INTEGRACIÓN REGIONAL

Mercosur pide revertir suba de tasa consular

El asunto será discutido en la cumbre del bloque que se reúne este mes en Mendoza, Argentina.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Nin en evento junto al ministro de Industria y Comercio Exterior de Brasil, Marcos Pereira. Foto: EFE

El gobierno brasileño apostará al diálogo para tratar de "arreglar" la iniciativa del Poder Ejecutivo para subir la tasa consular que Uruguay aplica a las importaciones. No obstante, descarta que esa medida repercuta en las negociaciones con la Unión Europea (UE) para alcanzar un acuerdo de libre comercio sobre fin de año. En ese marco, esta semana fue "muy importante" para asegurar que los dos bloques siguen en sintonía.

La Rendición de Cuentas remitida al Parlamento plantea una suba de la tasa consular del actual 2% a 3% para las importaciones provenientes de países del Mercosur, y a 5% para las originadas por fuera del bloque. Al respecto, el secretario de Comercio Exterior del Ministerio de Industria, Comercio Exterior y Servicios de Brasil, Abrão Miguel Árabe Neto, dijo a El País: "Todavía estamos hablando con Uruguay para ver cómo se puede arreglar. Que yo sepa no recibimos la información de cómo van a hacerlo, pero vamos a hablarlo (con el gobierno) e incluso dentro del bloque también". El jerarca disertó en el XVI Encuentro Santander América Latina, que este año versó sobre "El proteccionismo en la era digital".

Esta postura brasileña — que se materializó en una queja formal ante la Cancillería uruguaya, según informó ayer El Observador— se suma a la de autoridades argentinas, que entienden que "hay que evitar este tipo de medidas" ya que "afectan al Mercosur", según manifestó anteayer el subsecretario de Comercio Exterior de Argentina, Shunko Rojas, también en Madrid.

Los dos funcionarios coincidieron en la ciudad en una semana que fue "muy importante" para la negociación de un acuerdo de libre comercio Mercosur-UE, dijo Árabe Neto. El lunes hubo una reunión política en Madrid "que ha dado un impulso importante" a este tema. En esa reunión, en la que participaron los cuatro ministros del Mercosur y la comisaria de comercio de la UE, se "reforzó y dio el compromiso de buscar concluir estas negociaciones a final de año", en coincidencia con la cumbre de la Organización Mundial de Comercio (OMC), que se celebrará en Buenos Aires. Esto ofreció "una hoja de ruta más clara". Además, esta semana está prevista una ronda de negociaciones técnicas en Bruselas para avanzar en este objetivo.

Las negociaciones con la UE son de larga data. Comenzaron en 1999, pero se vieron interrumpidas dos veces. No obstante, el gobierno brasileño ve posible cerrar la negociación al final del año a nivel político y que en el inicio de 2018 se ajusten los aspectos técnicos. "Por supuesto, es más importante el contenido que los plazos, pero también tenemos que tener en cuenta que hay una ventanilla de oportunidad que es necesario aprovechar, porque luego habrá elecciones en otros países y ahí a veces se pierde esta ventanilla. Pero hay un optimismo moderado en que se logrará este objetivo", remarcó Árabe Neto.

Más allá del comercio.

La UE representa un 20% del intercambio comercial del Mercosur y es "un socio todavía más importante en inversiones y en servicios". La expectativa es que la concreción de un acuerdo impacte "de manera muy fuerte" en la economía regional, dijo el jerarca brasileño.

Mientras que la UE es considerada la economía más grande del mundo, el Mercosur es la quinta. Parte del acuerdo se concentra en el intercambio de bienes. "Podemos crecer mucho con un acuerdo", aseguró Árabe Neto. La UE es el principal destino de las exportaciones del bloque; "hubo una caída en los últimos tres años, pero en 2017 (ese destino) volvió a crecer".

A su vez, el peso de la UE en las importaciones del Mercosur ha crecido en los últimos años. En 2014 representaba un 22% del total, subió a 23% en 2015 y el año pasado, un 24%.

Los altos aranceles terminan afectando los precios al consumidor. Las exportaciones de la UE pagan 4.000 millones de euros en aranceles al año para acceder al Mercosur. "Estos impuestos en la práctica son pagos por los consumidores del Mercosur. Si ahorramos este monto y lo volcamos a la economía se genera una onda muy positiva de crecimiento", dijo el funcionario. Añadió que según estudios de la Fundación Getúlio Vargas, la concreción del acuerdo podría aumentar un 50% en el comercio hacia 2030.

Las ventajas no sólo se acotarán a los bienes y servicios, ya que la estrategia del bloque es ampliar el alcance de los tratados que negocia. A la interna, el Mercosur firmó en abril un acuerdo de inversiones y tiene previsto concretar otro de compras gubernamentales. Estos dos aspectos también se negociarán con la UE. "Si queremos negociar con el mundo, también es necesario que internamente tengamos las mismas reglas más adelantadas, más modernas y que también de cierta manera estimulen el comercio en la región", dijo Árabe Neto.

Nin novoa niega quejas de socios.

El canciller Rodolfo Nin Novoa, aseguró ayer que "no hay rechazo" de parte de las cancillerías de Argentina y Brasil con respecto al aumento de la tasa consular, sino "consultas" por el aumento de ese gravamen. "Las consultas formales las hizo únicamente Brasil. Con Argentina yo he hablado en ocasión de nuestro encuentro en Madrid con la Unión Europea y los cancilleres del Mercosur", afirmó Nin. "Con toda seguridad este tema lo discutamos en la cumbre (de presidentes del Mercosur el 20 de julio) en Mendoza", concluyó.

Optimismo por lograr acuerdo con Europa.

El secretario de Comercio Exterior de Brasil, Abrão Miguel Árabe Neto, estimó que "quizás estamos más cerca que lo que estuvimos en los últimos, últimos y últimos años de negociación" de alcanzar un acuerdo Mercosur-UE, "con la consciencia de que los desafíos son grandes". Resaltó que se percibe "voluntad política" en ambas partes, por lo que "es posible llegar a un consenso que sea de largo plazo".

"Hoy, mientras algunos quieren construir muros, más que nunca es importante construir puentes", dijo Árabe Neto, en clara alusión al aumento del proteccionismo internacional que tiene como epicentro al gobierno de los Estados Unidos.

"Brasil está convencido de que es necesario abrirse más, integrarse más al mundo. Por supuesto, de manera gradual, inteligente, responsable, pero sobre todo utilizar el libre comercio como un motor para el crecimiento de la economía", jerarquizó.

Por otra parte, Árabe Neto resaltó a El País un "cambio muy saludable" en la postura comercial de Argentina. Dijo que en el primer diálogo que su gobierno mantuvo con el de Mauricio Macri por temas de comercio exterior, el eje principal fue cómo hacer para que el comercio bilateral se fortalezca, se torne más sencillo y eficiente.

"Esto es una charla que no pasaba en años anteriores", destacó.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te puede interesar
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)