FOTOGALERÍA

Multitud pidió por "Verdad y Justicia"

Seis cuadras de silencio, a 40 años de los asesinatos de Zelmar Michelini y Héctor Gutiérrez Ruiz.

21° edición de la Marcha del Silencio. Foto: Fernando Ponzetto
21° edición de la Marcha del Silencio. Foto: Fernando Ponzetto
21° edición de la Marcha del Silencio. Foto: Fernando Ponzetto
21° edición de la Marcha del Silencio. Foto: Fernando Ponzetto
21° edición de la Marcha del Silencio. Foto: Fernando Ponzetto
21° edición de la Marcha del Silencio. Foto: Fernando Ponzetto
21° edición de la Marcha del Silencio. Foto: Fernando Ponzetto
21° edición de la Marcha del Silencio. Foto: Fernando Ponzetto
21° edición de la Marcha del Silencio. Foto: Fernando Ponzetto
21° edición de la Marcha del Silencio. Foto: Fernando Ponzetto
21° edición de la Marcha del Silencio. Foto: Fernando Ponzetto
21° edición de la Marcha del Silencio. Foto: Fernando Ponzetto
21° edición de la Marcha del Silencio. Foto: Fernando Ponzetto
21° edición de la Marcha del Silencio. Foto: Fernando Ponzetto

El más absoluto silencio solo era interrumpido por el llanto de algún niño, o por el grito de todos cada vez que se decía por los altoparlantes el nombre de uno de los desaparecidos. Cuando esto pasaba, todos al unísono gritaban "¡presente!".

Ocupando más de seis cuadras de 18 de Julio, la multitudinaria Marcha del Silencio llegó ayer a la Plaza Libertad pasadas las 20:30 horas. La convocatoria se hizo bajo la consigna "Ellos en nosotros. Contra la impunidad de ayer y de hoy. Verdad y Justicia".

La marcha se llevó a cabo al cumplirse 40 años de los asesinatos de Zelmar Michelini y Héctor Gutiérrez Ruiz en Buenos Aires. Al llegar a la Plaza Libertad se entonó el Himno Nacional, que fue cantado casi en un susurro.

Tras esto, en las primeras filas, donde los familiares de los desaparecidos llevaban consigo los clásicos carteles con los rostros y los nombres de cada uno de ellos, varios rompieron en llanto.

La marcha comenzó, como es habitual, en Rivera y Jackson, pero la mayoría de la gente se sumó cuando esta pasó por la Universidad de la República. Cuando llegó a la Intendencia, en la pantalla gigante de IMPO se emitieron fotografías con los nombres de los detenidos desaparecidos durante la dictadura militar (1973-1985).

Los asistentes cumplieron con todo lo advertido en la convocatoria, que remarcaba que la marcha debía llevarse a cabo en silencio y que no se podían llevar banderas ni entonar consignas partidarias.

Homenaje.

Este año el primero de los homenajes a Michelini y Gutiérrez Ruiz se llevó a cabo en la noche del jueves con un concierto del ciclo "Música por la Vida" en el Salón de los Pasos Perdidos del Palacio Legislativo. Este fue realizado por la Orquesta Filarmónica de Montevideo.

En tanto, a las 10 de la mañana de ayer, la familia Michelini se reunió frente a la tumba de Zelmar Michelini, la cual está en el Cementerio Central. Más tarde, a las 10:30 horas, en el Cementerio del Buceo, el Partido Nacional rindió homenaje a Gutiérrez Ruiz. Esto se llevó a cabo con un acto en el que habló el presidente de la fuerza política, el senador Luis Alberto Heber.

Esta semana, además, el Correo, junto al Directorio del Partido Nacional y el presidente de la Cámara de Diputados, Gerardo Amarilla, presentaron un matasellos en homenaje a Michelini y Gutiérrez Ruiz.

40 años.

Cuando el golpe de Estado del 27 de junio 1973, Michelini era senador por la coalición de izquierda. Gutiérrez Ruiz era presidente de la Cámara de Diputados. Ambos se exiliaron en Argentina y el 20 de mayo de 1976 aparecieron asesinados en Buenos Aires junto al matrimonio Rosario Barrero y William Whitelaw, militantes tupamaros.

En 2006 fueron procesados con prisión el exdictador Juan María Bordaberry y el excanciller de la dictadura Juan Carlos Blanco como autores intelectuales de estos homicidios.

En el día de ayer también se cerebro el 113 aniversario del Centro Militar, que "homenajeó a todos aquellos camaradas que han completado 40 años como integrantes del mismo", según dijo en su discurso su presidente, Carlos Silva.

En tanto, en declaraciones e Montevideo Portal, Silva dijo que el expresidente de facto Gregorio Álvarez (1981-1985) está preso injustamente y que es injusto el procesamiento de "la mayoría" de los procesados por violaciones a los Derechos Humanos.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)