MÁS COMPLICACIONES PARA EL REFUGIADO SIRIO

Mujer de Diyab internada por problemas cardíacos

Gobierno negocia traslado de expreso “con varios países”.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Espera: Diyab aguarda una respuesta del Poder Ejecutivo. Foto: F. Flores

La esposa del exprisionero de Guantánamo, Jihad Diyab, fue internada hace tres días en Turquía por un problema cardíaco. La salud de la mujer "es delicada", según dijo a El País el activista argentino-estadounidense Andrés Conteris, que acompaña al exrecluso en el apartamento desde donde hace unos 40 días está llevando a cabo una huelga de hambre en reclamo de que lo trasladen con su familia.

"Diyab está muy preocupado por la situación de su esposa. Ella está en un hospital de Estambul por problemas cardíacos", contó Conteris.

El activista manifestó que Diyab se mantiene comunicado con sus hijos (tiene un varón y dos mujeres), que le van dando los partes médicos de su esposa, a la que no ve desde hace casi 15 años.

Diyab fue encarcelado en la prisión de máxima seguridad en Guantánamo, sospechoso de falsificar documentos para la red Al Qaeda. En 2014 llegó a Uruguay como refugiado, luego de una gestión llevada a cabo por el gobierno del presidente José Mujica.

Traslado.

El Poder Ejecutivo negocia "con varios países del mundo árabe" la salida del exprisionero de Guantánamo. Optimistas, esperan para la semana que viene sus respuestas.

En tanto, el exrecluso continúa con la huelga de hambre, pero desde el lunes está ingiriendo líquidos.

El interlocutor entre los cinco exprisioneros de Guantánamo y el gobierno, Christian Mirza, habló con El País tras reunirse con el vicecanciller, José Luis Cancela, en la tarde de ayer. Contó que el Poder Ejecutivo espera con "optimismo" la respuesta "de varios países del mundo árabe, o no árabe pero musulmanes", a los que se le solicitó recibir a Diyab.

Mirza no quiso adelantar de qué países es que se espera una contestación, pero sí manifestó que son "varios" y dijo que en la lista no están Turquía (donde vive en un refugio la familia de Diyab), Siria (su tierra natal), Arabia Saudita ni Qatar, países que ya rechazaron recibirlo.

Cancela dijo ayer en conferencia de prensa que la "Cancillería va a hacer todas las gestiones que estén a su alcance" para trasladar a Diyab, pero aclaró que la decisión final depende de otros países.

Salud.

Mirza dijo que la salud del exprisionero es "aún delicada", pero "fue mejorando un poco" desde el sábado, cuando empezó a ingerir líquidos.

"Está un poco reanimado, eso es verdad; pero el cuadro sigue siendo delicado", sostuvo el interlocutor. Mirza se comunica a diario con los médicos de la Administración de Servicios de Salud del Estado (ASSE) que revisan al expreso.

Conteris, en tanto, que está residiendo con él, coincidió que "al tomar líquidos ya está un poco mejor".

Diyab está decidido a no volver a ingerir alimentos hasta que se lo ponga en un avión rumbo a un país en el que se pueda reunir nuevamente con su familia.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)