El polémico régimen chavista

Mirada uruguaya al insólito mundo electoral venezolano

Echan a delegados de las mesas; una mujer votó 100 veces el mismo día.

En Venezuela no hay forma de controlar que una persona vote una, dos o cien veces el mismo día. La propaganda oficialista es de "extrema violencia" y, además, comenzó antes de lo permitido por ley. La televisión estatal muestra todo el tiempo entregas de alimentos, de artículos escolares y hasta de viviendas como forma de favorecer a los candidatos oficialistas, y el gobierno trasladó a 30.000 efectivos militares que podrán votar de modo de mejorar las chances del chavismo en las elecciones legislativas que se llevarán a cabo el 6 de diciembre.

Todos los factores llevan a que la gente dude de que su voto vaya a ser efectivamente secreto y hacen que, en definitiva, los venezolanos desconfíen del sistema electoral. Esto lo denuncia el exministro de la Corte Electoral, Rodolfo González Rissotto, que estuvo en el país caribeño entre el 8 y el 25 de este mes en una misión de observación planificada por la organización internacional Idea, en el marco de un convenio con la Universidad Católica Andrés Bello, de Venezuela.

González Rissotto contó a El País que su actividad se centró en el importante estado petrolero del Zulia. Allí se entrevistó con oficialistas, opositores y exchavistas, y escuchó cómo una expartidaria del gobierno contaba que en la anterior elección presidencial votó 100 veces al mismo candidato, aprovechando que el padrón electoral no se ha depurado ni auditado en los últimos diez años.

"Recibimos denuncias de personas que sufragaron por muchas otras a través del llamado voto asistido (originalmente previsto para personas ciegas o analfabetas), por la ausencia forzada de los delegados opositores en las mesas", dijo González Rissotto, al señalar algunas de las irregularidades.

En la última elección presidencial, en la cual triunfó Nicolás Maduro, se comprobó que en muchos circuitos los delegados opositores fueron obligados a abandonar las mesas sobre las 14 horas, a pesar de que faltaban cuatro horas más de votación, consigna el informe de 32 páginas elaborado por la misión que integró González Rissotto. Las conclusiones del informe ponen en duda la transparencia del acto electoral y coinciden con otras denuncias realizadas en estos días.

"Hay enormes colas en los supermercados y en las farmacias, son personas que necesitan adquirir alimentos y medicamentos que no hay. Para acceder a la compra tienen que identificarse con la huella digital, y eso hace pensar a mucha gente que en las elecciones, como se utilizan captahuellas similares, podrán identificar su voto", señaló el exministro de la Corte Electoral uruguaya.

González Rissotto también contó que el oficialismo amenaza a quienes ocupan viviendas construidas por el Estado. Les dice que serán desalojados si no votan a los candidatos del gobierno. "Se les entregan viviendas pero no las reciben como propietarios, sino como ocupantes. Se instalan circuitos en los complejos habitacionales y se advierte que si en el escrutinio aparecen allí sufragios opositores, se van a retirar las viviendas a todos los habitantes del lugar", señaló.

Las encuestas reflejan que los venezolanos creen que la autoridad electoral favorece "absolutamente" al oficialista Partido Socialista Unido de Venezuela. En ese marco, al experto uruguayo, que fue ministro de la Corte Electoral entre 1996 y 2010, también le preocupa de gran manera que el día de la elección no se vaya a levantar el estado de excepción que afecta a un total de 38 municipios, y que implica que en esos lugares no puede haber actos proselitistas, además de que los movimientos de la población están limitados.

Sin garantías.

Para las elecciones del próximo 6 de diciembre hay 19,4 millones de habitantes habilitados para votar, y serán elegidos los 167 diputados de la Asamblea Nacional, que es el legislativo unicameral del país caribeño.

En Venezuela se utiliza el sistema electrónico. El elector se presenta en la mesa y se identifica presionando con un pulgar un lector digital. Si hay dificultades para verificar su identidad a través de este procedimiento, la mesa del circuito puede chequear la identidad con la huella de otro dedo, y el presidente de mesa tendrá la palabra final sobre si el elector puede votar o no.

Según González Rissotto, no hay forma de corroborar que la persona no vuelva a votar en otro lugar. Y además, como el dispositivo captahuellas identifica a las personas, hay votantes que temen sufrir represalias en caso de no votar a un candidato de filas oficialistas. A esto se suma otro elemento que es señalado en el informe de la misión de observación, y refiere a la proscripción de dirigentes opositores, tales como María Corina Machado, Daniel Ceballos y Enzo Scarano.

Y en ese escenario también hay que considerar el hecho de que en Venezuela no existe lo que en Uruguay se conoce como "cuarto secreto". La selección se hace en un lugar abierto, visible para los integrantes de la mesa. Aunque las manos del elector queden ocultas, si los delegados se acercan pueden observar qué opción elige el ciudadano.

El informe de la misión electoral también dice que el sistema es injusto porque sobrerrepresenta en escaños a los estados menos poblados en detrimento de los más habitados. "El sistema tiende a sobrerrepresentar a las entidades federativas de pequeña dimensión y a subrepresentar a las grandes, en particular a las zonas urbanas. Delta Amacuro con 220.040 habitantes, elige dos diputados nominales y dos por lista. Carabobo, con 2.484.515 habitantes, elige siete nominales y tres por lista. En consecuencia, el promedio de habitantes por diputado en Delta Amacuro es de 55.010, y en Carabobo es 248.451, casi cinco veces mayor", dice el texto.

Al respecto plantea: "La desproporcionalidad del sistema tiene doble impacto. Por una parte, otorga ventajas al partido que obtenga la mayoría. Por otra, beneficia a los partidos con fuerza electoral en las entidades más pequeñas. En las elecciones de 2010, ambos factores incidieron a favor del PSUV (oficialista), que con 48% de los votos obtuvo 59% de los escaños, es decir, 98 de 165 diputados", remata el informe.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)