UNA DÉCADA DEL FONASA

MSP buscará garantizar atención de urgencia sin importar prestador

Hay 350 convenios de complementación firmados y buscan más acuerdos.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Sucesión: el actual ministro de Salud posa junto a sus predecesores del FA. Foto: A. Colmegna

Cualquier habitante de Uruguay podrá atenderse, ante una urgencia, en cualquiera de los 43 prestadores de salud del país. Esta idea es la esencia de un proyecto que el Ministerio de Salud enviará al Parlamento la próxima semana.

La normativa busca garantizar la atención médica sin la necesidad de estar afiliado al centro más cercano a donde se encuentra la persona. Y, a la vez, apunta a que los prestadores se complementen en tecnología y servicios especiales.

La iniciativa cobra relevancia para cuando la persona está lejos de su domicilio. La idea es que "la atención de urgencia se pueda resolver sin ponerse a pensar cuántos kilómetros tiene que hacer para llegar a un lugar donde hay un convenio con la institución en la que está afiliado", resumió el ministro de Salud, Jorge Basso. El prestador del que es "socio" el paciente luego deberá reintegrar el dinero a quien ofreció el servicio, siempre en base a "precios de referencia", aclaró.

A diferencia de una emergencia, en que está en riesgo la vida (o clave uno en la jerga médica), en la urgencia la persona puede requerir una atención en el domicilio o en un sanatorio. Hasta la fecha, todos los prestadores están obligados a garantizar los primeros auxilios, pero el resto de las prestaciones se "negocia" con la institución a la que pertenece el usuario. Por lo general, la dirección técnica determina si prefiere enviar una ambulancia y hacer un traslado a su sede o bien opta por otra medida.

Según Basso, la ley es un paso más en la búsqueda de un "sistema más nacional e integrado". El ministro insistió con que la calidad asistencial no tiene relación directa con la cantidad de médicos, tecnología y prestaciones que tiene una institución y que no hay que confundir la "competencia" de mercado con el interés sanitario.

Las mutualistas "desconocen" el proyecto y se enteraron de él recién ayer, durante una jornada de evaluación a diez años de iniciada la reforma sanitaria. Según el presidente de la cámara de prestadores privados, Luis González Machado, "el texto tampoco pasó por la Junasa para su evaluación".

González Machado explicó que el ministerio ha actuado de esta forma en otras ocasiones y citó como ejemplo la iniciativa de instalar centros de referencia en el interior del país.

En reforma.

El plantel estaba completo: todos los ministros de Salud que fueron parte de la reforma sanitaria participaron ayer de una evaluación a una década de haberse impulsado el cambio. Fue necesario un combo de cuatro leyes, un partido con mayoría parlamentaria y varios cálculos para alcanzar al sistema actual.

Más allá de haber reconocido los logros de la reforma y de que al término de 2016 había 2.535.598 uruguayos asegurados, el ministro Basso planteó que el "sistema es perfectible".

En este sentido, el jerarca dijo que el énfasis estará puesto en mejorar la asistencia.

A los prestadores se les exigirán nuevas variables asistenciales para alcanzar las metas y también se incorporarán nuevas condiciones para el pago de las cápitas, más allá del sexo y la edad.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)