El concubino quemó un mueble con manchas de sangre y huyó en moto

Misterio en torno a la mujer del panadero desaparecida en Melo

La Justicia de Cerro Largo ordenó el viernes 30 el cierre de fronteras para el panadero Sergio Quiroga Pérez, concubino de Karina Souto Martínez (36 años), desaparecida hace casi 60 días en Melo.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
La panadería donde vivían Karina Souto y su concubino se ubica en barrio García. Foto: N.Araújo.

Desde el lunes 26, la Justicia busca al concubino de Karina, de 52 años, para interrogarlo sobre un mueble quemado en el horno de la panadería.

El jefe de Policía de Cerro Largo, José Olivera, dijo que las pericias iniciales realizadas por la Policía Científica en la casa de la pareja (donde también funciona la panadería) arrojaron la presencia de rastros de sangre en una mesa.

Cuando la Policía regresó días después para tomar una segunda muestra en esa madera, se encontraron con que había sido quemada en el horno de la panadería, agregó Olivera.

A las 8:00 de la mañana del lunes 26, el panadero abrió su comercio como todos los días.

Olivera indicó que el panadero habría surtido su moto con combustible y luego no se supo más de él. Agregó que, además, había una orden judicial de realizar una pericia en su automóvil.

Misterio.

No hay ninguna pista en relación a la misteriosa desaparición de Karina, quien desde el 14 de diciembre del año pasado no se encuentra en su hogar del barrio García en la ciudad de Melo.

La última vez fue vista por su concubino y su hija de 10 años. La Policía Científica de Montevideo tomó algunas muestras en los utensilios de la panadería. En la tarde del miércoles 28, concurrieron a la finca acompañados por el juez y la fiscal letrada departamental, a efectos de realizar un nuevo interrogatorio al concubino de Karina, conocida con el apodo de "Barbie", con quien estaba a punto de casarse. Sin embargo, el hombre se había escapado.

La hija de Karina, Lucía Souto (20) se comunico telefónicamente con ella desde Montevideo a Melo a mediados del mes de diciembre pasado. "Por favor, pido ayuda a toda la población. Estoy con mi hermana de 10 años aquí en Montevideo y estamos desesperadas por el paradero de nuestra madre", dijo Lucía.

El concubino de Karina fue indagado pero luego liberado en los primeros días de enero de este año. Negó que hubiese habido discusiones e incluso confesó que se habían jurado matrimonio.

Para que el accionar policial no quede estancado solamente ante la hipótesis de la desaparición por viaje, también se investiga un posible homicidio o suicidio. Los resultados del accionar de la Policía Científica estarían llegando en estas horas a efectos de precisar si la mujer está viva o muerta. Estos exámenes serán claves en la investigación.

La mujer desaparecida tiene otra hija de 10 años que por orden judicial fue entregada a Lucía, la hermana de 20 que vive en Montevideo.

Desaparición de "Barbie"impactó a los melenses

Desde hace más de un mes la población melense no deja de hablar del tema. Las versiones en los almacenes, comercios, oficinas y demás ámbitos públicos sostienen que la mujer fue incinerada en el horno de la panadería, después de muerta. Esos comentarios fueron desmentidos por el concubino Sergio Quiroga, quien realizó declaraciones al periodista Gustavo Eduardo Díaz del canal local 12 de Melo antes de desaparecer él también. En la nota periodística, Quiroga se defendió diciendo que la desaparición de su compañera no tenía explicación aunque ella, como trabajadora de la noche, solía ausentarse temporalmente. Aclaró que nunca existió ninguna discusión que haya llevado a la mujer a ausentarse y señaló que los comentarios y rumores habían afectado las ventas en su negocio.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)