SALUD PÚBLICA

Muñiz admitió vínculos de empresa con jerarcas

Firma de ambulancias propiedad de funcionarios de ASSE.

El directorio de ASSE concurrió por primera vez a la investigadora en el Parlamento. Foto: F. Ponzetto
El directorio de ASSE concurrió por primera vez a la investigadora en el Parlamento. Foto: F. Ponzetto

Susana Muñiz y Beatriz Silva, actual y expresidenta del Directorio de la Administración de los Servicios de Salud del Estado (ASSE), parecen no ponerse de acuerdo sobre si estaban en conocimiento o no de los vínculos existentes entre la empresa de ambulancias Siemm SRL, contratada por el Hospital de Bella Unión en Artigas y tres directores de hospitales del prestador. Lo cierto es que ambas concurrieron al acto de inauguración de la firma en 2013 —la primera en calidad de ministra de Salud Pública y la segunda como presidenta del prestador— y se mostraron en varias fotografías junto a los jerarcas.

Ayer, Muñiz admitió ante la comisión investigadora de ASSE en el Parlamento que sí estaba en conocimiento de los vínculos; "Se constató ese conflicto de interés en una auditoría y se aplicó el correspondiente correctivo", aseguró Muñiz, quien fue impedida por el equipo de comunicación de ASSE de realizar comentarios a la prensa a la salida de la comisión. Una semana antes, su antecesora, Beatriz Silva, manifestó que no conocía a los empresarios.

La firma, que según constató El País a través de Sistema Integrado de Información Financiera (SIF) aún percibe dinero del hospital, es propiedad de tres directores de hospitales: Federico Eguren y Rodrigo Barcelona, ambos del Pereira Rossell, y Marcos García, del centro de salud de Salto.

Según se informó ayer, en enero de 2017, el Directorio de ASSE advirtió y consultó al Tribunal de Cuentas de la República (TCR) la situación; dado que la empresa fue la única que se presentó a la licitación, según consta en un documento elevado al organismo. Tras la respuesta del TCR, el Directorio resolvió: "declarar desierto el llamado" y "encomendar y delegar expresamente en la Gerencia General proceder a contratar en forma directa por vía de excepción". A su vez, se decidió que el servicio "dependerá jerárquicamente de la unidad ejecutora SAME 105". No obstante, persisten hasta hoy los pagos a la empresa.

Habilitación.

El diputado del Partido Nacional, Martín Lema consultó al Directorio en la comisión investigadora sobre si la empresa tenía vínculos con funcionarios de ASSE; según indicó el legislador, Muñiz admitió que la firma sigue en trámite de habilitación. "Está mal", reconoció Muñiz.

En febrero de 2017, el propio ministro de Salud Pública, Jorge Basso ya había informado que "esta empresa está ubicada en la categoría de registradas en proceso de habilitación".

Por su parte, la diputada del Movimiento de Participación Popular (MPP), Cecilia Bottino, indicó tras la comparecencia del Directorio de ASSE que "quedó claro que hay un reconocimiento de las autoridades de que había algunas irregularidades". Agregó que la mayoría de las mismas fueron constatadas por auditorías y que "se están corrigiendo". El segundo caso abordado en la comisión fue el del Hospital de Rivera, en el que se constató "presuntas irregularidades administrativas" en la contratación de servicios para pago de sueldos, lo que generó el cese de funciones del director y subdirector.

Suba.

Desde la oposición se acusó a ASSE de "privatizar" los servicios ya que desde 2012, año en el que se contrató a la empresa, la cantidad de kilómetros recorridos por ambulancias propias disminuyeron, sobre todo en las unidades especializadas: 2012; 101.242 km y en 2013; 48.708 km.

Blancos molestos con medida de Vázquez.

El diputado blanco Martín Lema cuestionó la forma en la que el presidente Tabaré Vázquez está trabajando las irregularidades en ASSE: "Tenemos un desgo- bierno en materia de salud", dijo. El legislador denunció que el Frente Amplio "no puede prestar ciertos servicios sanitarios si no es a través de la privatización".

El mandatario se reunió el viernes con el presidente del Frente Amplio, Javier Miranda, y le manifestó la preocupación por la situación. En este sentido, según informó La República, Vázquez esperará un informe por parte de la fuerza política acerca de la gestión del prestador.

La comisión será integrada por el exsubsecretario de Salud Pública, Miguel Fernández Galeano, el senador del MPP, Charles Carrera y el senador aliado al Partido Comunista (PCU), Marcos Carámbula.

Lema manifestó que el MSP "es un testigo de lujo" ya que aseguró , "no intervino en estos casos". El representante nacionalista, integrante de la investigadora, agregó que "Vázquez, de profesión médico, no se alarma ante estas situaciones".

A su vez, declaró que "no me extraña el apoyo de Vázquez a Muñiz ya que el gobierno es rehén de los comunistas en materia de salud". Sostuvo que "no me extraña ver la pasividad y omisión del gobierno en estos casos".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)