HIPÓDROMO DE LAS PIEDRAS

Un muerto y un herido tras feroz persecución y disparos

Joven jockey recibió una bala en la cabeza y está grave en el CTI

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Patrullero. Foto: archivo El País

Quince disparos terminaron este sábado con la vida de José Lenin Marano (45 años) y causaron una grave herida al jockey Nahuel Hernández Valiente (21), a menos de 600 metros de la salida del Hipódromo de Las Piedras.

El violento hecho ocurrió en Camino al Obelisco y Camino Las Tropas, luego de que el auto en el que viajaban Marano y Hernández fuera perseguido por dos motos hasta el límite entre Montevideo y Canelones. Allí, los perseguidores le cerraron el paso y efectuaron varios disparos contra la ventanilla del conductor. Una de las balas atravesó la cabeza del jockey, que fue trasladado al CTI de Médica Uruguaya. Marano, que conducía el auto, falleció en el acto de varios impactos de bala. En el lugar se encontraron nueve casquillos 9 mm.

José Lenin Marano tenía antecedentes penales. Estuvo preso por un delito de riña con resultado de lesiones y por transportar droga.

En 2008, fue detenido en el marco de la denominada “Operación Surubí”. La policía detuvo a dos vehículos en la Ruta 3 y confiscó más de 14 kilos de pasta base que transportaban. Ese procedimiento permitió desarticular una organización de narcotraficantes y contrabandistas que tenía la facultad de ingresar al país unos 300 kilos de pasta base al año, según se informó en la oportunidad.

Del mundo del Turf

Marano, ya en libertad, entrenaba caballos de carreras y era dueño de un stud. Conocía bien a Nahuel Hernández, que ayer de tarde había corrido en Las Piedras, montando a El Negro Morro en la tercera prueba. En esa misma carrera, Marano presentó a otro caballo.
Más tarde, Nahuel dejó el hipódromo y estaba esperando el ómnibus en la parada, para ir a visitar a su madre, cuando pasó Marano en auto y se ofreció a llevarlo a Montevideo.

El jockey se subió al asiento del acompañante, sin saber que el destino le tenía reservada una terrible prueba. Marano, en cambio, sabía que tenía enemigos que lo buscaban.

La víctima había sido objeto de otros atentados. A fines de 2014 le lanzaron una granada que no llegó a explotar y poco tiempo después desconocidos lo balearon pero sin llegar a herirlo, recordó ayer Telemundo.

Se informó que la Policía estudia posibles conexiones entre este hecho y un homicidio ocurrido hace ya tres años.

También se investiga la posibilidad de un ajuste de cuentas por temas vinculados con el narcotráfico, aunque todo está por ahora en el terreno de las hipótesis.

Nahuel Hernández, salido hacía poco tiempo de la Escuela de Jockeys de Las Piedras, había ganado su última carrera el 7 de julio en Maroñas, con la yegua argentina Vador Mix.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te puede interesar
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)