PREVENCIÓN DEL DENGUE

MSP no cumplió promesa de Vázquez por repelentes

Presidente anunció frascos gratis para los asentamientos.

El Sinae distribuyó repelentes solo en algunos casos. Foto: F. Ponzetto

  •  
20 feb 2017

El presidente Tabaré Vázquez anunció en el Consejo de Ministros abierto que se celebró en febrero del año pasado en Piedras Coloradas, en Paysandú, que se iban a brindar repelentes gratis a las personas que viven en barrios de gran vulnerabilidad social. "Vamos a dar a los ciudadanos de los asentamientos precarios gratuitamente el producto", declaró. Lo hizo días después se que se confirmara el primer caso de dengue autóctono en Uruguay. Lo mismo sostuvo el ministro de Salud Pública, Jorge Basso, en diciembre pasado, según figura en artículos publicados en la página web de Presidencia. Sin embargo, el MSP reconoció en una respuesta a un pedido de informes que no se cumplió con esta promesa.

El diputado nacionalista José Luis Satdjián fue quién presentó la consulta ante la cartera. Ante el cuestionamiento sobre "en qué zonas se entregó el repelente en forma gratuita", el MSP respondió que se hicieron donaciones al Sistema Nacional de Emergencias (Sinae), "quien se encargó de la distribución en el marco de las situaciones de emergencia por las inundaciones vividas en los primeros meses de 2016".

Es decir que no se entregaron en barrios de gran vulnerabilidad social, sino en esas zonas que fueron afectadas por inundaciones. La cartera tampoco especificó la cantidad de repelentes que se dieron, ni la marca, ni su composición química.

El Ministerio deja claro en otra de las preguntas, en la que se le pide detallar "cuáles fueron los requisitos para ser beneficiario de la entrega de ese producto", que este solo llegó a "personas que se encontraban en situación de riesgo epidemiológico a consecuencia de las inundaciones".

La cartera además, dijo que recibió donaciones de repelentes que fueron enviados al Sinae, pero no especificó la cantidad. Tampoco aclaró cómo es que se hace la distribución ni las zonas específicas a dónde se enviaron.

Más allá de las declaraciones del propio Vázquez, el año pasado, la directora de Zoonosis y Vectores del departamento de Epidemiología, Gabriela Willat, dijo a El Observador que se estudiaba la posibilidad de colocar dispensadores gratuitos de repelente en las zonas más críticas (Montevideo, el litoral y las capitales departamentales). Consultadas días atrás por El País, fuentes de la cartera descartaron que se vaya a implementar este proyecto.

No los dan.

Por otro lado, y según informó El País días atrás, pese a que ante la "muy alta densidad" del mosquito Aedes aegypti (transmisor de dengue, zika y chikungunya) en todo el país, las autoridades sanitarias instaron al uso de repelentes, ni las mutualistas ni la Administración de Servicios de Salud del Estado (ASSE) los entregan.

El repelente no forma parte de las prestaciones obligatorias, entonces los prestadores no tienen porqué brindárselo a los usuarios. Esto pese al "riesgo muy alto", que fue alertado en declaraciones a El País por la subsecretaria del MSP, Cristina Lustemberg.

Los precios van de $ 70 a casi $ 400. Las marcas y los formatos son muchos: hay en gel, cremas, aerosol, en barra, toallas húmedas y pulseras.

El Departamento de Farmacología Terapéutica de la Facultad de Medicina divide en tres los repelentes: los que contienen dietiltoluamida (DEET) —que son los más eficaces—, los que tienen aminopropionato —que suele estar disponible en los geles para bebés y en las toallas húmedas— y la citronela —que es el que está en las pulseras—. La Academia Americana de Pediatría advierte que repelentes que tienen una concentración de hasta 30% de DEET son los que pueden ser suministrados a niños.

Comentarios
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)
user-photo
Si no puedes leer la imagen de validación haz clic aquí
Pulse aquí para volver a la versión mobile.