MEDIDAS SINDICALES

Militares no piensan en "desacatar" la reforma

Manifestaron “gran preocupación” por anuncio oficial pero prometen “respeto a la institucionalidad”.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
El proyecto de reforma ingresará al Parlamento la semana próxima. Foto: F. Flores

El gobierno tiene la firme decisión de reformar la caja militar. Así lo trasmitió el presidente de la República, Tabaré Vázquez, a los comandantes en Jefe de las Fuerzas Armadas. "No se puede seguir con el déficit que se tiene hoy", manifestó el jefe de Estado en varias reuniones. Por eso, en las próximas semanas enviará al parlamento un proyecto que quitará beneficios a las jubilaciones de los militares retirados.

El mandatario adelantó la decisión el jueves en una entrevista periodística con el programa "En la Mira" que se emitió pro VTV. El anuncio despertó la molestia de las fuerzas castrenses. Algunos de ellos hicieron públicas sus discrepancias, y ayer se reunió la mesa representativa de los Centros Sociales Personal Superior y Subalterno para discutir la situación.

El vocero del centro, general (r) Heber Fígoli dijo ayer de noche a El País que existe una "preocupante expectativa" por los anuncios de Vázquez. Sin embargo, descartó que ante la aprobación de las modificaciones al régimen jubilatorio se tomen acciones por parte de los oficiales retirados o personal en ejercicio.

"El no compartir las medidas no implicará que se tomen acciones. Apego total a la institucionalidad. Apego a la Constitución, a la ley. Todo dentro de la ley, nada fuera de la ley. Todas nuestras organizaciones hemos sido muy cuidadosos del respeto e indudablemente por la institucionalidad. Y no vamos a ser nosotros los que a través de comentarios, de acción u omisión, provoquemos una situación de ese tipo. Todo lo contrario", declaró el vocero Fígoli.

El presidente Vázquez adelantó que se recortarán los beneficios a los militares con la reforma de la caja militar.

"Se quita el beneficio, por ejemplo, la posibilidad de retirarse con un grado superior. Se limita el tope máximo de la jubilación, y se equipara el mismo con el que tiene la caja policial", detalló.

El presidente dijo que el proyecto ha sido muy negociado dentro del gabinete ministerial, y en dialogo con los tres comandantes en Jefe de las Fuerzas Armadas. Admitió que existieron diferencias pero se logró consensuar una propuesta final.

El proyecto será enviado al parlamento y podrá sufrir modificaciones de acuerdo a las negociaciones legislativas. Vázquez también admitió que sobre este tema hay diferencias en el Frente Amplio.

Desde el Ministerio de Economía se espera que la reforma tenga pocas modificaciones, y de haberlas, no sean de fondo. Incluso en el gobierno son conscientes que las discusiones serán complejas ya que el partido de gobierno no tiene los votos necesarios para aprobarla por cuenta propia.

El diputado Gonzalo Mujica —que se declaró independiente y no responde al mandato de la coalición de izquierda— dijo que no apoyará la reforma. Ese voto será suplantado por el diputado Eduardo Rubio de Asamblea Popular.

A su vez, el senado tiene otro proyecto que plantea un nuevo impuesto para los militares. Esta propuesta no logró los consensos en la bancada oficialista y fue descartado a fin del año pasado.

Sin embargo, algunos sectores oficialistas pretenden ponerlo nuevamente a discusión para lograr recortar aun más los beneficios a los militares.

Desde el gobierno se afirmó que esperan que se apruebe la reforma a la caja militar, la que que solo afectará a los nuevos jubilados de ese sector. No a las pasividades y jubilaciones ya existentes.

Fígoli dijo ayer que estarán muy atentos a lo que acontezca. Indicó que están en un ambiente en el que necesitan "certezas y pistas más claras para reflexionar y establecer argumentos firmes".

"Nuestro personal superior subalterno, nuestros jubilados y pensionistas tienen que tener en su actividad y su pasividad una vida digna. Lo merecemos, son derechos adquiridos y obviamente tenemos que pensar en el estado de la nación. Incluso pensar en aquellos que quieran ingresar a la hermosa profesión de las armas. Tampoco nos podemos olvidar del futuro", opinó.

El general retirado dijo que con lo poco que saben de la reforma tiene claro que el gobierno está confundido. Fígoli dijo que no se trata de una caja militar, sino de un sistema de pensiones y jubilaciones que no tiene autonomía financiera. "Por eso no se puede hablar de déficit", puntualizó.

El gobierno sostiene que la caja militar tiene un déficit anual de más de U$S 400 millones.

Los jerarcas de gobierno que trabajaron en la propuesta de reformar el sistema son conscientes que esa pérdida no se podrá solucionar de inmediato, ya que solo afectará a los nuevos jubilados y pensionistas la quita de beneficios.

"Si las modificaciones implican reduccionismo para contar con modernos conceptos de guardias nacionales que son apenas la cosmética, lo simbólico de Fuerzas Armadas capacitadas y entrenadas para la defensa nacional, si esa figura se pierde por intereses meramente economicistas, nuestra mirada, nuestra voz va a ser de respetuosa crítica y de planteos formales", adelantó Fígoli.

El vocero aclaró que su actitud será siempre respetando la institucionalidad y la línea de mando.

ASÍ LO VEN EN EL PARLAMENTO.

"Desconocimiento de Tabaré Vázquez"

"Hay que leer el texto del proyecto. Hubo generalidades en lo que dijo Tabaré Vázquez, propias del desconocimiento. Porque no es verdad que se jubilan con un grado superior. Para que suceda eso, tiene que haber una cantidad de condiciones. Deben tener determinados años de servicio, entre otras cosas. Solo el 40% de los militares se retiran en esa condición de un grado más, o sea que el 60% no se jubila con ese beneficio", dijo el senador nacionalista Javier García, integrante de la Comisión de Defensa del Senado. Según García, "la gran pregunta es si va a haber un impuesto". "En Defensa no hay liderazgos ni rumbo, por eso se enfrentan los problemas de recursos; esto es muy simple: el gobierno necesita plata".

"Afectará a las jubilaciones altas".

"Creo que Tabaré Vázquez planteó premisas básicas que son las que creemos que hay que tomar en cuenta. Todavía tenemos que ver el proyecto y en base al texto cuáles son las proyecciones que tiene el gobierno sobre los impactos en las cuentas y en las jubilaciones. Lo claro es que hay que hacer una reforma y sabemos que va a afectar a las jubilaciones más altas y en los rangos más altos de los militares", dijo a El País el senador del Frente Amplio Leonardo De León, presidente de la Comisión de Defensa de la Cámara Alta que espera el proyecto oficial. El legislador justificó la reforma: "El Ejecutivo tiene proyectado que para este año va a tener que destinar US$ 470 millones por lo que sí o sí hay que pensar en adoptar una reforma".

"Si es similar es un castigo durísimo".

"Si los efectos del proyecto son similares a los que vino la vez anterior que planteaba un impuesto es un castigo durísimo a las jubilaciones militares. No solo no tuvo consenso, sino que no tuvo mayorías. Tabaré Vázquez nos anunció que para diciembre del año pasado iba a venir un proyecto general para la modificación del fondo de retiro de los militares. Nunca lo mandó. Ahora, si el que viene es similar al anterior no lo vamos a acompañar", dijo a El País el senador colorado José Amorín Batlle. Según el legislador, el ministro Astori "hizo un agujero, gastó de más y está viendo de dónde agarrar; vio a los militares y dijo vamos a sacarle US$ 40 millones a los retirados porque calculé mal y vamos a tener menos ingresos".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te puede interesar
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)