VIDEO

Miles de liceales sin tener clases

El IAVA y el Bauzá no recibieron a los alumnos de 4° porque la mayoría no están inscriptos

Dos cuadrillas, una formada por las autoridades de la educación y otra por los sindicalistas de Secundaria, salieron ayer a recorrer liceos en el primer día de clases. Para el gobierno casi no hay nada fuera de lo normal, para los trabajadores el inicio de cursos es un caos.

El sindicato sostiene que 5.000 alumnos no iniciaron las clases: los que pasaron de 6° de escuela a 1° de liceo, pero no confirmaron su inscripción; los que llegan de colegios privados y no figuran en la lista de ninguna institución; y aquellos que deberían cursar 4° y no fueron anotados.

Los liceos IAVA y Bauzá, dos de los más grandes del país, enviaron ayer a los alumnos de 4° año para su casa, ya que la mayoría no figura en las listas. En el Bauzá se pudo ver largas filas de estudiantes anotándose. Solo en la mañana, según cifras del sindicato, 600 jóvenes fueron a inscribirse.

Hoy por hoy hay grupos de 15 alumnos en 4°, pero el sindicato calcula que cuando se terminen de anotar los alumnos van a ser de 35 o 40.

Esta situación se dio porque recién el jueves el nuevo programa informático de la Administración Nacional de Educación Pública (ANEP) habilitó la inscripción para los jóvenes de 4° que rindieron exámenes en febrero —los grupos hasta ahora están conformados solo por los que pasaron de 3° en diciembre y los que repitieron 4°. "Es decir que están solo los que menos capacidad tienen y los cracks", comentó un profesor del Bauzá a El País.

"La gran mayoría de los padres no pudieron ir el jueves o el viernes a anotarlos, entonces fueron hoy (por ayer)", dijo en tanto a El País el dirigente de la Federación Nacional de Profesores de Enseñanza Secundaria (Fenapes), Julio Moreira.

Los adscriptos del Bauzá pidieron al Consejo de Educación Secundaria (CES) que las clases en 4° año comenzaran la semana que viene, para poder ordenar esta situación, pero las autoridades se negaron. Ayer el núcleo base del gremio en la institución evaluaba la posibilidad de ocupar.

El panorama dentro del IAVA es similar, a diferencia de que los trabajadores se negaron directamente a armar los grupos hasta que esté lista la nómina completa de estudiantes de 4°.

El liceo N° 22, de La Teja, en tanto, fue ocupado. Los profesores se quejan de la actual infraestructura y acusan al CES de no cumplir con su promesa de efectivizar una mudanza antes del inicio de cursos.

Secundaria ya decidió que el actual liceo N° 22 se demolerá y se construirá allí uno nuevo. Y le comunicó a los docentes que mientras se hace la obra la institución será mudada a tres lugares distintos, dos anexos y un terreno baldío en el que se colocarán contenedores. El núcleo base del sindicato en la institución no está de acuerdo con ir a uno de los anexos, donde ya funcionaban algunas clases años atrás y que fue cerrado por pedido de los docentes puesto que la construcción tiene salones sin ventanas.

El plan de las autoridades es hacer la mudanza en mayo e iniciar las obras en octubre. El gremio tampoco acepta eso, y pide más celeridad. A última hora las autoridades prometieron una solución y se levantó la ocupación.

El liceo Miranda tampoco abrió sus puertas ayer, debido a que los profesores se niegan a trabajar hasta que se arreglen los problemas edilicios, sobre todo dos baños que dicen que están inutilizables.

Los sindicalistas también bloquearon el inicio de clases en el liceo N° 4 de Treinta y Tres, en el N° 16 del Prado, el N° 36 de Paso de las Duranas, el N° 1 de Barros Blancos y el N° 9 de Colón. Todos ellos por problemas con los cuartos años.

Sin docentes.

La dirigente de Fenapes Catherine Maldonado dijo a El País que "también hay varios grupos que se crearon a último momento por la superpoblación y que no tienen ningún profesor asignado".

La sindicalista señaló que las cifras que dio el CES la semana pasada, sobre que el 95% de los cargos docentes ya habían sido tomados, no incluyen a los profesores que faltan para estos nuevos grupos.

Fenapes también denunció la falta de personal en varias instituciones educativas. Es el caso del liceo N° 46, de Paso de la Arena, donde advierten que hay superpoblación. Hasta ayer las listas tenían 32 estudiantes por grupo, pero el viernes pasado se inscribieron otros 50 alumnos, con lo que Moreira advierte que los grupos de primero van a quedar "de entre 35 y 37 estudiantes".

El dirigente dijo que con esta situación se precisa "al menos una adscripta más por turno" y "psicólogos". En el centro de estudio hay 810 alumnos y una sola psicóloga.

Ola de quejas.

Sindicalistas recorrieron ayer varias instituciones educativas que no pudieron iniciar las clases debido a que había una gran cantidad de alumnos sin anotar, o que comenzaron los cursos, pero con las aulas superpobladas. Es el caso Bauzá, donde se podían ver varios jóvenes de 4° año anotándose. En todos los centros había carteles que advertían sobre los problemas de la educación. "Más presupuesto para educar, menos para reprimir", señalaba un cartel en el liceo N° 66 de La Teja. En frente, un graffiti pedía por un "nuevo liceo N° 22".

EDUCACIÓN.

"No hay ningún niño sin maestro".

El presidente de la Administración Nacional de Educación Pública (ANEP), Wilson Netto, manifestó en declaraciones recogidas por Presidencia, que Primaria tiene por encima de 10.000 grupos, y solo 100 de ellos son hoy atendidos por la maestra secretaria o por uno de apoyo.

Eso ocurrirá "hasta que esta misma semana se solucione el problema con maestros provenientes del interior del país que no tengan posibilidad de tener grupos en su ciudad".

"No hay ningún niño sin maestro", enfatizó el titular de la ANEP.

En relación a la educación media, Netto dijo que "estamos con un desafío importante en una fase donde los problemas están sobre la mesa en forma cotidiana". Y recordó que años atrás se decía que había que estudiar, pero muchos sabían que no era posible porque no había dónde sentar a los alumnos y no había presupuesto para contratar educadores o formar grupos nuevos. "En cambio hoy eso sí se puede hacer", aseguró.

"Estamos en la fase en que la educación es para todos", agregó, aunque reconoció que muchos de los alumnos que fueron anotados en primero de liceo el año pasado, aún no confirmaron su inscripción.

Secundaria suspendió reunión con el sindicato.

Secundaria suspendió una reunión bipartita que tenía pactada con la Fenapes en la tarde de ayer. Lo hizo en medio de reclamos por fallas en el sistema informático que llevaron a que una gran cantidad de alumnos no estuvieran inscriptos y no pudieran iniciar las clases el día de ayer.

El sindicato dijo que la reunión se suspendió sin que se dijera por qué, y acusó al presidente de la ANEP, Wilson Netto, de "barrer con la autonomía" de Secundaria.

El secretario general de Fenapes, José Olivera, acusó a Netto de no hacer autocrítica, para a cambio "crear un eje del mal donde ubica a los trabajadores sindicalizados, a los medios y a la oposición".

La bipartita finalmente se llevará a cabo el próximo viernes y el domingo tendrán una reunión del Ejecutivo en la que "no se descarta" la posibilidad de llevar adelante un paro a nivel nacional. Fenapes anunció un paro general para mañana contra la violencia, en el marco del Día Internacional de la Mujer.

El sindicato acusa de
El sindicato acusa de "ficticio" el inicio de clases. Foto: Mariana Castiñeiras

PROGRAMA INFORMÁTICO ANOTÓ A JÓVENES MUY LEJOS DE SUS CASAS

"El sistema de Netto arrasó con todo; es un caos".

La Administración Nacional de Educación Pública (ANEP) sostiene en su página web que los grupos tienen hasta 27 estudiantes y el sindicato pide que no sean más de 25. Pero la realidad es muy distinta. La superpoblación de alumnos es uno de los grandes problemas a los que se enfrentan las instituciones. Por ejemplo en el liceo N° 38, uno de los visitados ayer por los dirigentes de la Federación Nacional de Profesores de Enseñanza Secundaria (Fenapes), los grupos de primero tenían 32 alumnos, los de segundo, 36 y los de tercero, 24.

En el liceo N° 24, de Paso de la Arena, los grupos eran de 37 alumnos en primero, 30 en segundo y 30 en tercero. En el N° 52, de Villa García, los primeros estaban conformados por 30 alumnos y los terceros por 33. En el N° 45, de Maroñas, los primeros tenían 37, los segundos, 33 y los terceros, 31.

"Es una demencia. Porque aparte de estos alumnos hay otro montón que sigue llegando, porque no los dejaron anotar antes. El nuevo sistema informático de (el presidente de la ANEP, Wilson) Netto arrasó con todo. Es un caos", dijo a El País el dirigente de Fenapes, Julio Moreira.

El sindicalista añadió que hay muchos alumnos que fueron anotados en instituciones muy lejanas a sus casas, porque el sistema los derivó para allí. Hay jóvenes de Carrasco que fueron inscriptos en el Dámaso, que está en La Blanqueada.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)