DICTAMEN DE LA AUDITORÍA DE LA NACIÓN

Mides: contratos "sin transparencia"

Programas de Cuidados y Calle están repletos de “debilidades” y “controles insuficientes”.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
El diputado Lema se pregunta si hay amiguismo en las contrataciones directas. Foto: F. Ponzetto

Los programas del Ministerio de Desarrollo Social (Mides) para atención de personas vulnerables y en situación de calle fueron cuestionados por la Auditoría Interna de la Nación (AIN) en una intervención conocida recientemente.

De acuerdo con el informe, al que accedió El País, en los contratos de los programas Cuidados y Calle se ha detectado la existencia de "falta de transparencia" en contrataciones, "controles insuficientes", "debilidades" para asegurar que los prestadores del servicio "cumplan". También se constató la "pérdida o sustracción de bienes" de los lugares donde se prestan los servicios, lo que "no permite asegurar la confiabilidad de los gastos, lo que implica un elevado riesgo de manejo inadecuado de los recursos".

En el caso del programa Calle, el informe de la Auditoría señala que si bien "ha sido exitoso en la disminución de la cantidad de personas que desarrollan su cotidianidad en la calle" (…) "no se ha tenido un éxito significativo en egresos sustentables en los plazos previstos (seis meses) ni aún en plazos mayores". Un informe del área de Sistema de información del Programa Calle señala que en 2015 más del 55% de las personas en esa situación tenían "consumo problemático de sustancias" y que un 35% de quienes están en la calle "presenta una patología siquiátrica".

"Para estas personas no hay un escenario alentador de egreso sustentable", dice el informe de la AIN, "por lo que una vez captadas por el Programa deberían contar con un tratamiento diferencial ofreciéndoles otras alternativas de atención más allá de la asistencia".

El informe responsabiliza al Mides por no tener un inventario administrativo de sus bienes afectados al funcionamiento de los centros, lo que afecta "la confiabilidad de los gastos".

Acerca del Programa Cuidados, la AIN sostuvo en su informe que los "mecanismos de control instrumentados para el cumplimiento del Programa no resultan efectivos". Como el ministerio no definió un marco de actuación, "no se puede evaluar y supervisar el desempeño" de las cooperativas de trabajo y las organizaciones de la sociedad civil contratadas.

"La ausencia del marco de actuación (del Mides) implica que no se encuentre delimitada la responsabilidad del organismo respecto a la asistencia sanitaria de la población que atiende", concluye el informe de la Auditoría.

Además advierte que los mecanismos de contratación directa que emplea el Mides "ponen en riesgo la transparencia en la ejecución de esos procesos". Las contrataciones se firman "con un atraso promedio de dos meses respecto al inicio de la ejecución de las actividades".

En ambos programas la Auditoría Interna se queja de la falta de respuesta del Mides al no presentar descargos ni plan de acción.

El diputado blanco Martín Lema apoyó la idea del sena-dor Luis Lacalle Pou de impulsar una auditoría externa del Mides.

La ministra Marina Arismendi "recurre permanentemente al abuso de discursos sensibles para evitar explicar los criterios de contrataciones directas que contienen varias irregularidades, según los informes del Tribunal de Cuentas", dijo Lema.

"¿Por qué tanto misterio pa-ra explicar el criterio del Mides para contratar en forma directa con violación de la normativa? ¿Hay amiguismo? ¿Se contrata por vínculos familiares con Arismendi?", preguntó.

Un récord de observaciones.

En marzo pasado el Tribunal de Cuentas observó la contratación directa de 70 instituciones por parte del Mides, que fueron realizadas para brindar servicios de cuidados. En mayo, el Tribunal volvió a observar al organismo por celebrar otros contratos directos, fuera del Tocaf y de la Constitución. También cuestiona que los comunicó tarde al organismo de contralor.

LA MINISTRA SE ENOJÓ.

"Campaña de injurias de blancos".

La ministra de Desarrollo Social (Mides), Marina Arismendi, reaccionó enojada contra dirigentes del Partido Nacional y así se los hizo saber en las redes. "Estamos a la espera de que la ministra concurra a la Comisión de Población y Desarrollo para que explique situaciones irregulares y vamos a exigirle transparencia en la gestión y administración de los recursos", dijo el diputado Martín Lema a El País. Arismendi reaccionó: "Advertencia: algunos legisladores del Partido Nacional despliegan una campaña de injurias, difamaciones y falsedades contra el Mides", escribió en Twitter. "Ensañarse contra @midesuy es incapacidad de proyecto político, no tienen propuestas", escribió el sábado 20, para agregar que con esa actitud se le hace "un daño a la democracia". "Campaña difamatoria de algunos legisladores del Partido Nacional contra @midesuy daña a las instituciones democráticas". Arismendi también le contestó por la misma vía al senador blanco Javier García, quien escribió que "el Mides discrimina". "No se atribuya un mérito inmerecido, y, ya ve, le sirvió para usar su pluma sin razón. Agradezca al @midesuy", respondió ella.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)