“La moto es para siempre; la fiesta es para un rato”, dicen

Las motos compiten con las fiestas de 15 en Melo

Ha habido una notoria disminución en la cantidad de fiestas de quinceañeras debido a la opción que ahora les ofrecen los padres. ¿Moto o fiesta?, es la pregunta que le hacen a las jóvenes meses antes de su cumpleaños de 15. Y a veces son las propias jóvenes las que presionan a sus padres para que el regalo sea la moto y no la tradicional y clásica fiesta.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
En Cerro Largo las quinceañeras van sobre ruedas.

"La moto es para siempre y la fiesta es por un rato", dicen las quinceañeras melenses a la hora de determinar cómo celebrar su aniversario. La fiesta, entonces, se transforma en una simple reunión familiar donde se le entrega a la joven la moto recién comprada.

De acuerdo con lo que informó María Cecilia Silva, principal de la chacra de fiestas Quinona, las fiestas de 15 han disminuido en un 50% debido a esta moda que han adoptado las chicas melenses.

"El termómetro que tenemos nosotros es el contacto permanente con los propietarios de salones sociales, en los clubes pero básicamente en las empresas que tienen a su cargo los servicios de fiestas como la nuestra", señaló.

María Cecilia Silva dijo que "las opciones para la quinceañeras en Melo son la moto o la fiesta y, en tercer lugar el viaje, aunque esta última posibilidad termina siendo casi siempre descartada".

Una moto del tipo "pollerita", que son las que están de moda en Melo, cuesta aproximadamente $ 30.000, y un servicio de fiesta tiene un costo superior en algunos casos, dependiendo de la cantidad de invitados y del servicio de catering que se elija", sostuvo; pero el costo no es la cuestión de fondo, sino la moda de la moto propia.

Para celebrar una fiesta de 15 "es necesario un lugar, discoteca, zapatos, vestidos, flores, decoración del salón, fotos, filmación, bebidas y el servicio de lunch", indicó, "y una moto solo se compra y ya está".

Los riesgos.

"Comprarle una moto es como darle un revólver". Esto dicen algunos padres, los menos, que se niegan de plano a admitir esa opción para su hija, ante el riesgo que implica debido a la enorme cantidad de siniestros en el transito que se originan día a día en las ciudades. La Intendencia solo autoriza a conducir motos a los mayores de 16 años, pero igualmente las jóvenes de 15 circulan sin el documento.

Parque en aumento.

La realidad es que esta situación genera en las calles de Melo una sobrepoblación de motos conducidas por menores.

La Intendencia tiene registradas cerca de 45.000 motos en una población de 51.830 habitantes.

El director de Tránsito de la Intendencia de Cerro Largo, Laudares Sánchez, dijo que la licencia de conducir "se otorga a partir de los 16 años y con la firma de los padres. Sin embargo, muchos manejan con 15 y no se los puede multar ya que no están facultados para conducir, aunque lo hacen. Lo único que podemos hacer es controlar y combatir ese fenómeno", señaló.

El parque de motos en Cerro Largo podría ser mayor, porque algunas están empadronadas en otros departamentos y otras, sencillamente, no están empadronadas.

Cerro Largo es uno de los departamentos con mayor tasa de fallecidos en siniestros de moto, y donde menos se controla el uso de casco.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)