4° EN RANKING REGIONAL

Mortalidad infantil consolidó mínimo

La mortalidad infantil descendió en la última década y se ubicó en 8 por cada 1.000 nacidos vivos, situación que ubica a Uruguay en el cuarto puesto de los países con mejor índice de América Latina. Los principales motivos de muerte están vinculados a patologías durante el período perinatal, prematurez y enfermedades congénitas y cromosopatías.

La Primera Infancia fue justamente uno de los seis objetivos sanitarios para este período, según informó el ministro de Salud Pública, Jorge Basso; "es un trabajo que implica un seguimiento en una población envejecida", dijo. La subsecretaria de la cartera, Cristina Lustemberg coincidió con Basso y atribuyó la disminución a las políticas de protección social como controles obligatorios a la embarazada y al bebé que no tienen costo alguno, o la mejora en la condición socioeconómica de las familias más vulnerables.

Según informó Lustemberg a la Secretaría de Comunicación de la Presidencia de la República, en 2016, fallecieron 376 niños. En 2007 la cifra superó los 500. El análisis del indicador se debe realizar en base a varios años, dado que si se considera solo un año puede haber errores en los cálculos como cuando en 2016 se aseguró que hubo 1.800 nacimientos menos.

La mortalidad infantil pasó de 7,50 a 7,99 cada mil nacidos vivos, entre 2015 y 2016. En marzo de este año, Salud Pública sostuvo que el aumento de ese entonces no era significativo y manifestó que este respondió a una caída estrepitosa en el índice de natalidad. De hecho, mientras 367 niños fallecieron en 2015, 376 lo hicieron en 2016. Son solo nueve más. El impacto en la tasa se debe a que mientras en 2015 hubo 48.926 nacimientos, el año pasado fueron 47.049 (1.877 menos).

La número dos del ministerio advirtió que "hay que aprender, como hacen los países desarrollados, que cuando baja la mortalidad a menos de un dígito hay que dejar de hablar de tasas y hay que hablar de tendencias", que en este caso sería a la baja. Agregó que "cada niño que fallece en nuestro país vale mucho".

Los controles a los bebé son obligatorios desde 2007 para detectar enfermedades congénitas. El laboratorio del Banco de Previsión Social (BPS) realiza más de 4.000 análisis por mes.

En 2008 se adhirió el screening auditivo, un estudio para detectar la hipoacusia congénita. Se trata de controles universales, gratuitos, obligatorios y de sencilla realización.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te puede interesar
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)