ERROR INEXCUSABLE

Muñiz y jerarcas de ASSE a la Justicia por intoxicaciones

Directores del Saint Bois y química farmaceútica declaran como indagados.

Vitamina D3: se suministra a adultos para facilitar la absorción de calcio. Foto: F. Ponzetto
Vitamina D3: se suministra a adultos para facilitar la absorción de calcio. Foto: F. Ponzetto

En un hecho inédito, la Justicia Penal citó en calidad de indagados a la dirección y a la química farmacéutica del Hospital Saint Bois y a todas las autoridades de la Administración de los Servicios de Salud del Estado (ASSE) en calidad de testigos por el suministro en forma errónea de Mulsiferol (Vitamina D3) a 233 niños. El error médico generó 26 hipercalcemias (elevado nivel de calcio en sangre) constatadas en la primera consulta, la internación de dos pequeños y cinco casos de fijación de calcio en riñones (la reacción más grave).

El juez de 5° Turno, José María Gómez, citó para mañana como testigo al médico forense, a la madre y a la bebé de tres meses que sufrió una grave intoxicación de Mulsiferol recetado en el Saint Bois.

Para dentro de nueve días serán citados a declarar como testigos la presidenta de ASSE, Susana Muñiz, el gerente general de dicho organismo, Richard Millán, y el gerente de Marketing del laboratorio que vende Mulsiferol al Ministerio de Salud Pública.

El juez Gómez ordenó a ASSE y al Ministerio de Salud Pública que le remitan copias de todas las investigaciones administrativas realizadas sobre el caso de sobredosis de Mulsiferol a niños que se atendieron en el hospital Saint Bois.

El 24 de agosto pasado, el abogado de la familia de la bebé, Nicolás Pereyra, presentó una denuncia penal contra ASSE y la dirección del Hospital Saint Bois por las eventuales lesiones sufridas por la bebé a causa de la sobredosis de vitamina D3.

Consultado sobre las citaciones realizadas por la Justicia, el abogado denunciante confirmó que los directores del Saint Bois y la química farmacéutica de dicho centro declararán el 22 de este mes en calidad de indagados.

"La familia de la bebé damnificada confía plenamente en la sede y espera que se haga justicia", dijo Pereyra a El País.

Fuentes judiciales señalaron a El País que para el próximo 22 de septiembre fueron citados funcionarios de ASSE, unos en calidad de indagados y otros como testigos.

La bebé fue internada por hipercalcemia, dolencia generada por tener un nivel excesivo de calcio en sangre.

El papá de la bebé, Álvaro Smith, dijo a El País que su hija presentó durante 25 días altos niveles de calcio en sangre —hipercalcemia— lo que derivó en su ingreso a la emergencia del Hospital Pereira Rossell. Smith indicó que si bien la bebé de cuatro meses y medio "está en buen estado de salud", aún presenta altos niveles de calcio en sangre y "tiene alterados al menos cuatro estudios efectuados por médicos".

Por otro lado, reclamó a las autoridades de ASSE que se encuentren más responsables por el error en el suministro del fármaco: "acá hay más responsables", agregó.

Smith relató que se "quedó con dudas" cuando recibió el llamado desde el Hospital Saint Bois acerca de que se había dispensado erróneamente un fármaco a su hija. En ese preciso momento supo que iniciaría acciones legales contra el prestador de salud.

La denuncia penal, presentada por Pereyra en representación de la familia Smith, señala que, en el Saint Bois, se incurrió en un delito de lesiones gravísimas culposas contra la bebé. La denuncia acusa a ASSE y a varios funcionarios.

"Los hechos que denunciamos, que tienen apariencia delictiva, han dañado la salud de nuestra menor hija y la afectarán de por vida. Concurrimos a la Justicia Penal porque solo la independencia del Poder Judicial nos garantiza una investigación imparcial sobre los hechos", expresa el documento. Según los padres de la menor, las propias autoridades del Saint Bois les trasmitieron que existió un error humano en la farmacia del centro asistencial que dispensó la medicación y en el departamento de compras, y destacaron que los jerarcas de dicho hospital advirtieron del error.

Los denunciantes consideran, en la denuncia, que las autoridades del centro detectaron "tardíamente" el error causando a la bebé "una enfermedad" y "un estado de salud desfavorable". La denuncia agrega: "Se le ha causado a nuestra hija una lesión gravísima, dado que de las omisiones de los funcionarios de ASSE se le ha causado una enfermedad cierta: la hipercalcemia, mediante la cual tendrá que cuidar su alimentación a fin de no excederse de calcio durante toda su vida, inclusive la adultez".

La bebé nació el 25 de abril de este año en el Hospital Pereira Rossell. Desde su nacimiento es usuaria de ASSE atendiéndose en Pediatría del Hospital Saint Bois.

A los 25 días de nacida, le recetaron Vitamina D, la cual sirve para "el pase del calcio a los huesos", según explicó una pediatra a la familia.

La pediatra le dispensó el fármaco Mulsiferol. La familia lo llevó a su casa y lo administró a su hija siguiendo indicaciones de la pediatra.

El 28 de junio de este año, un funcionario de ASSE se contactó con la familia manifestándoles que hubo un error en el suministro de Mulsiferol y que iban a concurrir médicos a su domicilio a evaluar a la bebé.

La denuncia señala: "Quiero advertir a la sede que la intención de las personas que visitaron nuestra casa era obtener que firmáramos un documento que liberara a ASSE de responsabilidad, que nuestra hija estaba bien. Mi esposa no lo firmó. Ello denota cierta actitud de encubrimiento de la autoridad".

Unos veinte padres de pacientes pediátricos que recibieron una sobredosis de vitamina D3 en la farmacia del Hospital Saint Bois también preparan una acción judicial contra las autoridades de la Administración de los Servicios de Salud del Estado (ASSE).

Según indicó a El País uno de los integrantes del grupo, existió una serie de diferencias sobre el tipo de recurso a presentar. Por tal motivo, informaron que se esperará a conocer la resolución judicial en relación al caso de Bianca.

La familia de Emma, la primera bebé a quien se le diagnosticó hipercalcemia y nefrocalcinosis por un error en el Saint Bois, denuncia el faltante de la primera ecografía practicada a la paciente pediátrica en el Hospital Pereira Rossell. El estudio identificaba que la bebé de entonces solo dos meses presentaba un depósito de calcio en ambos riñones. Emma sufrió insuficiencia renal y estuvo internada 32 días en el CTI del Pereira Rossell.

La abuela de Emma, Sandra, dijo a El País que la ecografía no figuraba junto a la historia clínica de la bebé; "tenemos la copia de la historia clínica, cuando fuimos a los toxicólogos y tras la consulta que realizó mi hijo para acceder a la ecografía, los especialistas indicaron que la misma no se encontraba". La familiar agregó que era evidente que en el estudio médico se mostraba que "tenía los dos riñones tomados por el calcio". Es que el error de la farmacia en entregar Mulsiferol, vitamina D3, a 233 niños en el Hospital Saint Bois, generó que los pacientes pediátricos presentaran altos niveles de calcio en sangre y también depósito del mismo a nivel de los riñones.

Este fue el caso de Emma y también de otros 26 niños que presentaron hipercalcemia. A su vez, cuatro permanecieron internados —uno con nefroesclerosis que es la presencia de calcio en riñones— y 73 recibieron control ambulatorio.

El medicamento destinado a los niños era Mulsiferol en gotas y no en emulsión como finalmente los funcionarios de la farmacia suministraron a los pacientes. En este caso, ni personal del centro de salud ni los padres o tutores de los niños pudieron distinguir el fármaco, dado que presentaban características similares en su estética exterior. Según indicó a El País el propio director general de la Salud, Jorge Quian, las presentaciones comerciales de los dos medicamentos en cuestión son muy similares: Mulsiferol, para adultos, y Viosterol, para niños.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te puede interesar
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)