CERRO LARGO

Mujeres que deambulaban en Melo son primas y revelaron sus nombres

Se les tomó sus huellas dactilares y las enviaron a las autoridades brasileñas a efectos de corroborar su identidad con los nombres aportados a la Policía (que aún se mantienen en secreto).

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Hallazgo: las mujeres vestían harapos, no hablan ni comen. Foto: Silvia Techera

Finalmente, las mujeres que fueron encontradas deambulando por una ruta de Melo y de quienes no se tenían datos, revelaron su identidad y dijeron que son primas.

Lo manifestaron a la Policía y al equipo multidisciplinario del Ministerio de Desarrollo Social que trabajan en el caso.

El dialogo ahora se ha tornado más fluido, según las autoridades que tratan de extraer más datos que permitan determinar de dónde provienen y porque están indocumentadas, aunque cuando se insiste con el interrogatorio dejan de hablar y vuelven a balbucear palabras referidas a Dios.

Se les tomó sus huellas dactilares y las enviaron a las autoridades brasileñas a efectos de corroborar su identidad con los nombres aportados a la Policía (los que aún se mantienen en secreto).

Al momento se aguardará la resolución de la Justicia uruguaya pero todo parece indicar que serán llevadas al consulado brasileño en Uruguay.

Fuentes del Hospital de Melo, lugar donde permanecieron internadas, señalaron que se higienizaron por sus propios medios y que se están alimentando.

Dicen ser misioneras de Dios.

Mediante una entrevista del personal policial de la Unidad Especializada en Violencia Domestica de la Jefatura de Policía de Cerro Largo, las mujeres finalmente hablaron y lo hicieron portugués.

El Director departamental de violencia doméstica de la Jefatura de Policía, Dario Torres, dijo que “las mujeres en una entrevista casi a medianoche del miércoles dijeron que venían en nombre de Dios desde Brasil, evangelizando”.

Están en calidad de amparo en Uruguay y respondieron que vinieron caminando desde Río de Janeiro predicando palabras de fe.

Habría otra mujer en Río Branco y se trata de establecer si pertenece o no a este mismo grupo.

Para ayudar en la situación, un equipo de inmujeres del Mides viajó a Melo. Sandra Perrone, coordinadora del programa, se encarga de orientar al personal técnico local y explica cómo trabajar con mujeres extranjeras en situación de vulnerabilidad, como es el caso de las dos mujeres que caminaban por la ruta 26 desde la frontera a Melo.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)