Visita a refugiados

Mujica: son jóvenes y les gusta Internet

El presidente José Mujica explicó ayer su tesis de por qué los seis exreclusos de Guantánamo refugiados todavía no han logrado insertarse en la sociedad uruguaya: además de la barrera idiomática y los años de reclusión, no tienen la cultura de trabajo de los emigrantes de principios del siglo XX.

En su audición en M24, el presidente habló de la visita que les hizo el jueves y de su pedido de que aprendieran español y consiguieran trabajo.

"Lo cierto es que, evidentemente, eran muy jóvenes cuando fueron presos. Por sus manos, por algo de sus facciones y de sus pequeñas historias familiares, nos pareció que son gente de clase media y en algunos casos algo más que tuvieron que pasar trece años increíbles. Son hijos de otra cultura muy distinta a la nuestra, tienen notorias dificultades con el idioma, tienen problemas de adaptación, porque no solo pertenecen a otras culturas, sino que cargan con las consecuencias de trece años de aislamiento en condiciones inhóspitas".

Mujica luego hizo un paralelismo con los emigrantes europeos de principios del siglo XX. Era "gente muy dura, hijos de la penuria, que desembarcaban y de inmediato se prendían a lo que fuere. Siendo primitivos eran fuertes y no necesitaban más que su fuerza para lidiar con su nostalgia e irse abriendo paso como pudieran", sostuvo el presidente.

En el caso de los refugiados de Guantánamo, Mujica dijo que si "hubieran sido gente muy humilde, del desierto, del pobrerío, seguramente serían más primitivos y fuertes. Pero no lo son. Son jóvenes de este siglo, de este tiempo, aficionados a Internet".

"Este Uruguay que vomitó tantos emigrantes en los años de estancamiento empieza a traer otra gente, que está luchando por la vida", indicó respecto a que las condiciones de solvencia de la economía nacional permiten recibir a trabajadores de otras latitudes.

El presidente visitó el jueves a cinco de los seis exreclusos de Guantánamo, que desde diciembre ocupan una casa en el barrio Palermo. Mujica les habló de sus años de reclusión, y les pidió que aprendan español y que consigan trabajo.

La visita coincidió con una información que dio Búsqueda ese día de que había problemas de convivencia entre los refugiados de Guantánamo.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)