NUEVA PASTERA

Municipio de Gualeguaychú contra la nueva planta de UPM

En un comunicado, la Municipalidad de Gualeguaychú aseguró que, aunque la nueva fábrica se instale en la cuenca del río Negro, como desemboca en el río Uruguay igual se verán afectados.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Manifestación contra la planta de celulosa de UPM (entonces Botnia) en el puente, en 2006. Foto: AFP.

La Municipalidad de Gualeguaychú (Entre Ríos) manifestó en un comunicado publicado este lunes su rechazo a la instalación de una nueva planta de celulosa de la empresa finlandesa UPM en Uruguay.

"La instalación de esta nueva fábrica se hará en las orillas del Río Negro, desembocando éste en el río Uruguay, lo que afectaría, como lo hace la planta de UPM, de manera directa el ambiente y la salud de nuestros vecinos", indica el gobierno municipal. 

Desde el gobierno de Gualeguaychú señalan que Uruguay incumple el fallo de la Corte Internacional de La Haya, debido a que "este estableció que el conflicto no se agrave y recomendó no volver a actuar de mala fe, así como fue dispuesta la vigilancia integral y continua del funcionamiento de la planta de Botnia (ahora UPM) y de su impacto en el río Uruguay, y aún no fue cumplida".

Señalaron que el gobierno uruguayo "no tiene intenciones de llevar adelante políticas públicas activas en función de garantizar los derechos de los ciudadanos, como lo es el derecho soberano de vivir en un ambiente sano y libre de contaminación".

En el mismo comunicado, aseguran que se le pidió al gobierno argentino encabezado por Mauricio Macri "que instrumente las acciones necesarias a través de la Cancillería, para repudiar esta decisión del gobierno uruguayo, y se lleven adelante las medidas necesarias para evitar la instalación de esta nueva planta".

"Seguiremos día a día levantando las banderas de un ambiente sano para que nuestros hijos y las generaciones futuras puedan tener una mejor calidad de vida", finaliza el comunicado.

Ambientalistas en pie de guerra. 

Los ambientalistas de Gualeguaychú volvieron a la escena y advirtieron que se opondrán a que UPM instale una segunda planta de fabricación de pasta de celulosa en Uruguay, pese a que estará ubicada en el centro del país y alejada, a diferencia de la de Fray Bentos, de la frontera con Argentina.

Juan Veronesi, uno de los referentes de la Asamblea Ambiental de Gualeguaychú, dijo el domingo a El País que la eventual construcción de la planta "sería una nueva agresión al río Uruguay que nos preocupa enormemente". Los ambientalistas entienden que al ser el río Negro un afluente del Uruguay, este último igual se vería contaminado aunque la planta se instale en Durazno, Tacuarembó o Cerro Largo.

El también ambientalista Martín Alazard advirtió, por su parte, que "esto va a impactar directamente en el río Uruguay ya que la boca del Yaguarí, que es una de las salidas del río Negro está aproximadamente a 35 km del difusor de Botnia y con el reflujo habrá un efecto acumulativo innegable y una sumatoria de contaminación", destacó.

El presidente Tabaré Vázquez ya rechazó de plano cualquier posible crítica que pudiese aparecer en los países vecinos a la instalación de la fábrica. "Nosotros no le vamos a pedir cuentas a Brasil de lo que haga en su territorio, salvo lo que esté colindando, y no le vamos a pedir cuentas a Argentina sobre lo que haga dentro de su territorio. Esto es en el Uruguay profundo y es el país soberano el que define la instalación de este emprendimiento", dijo Vázquez la semana pasada.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)