JÓVENES QUE NO ESTUDIAN NI TRABAJAN

Mides dispuesto a discutir el plan del Ejército para los "ni-ni"

Advierten, sin embargo, que un tercio de ellos no logra conseguir empleo.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Propuesta será presentada en la Mesa de Diálogo Social. Foto: A. Colmegna

El Ministerio de Desarrollo Social (Mides) está dispuesto a discutir la propuesta del comandante en jefe del Ejército, Guido Manini Ríos, de que los jóvenes que no trabajan ni estudia (los llamados ni-ni) lleven adelante una carrera militar. Sin embargo, dan cuenta que la definición que se suele dar de estos, como chicos "que están tirados en una plaza", no se condice con la realidad.

Manini Ríos lanzó la propuesta que fue un disparador para la polémica. Desde el Mides y el Consejo Directivo Central (Codicen) de la Administración Nacional de Educación Pública (ANEP) se dijeron afines a discutir el tema en la Mesa de Diálogo Social, como sugirió el comandante en jefe, al tiempo que advirtieron que con lo que no estaban de acuerdo es con que esto se haga sin tener en cuenta la voluntad de los jóvenes.

"Hay que celebrar que el Ejército esté preocupado por los problemas del país y que quiera sumarse al Diálogo Social. La propuesta que ellos dan invita a empezar una discusión sobre un tema del que hace falta hablar, que es el de los jóvenes. Nos parece bien. Bienvenidas las propuestas", declaró a El País el director del Instituto Nacional de Juventud (INJU), el cual depende del Mides, Santiago Soto.

Sin embargo, el jerarca sostuvo que el Mides "intenta trabajar sin la construcción del término ni-ni", ya que este implica "un bolsón muy amplio que cuando se empieza a desmenuzar se cuentan ahí un conjunto de situaciones que son objeto de políticas muy distintas".

Diferencias.

Soto precisó que según los últimos datos que maneja el Mides, el 17% de los jóvenes entre 14 y 29 años declaran no trabajar ni estudiar. Pero no todos estos están en esta situación por su propia voluntad.

"Un tercio son jóvenes que están buscando trabajo al momento que son entrevistados. Muchos van por lo que es su primer empleo. No están tirados en una plaza como la gente generalmente suele pensar. Entonces lo que corresponde para este grupo es la ley de empleo juvenil", precisó el director del INJU.

"Después —continuó—, otro tercio son mujeres que se dedican al cuidado de otros en el hogar. Por ejemplo a hijos propios. Para este grupo tiene mucho que ver lo que se está haciendo con el Sistema Nacional de Cuidados (SNC), para que ellas puedan destinar parte de su tiempo para la inserción laboral".

En el tercio restante, precisó Soto, "hay situaciones de mucho tipo". El jerarca reconoce que allí hay un grupo de personas que decide no trabajar ni estudiar, al tiempo que advierte que para ellos existen programas como Jóvenes en Red, el cual funciona en 42 puntos del país. Pero señala que "también hay jóvenes de sectores medios que están buscando su lugar en el mundo", ya que "la adolescencia y la juventud son momentos de madurez personal".

Condiciones.

Tanto Soto como la consejera de la ANEP, Laura Motta, dejaron la puerta abierta para dialogar sobre la propuesta de Manini Ríos, pero fueron enfáticos en advertir que esta no puede significar la obligatoriedad del servicio militar para los ni-ni.

"En las declaraciones (del jefe del Ejército) existe la intención de colaborar (…) Pero lo que no puede ser es la cuestión de que no sea voluntario", precisó Motta en declaraciones a Radio Carve. También señaló que no se puede considerar a los jóvenes que no trabajan y no estudian como parte de un "grupo homogéneo".

Soto se pronunció en el mismo sentido. Sostuvo que "no puede ser obligatorio" y que "lo más importante es sentarse en la mesa a discutir las políticas de inclusión". Además, recordó que el Mides ya trabaja en conjunto con el Ejército en varios planes, entre otros a nivel deportivo, donde el Ministerio utiliza los espacios verdes de aquel para llevar adelante diferentes actividades.

Manini Ríos dijo a Radio El Espectador, y luego repitió en declaraciones a El País que su plan es ofrecerles una salida a aquellos jóvenes "que no tienen esperanzas, no tiene trabajo, no están estudiando, como que les llegó la noche". Y añadió que el Ejército está dispuesto a "educarlos, formarlos, introducirlos en un oficio".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)