CAMINERÍA RURAL

Miles de kilómetros de caminos requieren reparaciones urgentes

El gobierno pide a comunas que por ahora usen el dinero que ya tienen.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Los caminos deben arreglarse para que salgan la soja y el arroz que se pueda cosechar. Foto: Archivo.

Los intendentes le pasaron algunos números al gobierno sobre los recursos extras que necesitan para hacer las reparaciones de centenas de kilómetros de caminería afectados por las lluvias, que tienen que quedar operativos sí o sí rápidamente para que pueda salir la producción del agro. El gobierno todavía no ha dado respuestas y transmitió que por el momento las comunas deberían redireccionar recursos de otros programas que hoy ya tienen. Todo se definirá hoy en un Consejo de Ministros.

Por ejemplo, el intendente de Florida, Carlos Enciso, le planteó ayer a técnicos de la Oficina de Planeamiento y Presupuesto (OPP) y el Ministerio de Ganadería que necesita urgente US$ 2 millones, que la comuna hoy no tiene, para reparar 950 kilómetros de manera rápida. Florida tiene 4.000 kilómetros de red vial, de los cuales 2.200 están "bastante golpeados". Enciso dijo que necesita US$ 4 millones, aunque lo urgente es el arreglo de los 950 kilómetros, explico. Los daños se concentraron en el centro y el norte del departamento y no afectaron tanto a la cuenca lechera del sur.

En el caso de Colonia los kilómetros fuertemente dañados son 2.250 cuya reparación requiere decenas de millones de dólares. La ruta 1 sufrió importantes destrozos y estuvo 36 horas cortada.

En el caso de Río Negro se necesita reparar 100 kilómetros, no previstos en los planes de obra de la Intendencia que tendrán que arreglarse rápidamente. Esto implica un gasto de US$ 400.000 que la Intendencia hoy tiene pero necesitará que más adelante el gobierno central se los reponga, informó el intendente Óscar Terzaghi. "Tenemos 150.000 hectáreas de soja. Lo urgente, lo prioritario, es la cosecha. Hoy vi cuatro cosechadoras trabajando entre Young y Fray Bentos. Hay que sacar la cosecha y los productores no van a esperar. Hemos pedido más paciencia de lo habitual porque la vialidad urbana que está muy afectada vendrá después", señaló el intendente.

En Rocha hay 300 kilómetros de caminería bajo agua pero es prematuro evaluar lo que costará su reparación, dijo el intendente Aníbal Pereyra. "En Rocha nadie podría decir cuánto son las pérdidas ni por aproximación", consideró.

En San José, 30% de la caminería debe hacerse a nuevo.

En Tacuarembó va a hacer falta alguna asistencia porque no menos de 300 kilómetros están "totalmente afectados" y hubo puentes que desaparecieron, informó el intendente Eber Da Rosa. La evaluación cuantitativa estará pronta para el Congreso de Intendentes que se realizará la semana próxima. La Intendencia se mostrará flexible respecto a los horarios de circulación de los camiones para agilitar la salida de las cosechas de soja y arroz del departamento, dijo Da Rosa.

La Intendencia de Durazno destinará urgentemente US$ 1 millón para reparar tramos de las rutas 42 y 100 en el este del departamento y para mejorar las condiciones para transitar cerca de la localidad de San Jorge que resultan peligrosas.

En Salto hay que arreglar 180 kilómetros y en Paysandú 700. Las necesidades para Río Negro, Paysandú y Salto sumadas no bajan de US$ 3 millones.

Ayer el ministro de Transporte, Víctor Rossi, no quiso dar una evaluación global sobre los destrozos en la vialidad aunque, entrevistado por El País TV, admitió que se requerirá "asistencia complementaria" para cubrir "la brecha con lo que estaba planificado".

Productores donan vacas a otros tamberos

La Asociación Nacional de Productores de Leche le va a pedir a Conaprole un esfuerzo para mantener el precio que le paga a los productores en un momento en que se detecta una merma de la producción del 30% respecto a lo habitual.

Néstor Cabrera, vicepresidente de la gremial, dijo que un productor de San José perdió entre 130 y 140 animales entre vacas y ovejas a los que encontró colgados de árboles y enredados en alambrados.

Otro en el paraje, “José Ignacio” perdió 140 animales entre vacas, vaquillonas y terneros. En todo San José murieron 500 animales “Mucho productor está ofreciendo donar alguna vaca para que los tamberos puedan rearmar su establecimiento”, dijo Cabrera. A esta situación se suman los problemas sanitarios de las vacas producidos por la humedad, como la mastitis.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)