RETRASOS EN LA TEJA

US$ 10: de sobrecosto en obras de refinería

Las obras de mantenimiento de la refinería de La Teja que comenzaron en febrero y debían estar terminadas el 1º de junio recién estarán culminadas en setiembre lo que implicará un costo adicional para Ancap de al menos US$ 10 millones, dijeron a El País fuentes de la empresa.

Foto: F. Ponzetto

  •  
12 ago 2017

Las obras comenzaron el 1º de febrero y ya en abril se detectó un atraso importante debido a los paros del sindicato del ente que protestaba contra la reforma de su servicio médico. La idea inicial de Ancap era que el mantenimiento estuviese terminado el 1º de junio. Los trabajos comenzaron en febrero.

Mientras se realizan las obras, Ancap debe importar combustibles. Una refinería como La Teja, que tiene ya varias décadas de construida, necesita que se le realice un mantenimiento cada cinco años. El último había sido hecho en 2012. En los que se están desarrollando ahora trabajan 1.900 personas.

Por otro lado, se están firmando los convenios para el retiro de unas 60 personas que trabajaban en empresas que daban servicios de jardinería y seguridad en las plantas de cemento de Ancap a las que el ente les pagará un incentivo. Ancap pretendía que se retirasen más de 100 personas, pero se quedó a medio camino.

La división de cementos de Ancap perdió en la última década US$ 207 millones. Ancap definió a comienzos de año un plan para que esta rama de negocios llegue a un punto de equilibrio en 2018. Para ello, se propone reducir los costos de las plantas este año y el próximo en US$ 20 millones. Se espera que este año la división termine con un nivel de pérdidas similar al de 2016 (más de US$ 20 millones). Por ahora, Ancap no está exportando.

En la planta sanducera de cemento de Ancap trabajaban, en febrero pasado, 125 personas que no integran la plantilla del ente, 105 en la misma condición lo hacían en Minas y 57 en la de Manga. En las cercanías de la planta de Paysandú están depositadas en contenedores las piezas de un horno de cemento que fue comprado en 2012 por alrededor de US$ 80 millones y que no ha sido instalado. Por ahora, Ancap descarta hacerlo por su elevado costo.

La producción de cemento en Ancap tiene costos que equivalen al doble de los que enfrentan sus competidores, el principal de los cuales es "Cementos Artigas", de capitales españoles.

Comentarios
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)
user-photo
Si no puedes leer la imagen de validación haz clic aquí
Pulse aquí para volver a la versión mobile.