SEGURIDAD DESDE EL AIRE

El Ministerio del Interior tendrá su propia flota aérea para hacer vigilancia policial

Dos aviones y tres helicópteros; pilotos compensados con $15.000 al mes.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Bonomi ha resaltado las varias ventajas de contar con patrullaje aéreo.

A partir de este año el Ministerio del Interior tendrá a su disposición una flota de tres helicópteros y dos aviones para vigilancia policial, un aspecto que en su momento le generó conflictos con la Fuerza Aérea que entiende que puede estar interfiriendo con sus cometidos.

La ley orgánica policial 19.315, aprobada el año pasado, le dio la potestad a la Policía de efectuar vigilancia aérea utilizando exclusivamente el espacio aéreo para tareas de observación y apoyo de las operaciones policiales en tierra. Para esto, el Ministerio creó la unidad de vigilancia aérea de la Policía Nacional que ya cuenta con dos aviones Cessna y prevé adquirir tres helicópteros que serán utilizados en la prevención y represión del delito mediante el patrullaje aéreo y con posibilidades de hacerlo en horario nocturno.

Los helicópteros son aptos para el patrullaje en horas diurnas.
Los helicópteros son aptos para el patrullaje en horas diurnas.

La Policía capacitó a su propio personal para volar los aviones y helicópteros de la fuerza. Los pilotos recibirán una compensación de $ 15.000 mensuales y los observadores de $ 10.000 mensuales por las tareas a llevar a cabo.

Helicópteros

Se proyecta comprar helicópteros Robinson 44, como los utilizados por la policía de Los Ángeles, en Estados Unidos. Uno de ellos, con equipamiento completo, costará US$ 1.000.000. Los otros dos helicópteros que no tendrán equipamiento completo aunque son aptos para vigilancia en horas diurnas costarán US$ 520.000 cada uno y el "overhaul" unos US$ 500.000.

Tienen un bajo costo de vuelo, comparado con los helicópteros de la Fuerza Aérea. Además, el mantenimiento y el "overhaul", es decir, su reparación total, es de muy bajo costo, según supo El País. En general, el "overhaul" se calcula en un valor del 50% del costo del helicóptero, pero en este caso, realizado en Estados Unidos, costará US$ 280.000.

En España, la Policía usa helicópteros de la línea Eurocopter, que tienen un costo aproximados de 5.000.000 de euros. Pero en la región la Policía también cuenta con flota aérea para el patrullaje y la vigilancia. En Argentina, por ejemplo, una parte de la Policía también utiliza la línea de Eurocopter y los están comprando, con equipamiento policial, en US$ 11.000.000.

El valor de hora vuelo de un Eurocopter es de entre US$ 1.500 y US$ 2.000 y el de un Robinson 44, incluido el "overhaul", es de US$ 250.

Pilotos propios.

El Ministerio del Interior capacitará 12 pilotos oficiales de Policía para el manejo de los helicópteros. Algunos de ellos ya tienen formación como piloto de avión y otros cuentan con experiencia en helicópteros.

Esta capacitación básica llevará aproximadamente dos meses. Luego se comenzará con la parte teórica tanto para pilotos como para observadores.

El Ministerio prevé que el primer helicóptero equipado estará en condiciones de volar ya este mes de enero. Las otras dos naves con equipamiento básico llegarán en febrero, de manera que entre abril o mayo la Policía tendría los tres helicópteros y los dos aviones en condiciones de vuelo.

El avión Cessna 182 es para piloto, copiloto y dos observadores. Tiene una velocidad limitada y una autosustentación suficiente como para poder hacer un buen trabajo de observación. Hoy ya opera como "Águila Uno". En tanto el segundo avión previsto para las tareas de vigilancia policial es el Cessna 210 que fue incautado al narcotráfico. El objetivo es utilizarlo fundamentalmente para el desplazamiento de policías al interior del país, para el traslado de la policía científica y para algunas unidades que requieran algún tipo de apoyo en particular ante alguna circunstancia que se presente.

Lo que "no se ve" desde la tierra

El ministro del Interior, Eduardo Bonomi, ha resaltado en distintas oportunidades las ventajas de contar con un patrullaje aéreo. Para explicarlo ha reiterado una anécdota que le ocurrió en uno de los vuelos que participó de patrullaje aéreo. Según relató: "a los cinco minutos vimos una casa con una habitación a la que le faltaba el techo y en la que estaban desguazando autos". El caso, de acuerdo al ministro, demuestra que hay situaciones que son difíciles de detectar desde la superficie, pero que una vez vistas desde el cielo es fácilmente disponer de un operativo que las combata.

Incautado a narcos, ahora custodiará

n Uno de los dos aviones que utilizará el Ministerio del Interior para concretar la vigilancia aérea a partir de mayo es el Cessna C210 que fue incautado al narcotráfico en 2013. La Junta Nacional de Drogas entregó el año pasado el aeronave, la séptima interceptada mientras cometía actos vinculados al narcotráfico, para usarla en tareas productivas para la cartera. El Cessna Centurión 210 aterrizó el 29 de julio de 2013 en el aeropuerto de Santa Bernardita, de Durazno, tras ser interceptado por orden judicial cuando volaba sobre espacio aéreo uruguayo, según informó en ese entonces Presidencia. La aeronave no contaba con la documentación necesaria para la aeronavegabilidad y el motor no poseía el número de serie, ya que había sido extraído. El operativo desplegado en ese entonces demostró a su vez que la aeronave estaba sirviendo como escolta de una maniobra que abarcó 478 kilogramos de marihuana que, posteriormente, fueron incautados en Rocha. Ahora, lejos de las drogas se usará para trasladar a la policía por el país.

La ley orgánica policial

El año pasado fue aprobada la ley 19.315 conocida como la "Ley Orgánica Policial", elaborada en 1971. La misma estuvo encajonada dos años antes de comenzar a tratarse. La ley tuvo resistencias del Sindicato Único de Policías del Uruguay. La idea base de la ley es que la Policía está para proteger las libertades de las personas y disuadir inconductas y luego reprimir ante desbordes.

Tareas con polémica ministerial

La vigilancia áerea policial ha despertado polémica en la interna del gobierno, ya que el Ministerio de Defensa consideró que esa tarea está bajo su jurisdicción. Sin embargo, el ministro del Interior, Eduardo Bonomi señaló que "la vigilancia aérea del punto de vista policial es completamente diferente de lo que puede ser la vigilancia militar", porque es "distinto lo que un policía busca en el aire".

un hangar especialen melilla

n El Ministerio del Interior inauguró sobre septiembre del año pasado un hangar especial ubicado en el aeródromo de Melilla Ángel Adami para guardar las aeronaves previstas para utilizar en el operativo de vigilancia por aire. La primera en "dormir" en el lugar fue el "Águila Uno", un avión Cessna 182, que ya ha participado de operativos previstos por la Policía.

Hay apoyo de drones "Colibrí"

El Ministerio del Interior ya incorporó a su vez pequeños drones (vehículos aéreos no tripulados) para las tareas de vigilancia. Los artefactos denominados "Colibrí" demandaron una inversión de unos US$ 65.000. Según informó el Ministerio los drones están especialmente preparados porque deben cumplir "misiones" diferentes a las de los aparatos que se utilizan comercialmente.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)