

Plan.

En líneas generales los funcionarios se oponen a la reestructura que viene implementando ASSE para extender el servicio a todo el país. El plan de ASSE se inició este año cuando el servicio de atención prehospitalaria se extendió al Hospital de Las Piedras en Canelones y al de Bella Unión en Artigas.

La iniciativa plantea extender los servicios este año a la región oeste del país (Salto, Paysandú, Mercedes), a Pando y también a la Costa de Oro.

Muñiz, dijo en la Comisión de Presupuesto integrada con Hacienda de la Cámara de Representantes el pasado 11 de julio que "es muy importante recuperar los traslados y sabemos que no vamos a poder hacerlos solos". Muñiz puso un ejemplo: sostuvo que los traslados desde Las Piedras y Bella Unión pasan siempre por la mesa coordinadora; "es cierto que esto fue muy costoso para nosotros", indicó. El servicio llegó a Bella Unión "con mucho sacrificio", dijo.

Consultada por el País en julio, Terán dijo que no se descartaba aplicar un protocolo para definir los pasos a seguir con la abogada del sindicato. Según Terán, se necesitan diez ambulancias más para cubrir toda la demanda, más vehículos de radio y 70 nuevos médicos.

La presidente del núcleo de base dijo que en la última negociación que se realizó en el SMU, se le planteó a ASSE que "queríamos cinco puntos para levantar las medidas: la respuesta fue lamentable porque creo que ni entendieron el planteo", indicó.

Médicos no realizan traslados de pacientes desde y hacia los CTI

Los médicos de SAME 105 no realizan las altas médicas de los CTI a los CTI, de los CTI a intermedio o piso o cualquier otro tipo de alta médica. Tampoco cumplen con los traslados de pacientes de CTI a CTI o de hospitales generales al Hospital Vilardebó "siempre y cuando el paciente haya recibido asistencia por parte de un médico psiquiatra en el hospital. Por otro lado, se resolvió no cubrir los eventos con los médicos pediatras y adultos para asistir a pacientes de ASSE. Tampoco relevan a ningún móvil privado que esté asistiendo a un paciente de ASSE. Por otro lado, en las zonas de riesgo, se cumplirá estrictamente con lo previsto en el protocolo de Seguridad. "Hasta no tener cobertura policial, el equipo de salud no realizará el llamado", indica una resolución del SMU del 3 de noviembre aún vigente.

El secretario médico del SMU, Alejandro Cuesta, dijo a Ser Médico que "esto no es un tema de culpas ni de dar la razón a alguna parte. Todos los actores saben que así no se puede seguir. Muñiz antepone compromisos personales a los organizacionales e institucionales, y evidentemente tiene el poder político para hacerlo".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)