FOTOGALERÍA

Miles en fiesta de la tradición

Más de 50.000 personas se reunieron en la Patria Gaucha; hoy se realizará la Misa Criolla.

Patria Gaucha en Tacuarembó. Foto: Ricardo Figueredo
Foto: Ricardo Figueredo
Foto: Ricardo Figueredo
Foto: Ricardo Figueredo
Foto: Ricardo Figueredo
Foto: Ricardo Figueredo
 Foto: Ricardo Figueredo
Foto: Ricardo Figueredo
Foto: Ricardo Figueredo
Foto: Ricardo Figueredo
Foto: Ricardo Figueredo
Foto: Ricardo Figueredo
Foto: Ricardo Figueredo
Foto: Ricardo Figueredo
  •  
TACUAREMBÓPABLO MELGAR06 mar 2016

Tres décadas desarrollando el culto a la tradición fueron suficientes para que la Patria Gaucha se transformara en uno de las máximas celebraciones del nativismo oriental. El aniversario se festejó a caballo, como no podía ser de otra forma.

Ayer más de tres mil jinetes desfilaron por las calles de Tacuarembó. Muchos de ellos provenientes de los rincones más alejados. Miles de tacuaremboenses y visitantes salieron a presenciar y aplaudir la caballada.

Cerca de treinta aparcerías de Canelones, Paysandú, Maldonado, Rivera, Cerro Largo, Salto, Tacuarembó y de otros departamentos marcaron presencia con decenas de sus componentes. La mayor parte de ellos eran jóvenes, y en un número importante: mujeres con niños sobre la montura.

El desfile fue presidido por una guardia de Blandengues, con el pabellón patrio y las banderas de Artigas y de los 33.

Un poco más atrás aparecieron los invitados especiales, entre ellos el licenciado José Ignacio Lucas Cortondo, quien alcanzó notoriedad pública en julio de 2015 cuando salió a caballo desde el establecimiento familiar de Cerro Largo a buscar su título en la sede de la Universidad de la Empresa (UDE), localizada en pleno centro de Montevideo.

Lucas portaba un pabellón patrio y boina blanca. Arengó al público con un "¡Viva la patria!" y la gente respondió "¡Viva!".

Después el cantor Carlos Paravís apareció como un jinete más. Una radio local, que trasmitía el desfile, le preguntó por su presencia en la actividad, a lo que el hijo de Santiago Chalar respondió: "Si yo fuera ministro de Educación y Cultura haría que la Patria Gaucha durara 6 meses por año".

Se pudo ver algunos carruajes con músicos tocando acordeones, marca de identidad de los ritmos preferidos sobre todo por los folcloristas del fronterizo norte uruguayo. También se presentaron delegaciones argentinas de centros de estudios y agrupaciones gauchescas.

La fiesta en Laguna de las Lavanderas comenzó el 2 de marzo y culminará hoy.

El obispo de Tacuarembó, Julio Bonino, presidirá hoy junto a todos los sacerdotes de las parroquias locales la tradicional Misa Criolla que cierra las festividades.

La ceremonia contará con la actuación de Tarumán, el Coro "Itá Takuaré", junto a los payadores Liliana Salvat y Manuel Ocaña de Argentina y los uruguayos Juan Carlos López y Cacho Márquez.

Verdaderas muchedumbres han estado visitando la zona en que cada aparcería levanta su construcción típica. Dentro de las agrupaciones nativistas se han conformado categorías honoríficas que se renuevan cada año mediante la competencia.

Gana aquella que presenta la obra más ajustada en términos históricos. Para la competencia se instalan construcciones correspondientes a los siglos XVIII y XIX del interior rural uruguayo. En un paseo por el lugar se puede encontrar una herrería del siglo XVIII con todos los elementos que la caracterizan: yunques, martillos y tenazas de gran tamaño.

Dos hombres mostraban cómo funcionaba aquel negocio mientras un niño sudaba la gota gorda para mantener encendido el fuego en la fragua. Fue una de las muestras frente a las cuales se aglutinó el público en la tarde de ayer.

Más adelante se ha montado un juzgado de paz de antaño. Es un rancho como tantos, tiene el escudo original en la entrada y documentos de época. También hay puestos de estancia, piquetes, corrales levantados en piedra, carneaderos y otros espacios propios de la vida del campo que en la ocasión es rememorada con esmero y pasión.

Visitantes.

Se estima que pasarán por la fiesta, pagando una entrada que cuesta $ 200 en promedio, dependiendo del día, unas 50.000 personas.

Pero en realidad el movimiento es mucho mayor, por la actividad que exige el transporte de caballos y el montaje de toda la infraestructura de la fiesta tradicional.

Sonia Reggi, integrante de la comisión organizadora, aseguró a El País que la Patria Gaucha de este año podría terminar costando unos US$ 900.000, que se solventan mediante el cobro de entradas, publicidad y alquiler de los stands. "La fiesta es autosustentable", explicó Reggi.

Toda la celebración tiene un componente de gente joven muy importante. Desde los integrantes de las aparcerías hasta los jinetes que participan en las domas. "Los jóvenes son lo que más fortalece la fiesta, todo lo que hacemos es para ellos", dijo Reggi.

Para el mundo.

El presidente de la Confederación Internacional de la Tradición Gaucha, Manuel Rodríguez, destacó que la Patria Gaucha es "un fenómeno que trascendió al Uruguay, hay gente de Europa, Estados Unidos y Japón. En Brasil, Argentina y Uruguay hay una explosión tradicionalista, en nuestro país hay seis o siete fiestas criollas con domas y desfiles todos los fines de semana y eso tiene mucho que ver con la Patria Gaucha", aseguró.

Hasta no hace mucho había desfiles con 200 o 300 caballos, ahora una convocatoria criolla que lleve unos 1.000 jinetes es común, afirmó el tradicionalista. Rodríguez piensa que no hay una explicación lógica para la masiva adhesión que está recibiendo el costumbrismo campero en todo el interior.

"En el tradicionalismo de Uruguay hay un antes y un después de la Patria Gaucha, esto es para el interior lo mismo que en Montevideo son las murgas y el candombe. Yo estoy asombrado, son miles de hombres y mujeres que se suman a esta actividad".

El movimiento tradicionalista crece sin parar también en la región. De hecho, en los próximos meses podrían sumarse a la cruzada dos países andinos y Paraguay.

"En abril vamos a estar en un evento muy importante que se desarrolla en San Juan, Argentina, para reunirnos con organizaciones de Brasil, Argentina y Uruguay para recibir delegados de Paraguay, Chile y Bolivia. De esa forma vamos a tener una confederación de seis países. El espíritu de reivindicación de nuestras tradiciones y la defensa del gaucho es el mismo en toda la región", anunció Manuel Rodríguez.

Orígenes.

La realización de la primera Patria Gaucha fue aprobada por la Junta Departamental de Tacuarembó el 18 de diciembre de 1986.

El proyecto se debió al entonces edil Carlos Arezo Posada; el objetivo no era otro que el de "resaltar la figura del gaucho en el departamento, mediante la participación de representantes y distintas sociedades nativistas".

La fiesta inaugural se cumplió los días 13, 14 y 15 de febrero de 1987. Desde el año siguiente, la organización quedó a cargo de la Intendencia de Tacuarembó, con una comisión organizadora que trabaja en forma honoraria y se integra con vecinos, integrantes de sociedades tradicionalistas, ediles y funcionarios municipales entre otros.

Como lo expresa Silvana Nicola en el libro Tacuarembó. Un pago grande, ahora, a lo largo de siete días, en cada mes de marzo, "el pueblo late la llegada de la Patria Gaucha y una maquinaria cuasi invisible lo transforma todo".

Quienes se acercan a La Laguna de las Lavanderas lo hacen con un entusiasmo indisimulable.

"Paisanas" o "Chinas" le dieron color al desfile.

En cada fogón o aparcería se construye un rancho, una pulpería o una capilla. Todo alrededor es recreado con objetos que rememoran la vida campera durante los siglos XVIII y XIX. La fidelidad a la historia es una condición. En la aparcería se afinca cada sociedad tradicionalista. A eso se suma el ruedo, en donde los competidores exhiben sus destrezas. Pero para muchos, el momento más esperado es el desfile a caballo por calles de la ciudad de Tacuarembó. Y en las sociedades ca-da vez más "paisanas" se suman a la cita.

Variedad.

La fiesta es para todos. A la representación del pasado y el recuerdo del gaucho, con jineteadas y fogones, yunques y corrales, concursos de tiro de lazo o boleadoras, se suman otras atracciones. Además de comilonas y mateadas, hay representaciones tetrales, bailes tradicionales, paseo de compras, circuito gastronómico, grandes espectáculos musicales y espacio para que los más chicos sepan qué es eso de montar a caballo. A las réplicas de construcciones ancestrales también se despliegan las criollas.

Llegaron miles deArgentina y Brasil.

Las visitas nacionales e internacionales a la Patria Gaucha son un clásico de las relaciones públicas de Tacuarembó. Algunos concurrentes eligen montar a caballo y participar del desfile. Uno de ellos fue el embajador del Reino Unido en Uruguay, Ben Lyster-Binns, quien hizo todo el recorrido con la bandera de Gran Bretaña. A pocos metros de él estaba el senador colorado Pedro Bordaberry, que participó usando un pañuelo rojo al cuello. Desde otras tiendas, el senador blanco Guillermo Besozzi desfiló junto a amigos de Soriano.

En el público estaban la ministra de Turismo, Liliam Kechichian y el director de la Oficina de Planeamiento y Presupuesto (OPP), Álvaro García. También se pudo ver a los senadores Luis Lacalle Pou y Álvaro Delgado junto al intendente de Tacuarembó, Heber Da Rosa, y la diputada Verónica Alonso. El intendente de Cerro Largo, Sergio Botana, pasó gran parte de la tarde de ayer junto a los domadores, en el ruedo principal. Había turistas de EE.UU., Inglaterra, Polonia, Japón y Alemania. Y miles de argentinos y brasileños de Rio Grande.

La fiesta esperada por los gurises.

Andrés Olivera tiene 21 años y desde los 16 se dedica a trasmitir las fiestas tradicionales de todo el país para una emisora radial de Tacuarembó. Asegura que para los amantes de la Patria Gaucha es mucho más que un clásico para los futboleros. "Hay muchos gurises que están disfrutando cada vez más de estas cosas. Algunos, cuando ven que se acerca la Patria Gaucha, se ponen una bombacha de gaucho que en el resto del año no usan. Tengo amigos que frecuentan los boliches chetos y ponen en Whatsapp frases como atropéllame Patria Gaucha, estamos todos en Tacuarembó y cosas por el estilo", afirmó.

Mientras dura la Patria Gaucha se realizan bailes para jóvenes cuando termina la actividad del escenario. Ahí se baila de todo. En particular, las cumbias y las polcas son las preferidas de la concurrencia. Bailar de a dos y con ritmo es la consigna. El ídolo es "Chacho" Ramos, un cantante que tiene la habilidad de mezclar los temas preferidos en un mismo espectáculo. Ninguno escucha Marama o Rombai, a ellos les gusta esta onda", explicó Olivera.

Comentarios
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)
user-photo
Si no puedes leer la imagen de validación haz clic aquí
Pulse aquí para volver a la versión mobile.