¿HAY MACHISMO EN EL TRANSPORTE?

Mujeres al volante: barrera de género desata polémica

Controversia: ¿pueden conducir y cobrar boletos en buses?

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Todos los ómnibus de COME son manejados por hombres. Foto: M. Bonjour

Una explosión de protestas y apoyos ganó ayer las redes sociales después de las declaraciones que hiciera a El País el actual asesor del directorio de COME y expresidente de esa compañía, sobre las limitaciones que enfrentan las mujeres para trabajar como conductoras-cobradoras en sus líneas.

La empresa es una de las tres que podría absorber a parte de los trabajadores de la quebrada Raincoop, que cuenta con un 15% de mujeres en la plantilla.

Walter Pisciottano confirmó que en COME no hay mujeres trabajando en las plataformas de los coches porque el mecanismo de selección es muy exigente. Las dos que se postularon a lo largo de su historia, desistieron.

El mito de que las mujeres están impedidas de trabajar en la compañía porque "así lo establecen sus estatutos" fue desmentido por la empresa; pero aun así, la barrera que se verifica en los hechos desató una suerte de histeria en las redes.

Principalmente por Facebook saltaron a la vista las quejas. Ina Obdulia Borges escribió: "sea como sea para mí es discriminación!!! No hay vuelta que darle!!! Pero qué se puede esperar de un país de machistas y golpeadores !!!".

Lorena Vargas expresó que "en Copsa tampoco toman mujeres para manejar" y eso es machismo porque "hay muchas mujeres manejando ómnibus y lo hacen mejor que los hombres". Verónica Medina dio un paso más y sentenció: "Las mujeres no deberiamos viajar en esta compañia. Lamentable".

Erika Ferreira compartió su realidad: "Yo soy transportista hace 10 años. Mujer y madre de 3 niños y también trabajé en otras empresas a las cuales nunca falté por mis hijos. Es más, en un tiempo tuve que cumplir como madre, padre y trabajadora, y sé que una mujer, de quererlo, puede con más de un trabajo a la vez".

Valeria Nuñez armó una cadena de interrogantes: "¿Dónde están los sindicatos en estos casos que se hacen este tipo de discriminaciones? Esto no se puede dejar pasar, y la igualdad de género ¿dónde está?".

Tampoco faltaron voces femeninas a favor de COME. Anagálide Romero escribió: "Me van a criticar y a decir cómo puedo decir esto siendo mujer, pero el empresario mira su negocio; la mujer falta por embarazo, tiene licencias especiales, falta para ir a hablar con la maestra y falta si el nene se enferma...y eso al patrón sencillamente no le sirve".

Su comentario mereció 56 réplicas indignadas y algunos mensajes de hombres que expresaban: "Totalmente de acuerdo!!".

Una de las críticas a Anagálide provino de Liliana Marroche, que estampó: "Lamentable. Hay mujeres que son más machistas que los hombres".

Contrapunto.

En el otro bando, Michael Codina afirmó que "está perfecto, cada medida que utiliza la empresa Come es un bien. Ya que es una de las pocas empresas que da un buen servicio. Los coches pasan en hora, y los buses siempre limpios. Además la Sociedad Anónima puede tomar el personal que se le dé la gana".

En contra: directora de IMM y diputada.

La directora de Movilidad Urbana, Beatriz Tabacco (foto de arriba), dijo a El País que la IMM no discrimina y que ella no está de acuerdo con que no haya mujeres en condiciones de superar las altas exigencias que puedan oponerse para la conducción de un ómnibus. La diputada nacionalista Gloria Rodríguez, integrante de la Comisión de Derechos Humanos, declaró que ya está realizando un pedido de informes por la realidad de COME. "Es un acto de discriminación, una limitación al acceso al trabajo, más allá de que no hay una norma que los obligue a tomar mujeres. Se está lesionando también a las trabajadoras del transporte que desempeñan esa tarea en otras empresas. ¿Estamos diciendo que no están capacitadas? Es muy grave".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)