Policía busca auto que circulaba cerca de la camioneta el 17 de mayo en Sayago

Milvana: nueva pista en videos

La Policía ha peinado durante varios días la zona de Sayago donde apareció quemada la camioneta blanca de Milvana Salomone, la médica desaparecida el 17 de mayo, revisando filmaciones de cámaras de seguridad de comercios y estaciones de nafta.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Familiares y amigos marcharon bajo la consigna: "Milvana debe aparecer sana y salva". Foto: D.Fontes.

Identificar un auto de color oscuro que circuló a poca distancia de la camioneta Kia Sportage de la médica, por varias calles de esa zona de Montevideo, es el objetivo de los investigadores.

Ese vehículo, según supo El País, cargó nafta en una estación de servicios de Sayago. Según testigos, el auto también se encontraba cerca de donde apareció la camioneta incendiada de Salomone, en la calle Arturo Recalde, entre Oliveras y Aranguá. Se presume que podría haber sido utilizado por los delincuentes para huir del lugar.

Efectivos de la División Táctica, unidad que depende directamente del jefe de Policía de Montevideo, Mario Layera, obtuvieron, al menos en tres puntos de ese barrio, filmaciones de la camioneta antes de ser incendiada.

Así fue constatado por El País en una recorrida realizada por varios comercios del área, y por testimonios de residentes de la zona.

Dos filmaciones fueron entregadas a la Policía por propietarios de estaciones de servicio y una tercera fue suministrada por una compañía ubicada sobre Camino Edison.

Gracias a esas filmaciones y contactos con decenas de personas, los investigadores consideran que el vehículo de Milvana llegó al barrio Sayago entre las 19:20 y las 20:30 horas, poco antes de ser reportada como incendiada.

A las 9 de la noche del domingo 17 de mayo, un vecino de la calle Arturo Recalde salió de su casa y no vio a la camioneta ni ningún otro vehículo estacionado en la cuadra. Cinco minutos después, la pareja de ese vecino observó cómo la Kia Sportage se incendiaba frente a su vivienda. Asustada, corrió hacia los fondos y llamó a los bomberos y a la Policía.

La principal hipótesis de la investigación sostiene que la camioneta arribó a Sayago desde el Parque Batlle —el barrio

donde reside la médica— y luego rodeó el Parque Batlle, siguió por Garibaldi, Bulevar Artigas, Luis Alberto de Herrera y Batlle y Ordóñez.

Luego, al llegar al barrio Sayago, dobló por Marconi o Molke, a la derecha, hasta Camino Edison y luego dobló por Lafayette o Gustavo Adolfo Bécquer.

La camioneta recorrió unos 200 metros por Camino Máximo Santos y luego se detuvo a contramano sobre la calle Arturo Recalde. Minutos más tarde, el vehículo se transformó en una bola de fuego.

Arturo Recalde es una pequeña callejuela muy tranquila de Sayago. En un extremo "muere" en el terreno de una fábrica situada sobre Camino Máximo Santos y en el otro termina en José Batlle y Ordóñez (ver mapa).

Despliegue.

Según comprobó El País, la Policía efectuó un exhaustivo trabajo en toda esa área de Sayago. Los equipos "peinaron" toda la zona alrededor de donde apareció la camioneta. Se trata de un perímetro delimitado por Coronel Raíz, Marconi, José Batlle y Ordóñez y Edison.

El propietario de una estación de servicio de Sayago abandonó su escritorio y dejó trabajar a los investigadores policiales durante varias horas. Al finalizar la tarea, uno de los policías llevó parte de la filmación a su unidad.

Poco después regresó porque la grabación "tenía un virus informático", dijo. En cuatro días, los policías revisaron otras tres veces las filmaciones de esa estación de servicio.

En otra estación, los investigadores también pidieron ver las filmaciones. En los videos aparecieron varias camionetas similares a la de la profesional. "Pueden ser también de vecinos de la zona", dijo un empleado de la estación a El País.

La investigación apunta ahora a ubicar la matrícula de un auto oscuro, quizás de color negro, que fue apreciado en algunas filmaciones.

Si no puede ver la imagen haga click aquí 

Alerta.

El viernes 29, tras finalizar un acto en la Escuela Nacional de Policía, el subsecre-tario del Ministerio del Inte-rior, Jorge Vázquez, dijo que las autoridades se han "preocupado mucho" por el tema de los secuestros en Uruguay y que en los últimos años se ha capacitado a la Policía para mejorar los niveles de investigación.

Indicó que las autoridades de la cartera están "en alerta" por los casos de secuestros que vienen ocurriendo en los últimos dos años en la región y que es "una de las posibilidades" que este tipo de delito se esté extendiendo a todo el país.

"La modalidad del secuestro en todas partes del mundo en algún momento aparece, sobre todo en lo vinculado a las personas que están en el mundo delictivo", explicó Vázquez.

Si no puede ver la imagen haga click aquí 

Expediente.

La carátula judicial del caso Milvana todavía refiere a su "desaparición". Hasta el momento, solo declararon en el juzgado a cargo de la jueza penal Dolores Sánchez cuatro personas por el caso: el esposo, un hermano, el hijo de 12 años de Milvana y una amiga íntima.

En las indagatorias, la jueza Sánchez apuntó a saber si Milvana había enfrentado algún juicio por mala praxis o un problema con alguna paciente; si hubo amenazas a la familia y cómo podía haber reaccionado en caso de un ataque por parte de delincuentes. Al hijo, la magistrada le preguntó cuáles habían sido los últimos contactos que había mantenido con su madre. Este le respondió que el 17 de mayo había concurrido al partido clásico con su padre y que habían hablado en varias oportunidades en las primeras horas de la tarde.

Las hipótesis policiales no descartan ningún móvil en el caso: un presunto homicidio, un secuestro o un intento de rapiña que pudo haber culminado con un desenlace fatal, o una posible venganza.

Con el pasar de los días, la hipótesis de un secuestro para cobrar rescate ha perdido fuerza, ya que no hubo contacto con la familia en todo este tiempo. Lo mismo ocurre con la rapiña, ya que se hallaron vestigios de dinero y la carcaza de la tablet de la médica dentro de la camioneta quemada. Se mantiene la hipótesis de homicidio o de una posible venganza. De ahí el interrogatorio judicial a sus allegados.

La desaparición por voluntad propia tampoco tiene mucho asidero. Un elemento que lleva a descartar la desaparición voluntaria es que Milvana tiene un hijo de 12 años y, según sus allegados, "ella es muy familiera e incapaz de dejar a su esposo e hijo en un trance de esas características".

Un grupo de Facebook creado hace un par de días, denominado "Buscando a Milvana", recuerda que la profesional cumplirá 48 años el próximo 6 de junio.

"Ella es de estatura media, tiene ojos y cabello negro. Es amable, gentil, muy alegre y por sobre todas las cosas irradia mucha energía. Es una mujer maravillosa que ha ayudado a muchas personas con total disposición tanto en situaciones cotidianas como en otras bastante duras", agrega la red social". El sitio tenía 16.781 seguidores ayer, un día que la familia Salomone vivió con un dolor adicional, al producirse el fallecimiento de la madre de la médica, quien padecía una grave enfermedad desde tiempo atrás.

El viaje de milvana comenzó en Florida.

Una filmación de una estación de servicio de Ancap, ubicada a la salida de la ciudad de Florida, muestra la camioneta de Milvana Salomone a las 17.08 horas del domingo 17. La mujer cargó mil pesos de súper. Allí compró cereales, una bolsa de garrapiñada y una bandeja de merengues. En la Ruta 5 tuiteó, en alusión al buen clima: "Mayo boreal". Llegó a su casa en el Parque Batlle, pasó frente a la casa y siguió. La señal de GPS del celular de Milvana dejó de emitir a la altura de Bulevar Artigas y avenida Garibaldi.

"Se hizo un silencio total al vernos pasar rezando"

En la mañana de ayer, se realizó una marcha en torno a la plaza Asamblea de Florida en la cual decenas de personas tomadas de la mano fueron rezando el rosario por la pronta aparición de la doctora Milvana Salomone. Familiares, amigos y otros floridenses conmovidos por el caso se dieron cita a las 10 de la mañana, en medio de la neblina y el frío para pedir por la ginecóloga que lleva ya 15 días desaparecida.

Los sábados por la mañana hay feria en la plaza Asamblea, ubicada frente a la Catedral de Florida. Por eso, es común que haya ruido, movimiento, parlantes, vendedores anunciando sus ofertas a gritos y bullicio de vecinos.

Daniella Fontes, una de las personas que participó de la marcha, contó a El País que durante el tiempo que duró el recorrido, nada de esto se escuchó. "Se hizo un silencio total. Fue imponente el respeto de la gente. Paraban los autos, se apagaron los parlantes, quedó un silencio completo", transmitió.

Al completar la vuelta y arribar a la catedral, encontraron a más personas que se sumaron a la oración e ingresaron juntos al templo central de la ciudad.

En total, fueron unos 120 los fieles que se congregaron, según estimaciones de los presentes. El párroco Giovanni Chinchilla, colombiano de origen, presidió el momento de oración con palabras de afecto y apoyo a los seres queridos de la ginecóloga.

Al tiempo que se realizaba la oración, los familiares despedían a la madre de Milvana Salomone. Víctima de una enfermedad terminal desde tiempo atrás, perdió la vida en la mañana de ayer.

El delicado estado de salud de su madre era uno de los motivos por los que la médica viajaba a Florida con frecuencia en el último tiempo. Por esa causa fue que estuvo en la capital departamental el domingo 17 de mayo, cuando desapareció.

En Montevideo, en la parroquia San Juan Bautista del barrio Pocitos, también realizaron un rato de oración por la médica el viernes de noche.

Casi 17.000 personas se han adherido a la página de Facebook "Buscando a Milvana". Cada hora cientos de personas dejan allí sus mensajes de apoyo, deseos de que pueda encontrarse y escritos de contención para la familia, especialmente tras la pérdida de la madre en el día de ayer.

Los mensajes llegan desde departamentos de todo el país e incluso de uruguayos en el exterior. LETICIA COSTA

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)