PARLAMENTO

Mujica reconoció "errores" en Ancap, criticó a oposición por no advertirlos

El expresidente y actual senador del Frente Amplio dijo que esos "errores" no fueron advertidos en su momento por los directores de la oposición en Ancap.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
José Mujica reconoció "errores" en la gestión de Ancap. Foto: Leonardo Mainé

Fueron más de doce horas de intenso debate en la Cámara de Senadores por la situación de Ancap. Casi 8 de esas 12 horas estuvieron dedicadas a la presentación de los cuatro informes sobre la investigación.

Uno de los últimos en hacer uso de la palabra fue el senador oficialista José Mujica, quien admitió "errores" en la gestión del ente petrolero, pero también recordó que los mismos no fueron advertidos en ese momento por los directores de la oposición en Ancap.

De todas formas, consideró que "todos los partidos" comparten la responsabilidad por la difícil situación que enfrenta una de las principales empresas del estado uruguayo. 

Al comenzar su turno, Mujica recordó que en su gobierno abrió a la oposición la posibilidad de participar en empresas estatales. Pero enseguida los acusó de ser "palos vestidos" que no fueron capaces de ver lo que ahora denuncian. 

“Y si sabían que pasaba semejante debacle por qué esperaron cuatro años para plantearlo, si lo pudiéramos haber afrontado antes”, puntualizó Mujica. “Capaz que yo estaba como un idealista equivocado y no tenía que haber estado la oposición en las empresa públicas”, agregó.

“¿Porque venís a cantar faul ahora? Todos los partidos tienen responsabilidad directa”, dijo el expresidente.

Los informes de cada partido.

El senador Marcos Otheguy presentó el informe del Frente Amplio donde básicamente sostuvo que no hay irregularidades ni ilícitos derivados del trabajo de la comisión investigadora, pero como se preveía asignó responsabilidad por el estado financiero de Ancap al ministerio de Economía bajo la titularidad de Danilo Astori.

Se preocupó de poner el acento en que el déficit de la empresa estatal se debió a que tuvo que hacer inversiones imprescindibles y que a la vez Economía no le permitió disminuir esos costos con el aumento de las tarifas.

En forma imprevista, el senador nacionalista Jorge Saravia hizo consideraciones políticas. Por ejemplo dijo que el Frente Amplio, acusando a la oposición de tratar de destruir a una figura política (Raúl Sendic), daña al Parlamento.

“No atacamos ni agraviamos o tratar de denigrar públicamente a nadie. Sí tratamos de que cometieron errores, horrores, asuman la responsabilidad”, precisó. “Estaría bueno que estuviera el vicepresidente (Sendic) en sala y no que contestaran otros por él”, reclamó.

A Ancap “la fundió el partido de gobierno, no solo Sendic Mujica y Astori, acá hubo delirios faraónicos con las inversiones”, disparó Saravia.

“No me vengan con que en 10 o 20 años van a dar ganancias, por favor muchachos…!”, añadió. “Los que gestionaron Ancap no debieran gestionar nunca más nada, ni un kiosko. Si hicieron la vista gorda es un acto de corrupción administrativa”, dijo. Con esta gestión “el partido de gobierno condenó a muerte a Ancap”.

El tercer informe fue presentado por el senador colorado Pedro Bordaberry, quien afirmó que constatar ilicitudes “no quiere decir que alguien vaya a ir preso”, ya que las ilicitudes pueden ser políticas o administrativas.

Sostuvo que el aumento de costos fue una parte muy menor del déficit, y que “lo que no se dice es que el aumento de la masa salarial fue muy superior al promedio de la administración pública”, y que eso también incidió en las pérdidas del ente. “Lo que da pérdidas son las inversiones que no dan rentabilidad”, enfatizó.

Bordaberry pidió al oficialismo que se anime a enviar algunas de las denuncias a la justicia, como la contratación de la flota de camiones para llevar la cal de Treinta y Tres a Candiota, la asignación de recursos a una radio que no funcionaba, que es propiedad de un dirigente de la lista 1001, la misma del director de Ancap que gestionó esos recursos.

El senador del Partido Independiente Pablo Mieres cuestionó de entrada a Sendic. “Es gravísimo que el señor esté allá en Cuba y no acá para que respondiera”, dijo.

Afirmó que en la gestión de los directorios de Ancap se puede identificar problemas de ineptitud, de negligencia, de irregularidades. “Hubo una pésima administración y un número importante de irregularidades, algunas de ellas con apariencia de delito”, subrayó Mieres.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)