ACTO POR LOS 25 AÑOS DEL TRATADO DE ASUNCIÓN

Mercosur: tímido apoyo o silencio para Dilma

Vázquez se sentó atrás con oficialistas brasileños; diputados venezolanos contra Maduro.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Deputados venezolanos denunciaron violaciones a los DD.HH. por parte de Maduro. Foto: A. Colmegna.

El presidente Tabaré Vázquez llegó a la sede del Mercosur rodeado de sus guardias de seguridad. La sala estaba llena. Caminaba hacia los asientos delanteros cuando empezó a sentirse el murmullo. Diputados oficialistas brasileños se quejaban porque los habían puesto en las filas del fondo. Vázquez, que tenía una silla preparada para colocarse al lado de los expresidentes Luis Alberto Lacalle y Julio María Sanguinetti, se acercó a los representantes del gobierno de Dilma Rousseff, les sonrió y bajito les dijo algo que los tranquilizó. El mandatario decidió sentarse igual que ellos en la antepenúltima hilera.

El gesto fue el más claro apoyo que expresaron las autoridades a su homóloga brasileña. Los cancilleres, salvó el de Venezuela, se pasearon entre una tímida crítica contra el "impeachment" y el más absoluto de los silencios.

"Lo de Tabaré Vázquez fue un pronunciamiento contra el golpe", declaró a El País el diputado Jean Wyllys, del Partido Socialismo y Libertad (PSOL), aliado del Partido de los Trabajadores (PT) de Rousseff y del expresidente Luiz Inácio Lula da Silva. Wyllys, que estaba a tres sillas de Vázquez, contó que una vez que el mandatario fue a acompañarlos al fondo de la sala "diputados de la derecha" brasileña "se fueron ofendidos".

El evento se realizó con motivo de los 25 años del Tratado de Asunción, el documento fundacional del bloque. Participaron cancilleres y vicecancilleres de los países miembros, más el embajador de Bolivia en Uruguay, Benjamín Blau, pues esta nación pasará en breve a ser integrante pleno.

El primero en hablar fue el canciller Rodolfo Nin Novoa, ya que Uruguay ejerce la presidencia pro tempore del Mercosur. "No podemos dejar de mencionar la situación institucional que atraviesa la hermana República Federativa del Brasil. Quizás una muestra de ello haya sido la reacción de los parlamentarios del Mercosur de ese hermano país. Al respecto no debemos olvidar que el Mercosur debe ser garante del respeto de las instituciones democráticas de los países que lo conformamos. Y que la Justicia, la legalidad y la legitimidad deben estar por encima de posicionamientos políticos", señaló el ministro de Relaciones Exteriores.

Tras su alocución la mayoría fueron aplausos, menos de las dos filas de parlamentarios opositores venezolanos que levantaron cartulinas blancas que en color negro llevaban escritas proclamas contra el gobierno de Nicolás Maduro: "En Venezuela se violan los DDHH", "¡250.000 muertos en 16 años de gobierno!", "Libertad de los presos políticos", "En Venezuela hay escasez de alimentos".

Volvieron a levantarlas cuando habló el vicecanciller venezolano, Alexander Yáñez, que advirtió, en referencia a la situación en Brasil, que "no se puede desconocer el poder dado por el pueblo" a Rousseff. Los opositores permanecieron con los brazos en alto durante los diez minutos que duró su alocución. Al final uno de ellos gritó: "¡Libertad para los presos políticos!". Y cuando tomó aire para pegar otro grito, desde alguna parte de la sala se escuchó: "shhhhh". El opositor venezolano obedeció.

El canciller brasileño, Mauro Viera, no hizo referencia directa al "impeachment". Sin embargo, repitió la palabra "democracia" una y otra vez durante su discurso. Del tema tampoco habló el paraguayo Eladio Loizaga y el vicecanciller argentino Carlos Fradori.

Otros Vientos.

Por otra parte, Nin Novoa advirtió que "muchas veces" en estos últimos años "decisiones políticas frenaron el curso de la integración", y en este sentido se refirió a "vientos proteccionistas", en referencia al gobierno de la expresidenta argentina, Cristina Fernández de Kirchner.

"A Uruguay no le preocupa, como se suele señalar, que la producción de su comercio destinado al Mercosur se haya reducido fuertemente. De hecho llegó a ser casi del 50% a fines de los 90 y ahora está en un poco más del 20% en relación a su comercio total. No le preocupa si esto es consecuencia de haber logrado diversificar mercados de manera natural y consistente con los vaivenes lógicos del comercio normal. Sin embargo, lo que sí nos inquieta es ver reducido el comercio absoluto hacia el Mercosur producto de disfunciones importantes en nuestra zona de libre comercio. En ese punto no puedo dejar de hacer un reconocimiento al gobierno argentino. Cuya actitud justamente para atender ese aspecto ha brindado aires renovados", dijo el ministro del exterior.

En respuesta a esto, el vicecanciller macrista señaló que tanto para bailar la samba brasileña como el tango argentino "se necesitan más de dos".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)