LA SUCESIÓN

Miranda buscó respaldotras quedar cuestionado

El Plenario en el que renunció Raúl Sendic fue “tenso”.

Miranda reconoció en diálogo con la prensa que puso la renuncia arriba de la mesa. Foto: F. Ponzetto
Miranda reconoció en diálogo con la prensa que puso la renuncia arriba de la mesa. Foto: F. Ponzetto

Gritos y hasta llantos describen el clima tenso que se vivió en la sede del Frente Amplio una vez que Raúl Sendic anunció su renuncia. El presidente del Frente Amplio fue cuestionado y trató de que lo respaldaran, pero apenas consiguió apoyo "a la institucionalidad" de la coalición.

Miranda se enojó cuando el propio Sendic, a quien llegó a describir en el pasado como "un amigo", lo cuestionó en su alocución y le pasó factura por el desenlace de su caso a partir de un fallo del Tribunal de Conducta. "No responsabilizo a los compañeros de la Mesa Política que votaron para que se conociera el informe del Tribunal de Conducta porque no lo conocían, pero sí lo conocía el presidente del Frente Amplio", señaló Sendic ante el Plenario Nacional. El lapidario dictamen habla de una "conducta inaceptable" de parte del vicepresidente.

El cuarto intermedio de media hora que había solicitado Miranda duró más de tres. Primero por la confusión, no se entendía si Sendic había renunciado o puesto el cargo a disposición para que definiera el Frente Amplio. La discusión sobre esto se saldó cuando el vicepresidente anunció la renuncia en su cuenta de Twitter.

Primero se reunió el Secretariado y luego hubo varias reuniones bilaterales. Miranda llamó a Váz-quez y consiguió el respaldo y luego planteó la necesidad de que lo apoyaran desde los sectores.

Javier MirandaTodos los que tenemos un cargo tenemos la renuncia arriba de la mesa"

Fuentes de la coalición, confirmaron a El País que Miranda pidió el respaldo al sentirse cuestionado primero por Sendic y luego por dirigentes de la Lista 711 y de las bases. El choque con el sector de Sendic se produjo porque Miranda quería retornar al Plenario y el grupo del vicepresidente no.

La Lista 711 advirtió que si se insistía en tratar el caso de Sendic, se presentaría la lista de dirigentes frenteamplistas que usaron las tarjetas corporativas de Ancap. En ese momento se discutió si había clima como para regresar o no al Plenario y finalmente se optó por cerrar el tema con una declaración general de cuatro puntos que no contenía ningún tipo de sanción a Sendic.

Fuentes de la coalición dijeron que la renuncia estuvo arriba de la mesa, como el mismo Miranda reconoció en la conferencia de prensa que brindó tras el Plenario. "Todos los que tenemos un cargo, debemos tener siempre la renuncia arriba de la mesa", acotó.

La versión la cambió un día después en una entrevista con El Observador, donde negó que estuviera pensando en renunciar, tal como reconocieron fuentes políticas a El País antes del Plenario.

"Eso fue una publicación de El País, que opera políticamente como un órgano partidario. Insisto en que en cualquier puesto de conducción la renuncia está a disposición. Y esa debería ser la máxima", indicó Miranda.

Respaldo

Tras los cuestionamientos, Miranda recibió apoyo explícito del Frente Líber Seregni, el Partido Socialista y el Partido por la Victoria del Pueblo (PVP). El vicepresidente de la coalición y diputado José Carlos Mahía (Asamblea Uruguay) dijo que respalda a Miranda y lo actuado por el Tribunal de Disciplina.

"Me parece que centrar el tema en Miranda es una profunda injusticia y por otro lado perder el centro de dónde estaba ubicado el tema. El tema nunca estuvo ubicado en lo que dejó de hacer el presidente del Frente Amplio, sino en otro lado", señaló Mahía.

El delegado de Asamblea Uruguay en la Mesa Política, Sebastián Hagobian, dijo a El País que respalda lo actuado por el Tribunal de Conducta "por marcar la ética frenteamplista ante todos" y apoyó la conducción de Miranda "por actuar con responsabilidad y con un manejo serio como la situación lo ameritaba". "Fue una situación difícil, histórica y el presidente del Frente Amplio demostró estar a la altura de las circunstancias", indicó Hagobian.

El exsenador Alberto Couriel, integrante de Casa Grande, hizo un llamado a la unidad interna para superar el momento complicado por el que pasa el Frente Amplio.

El presidente de la coalición Javier Miranda pidió la palabra y no hizo comentarios, solo se limitó a preguntar si alguien quería hacer alguna consideración. Nadie habló y por lo tanto se entendió conveniente levantar la sesión del Secretariado que duró media hora.

El diputado socialista Gonzalo Civila dijo a El País que la renuncia del vicepresidente Raúl Sendic sorprendió a todo el Plenario y "cambió el eje de la discusión" que se centraba en una sanción.

"Una resolución que tenía un acuerdo importante perdió vigencia en relación a la situación que en el Plenario se había generado y en realidad Raúl se autoimpone la sanción más dura de lo que estábamos manejando", indicó.

Según Civila, el punto de valoración del Plenario fue que el informe del Tribunal de Conducta "no deja de tener sentido". "Habrá que valorar qué pasa con eso, si el caso en particular de Sendic se archiva y cómo se va a proceder". En ese sentido acotó que "es una discusión para otro momento cuando se vuelva a reunir el Plenario Nacional". El legislador aseguró que la decisión de Sendic de renunciar "cierra un capítulo" sobre el tema. "Habla bien del Frente Amplio tener estándares éticos que son más exigentes que los de la legalidad y también de la dignidad y valentía de Raúl, porque fue una decisión a la que no estaba obligado", remarcó Civila.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te puede interesar
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)