FRAY BENTOS

Menor confesó el crimen a sangre fría de comerciante

Férreo dispositivo de seguridad en reconstrucción del homicidio en Young.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Un férreo dispositivo de seguridad rodeó la actuación judicial en Young. Foto: D. Rojas

Un adolescente de 14 años confesó ayer haber asesinado al comerciante de Young.

Anoche, la jueza Alejandra Sanchez ordenó la reconstrucción del homicidio bajo un férreo dispositivo de seguridad.

En las últimas horas al joven se le inició proceso infraccional por dos delitos de homicidio, uno en grado de tentativa.

Intensas actuaciones policiales permitieron encontrar al joven y detener a otros dos individuos de 20 años, que estarían asimismo implicados en el asesinato de Roberto Balcón Mujica, el comerciante que fue atacado en su local de 19 de abril casi Río Negro.

Personal de la seccional sexta de Young, a cargo del comisario Gustavo Dutria, realizó ayer de mañana varios allanamientos luego de detener al confeso homicida.

Éste fue ubicado en una precaria vivienda de Rivera casi Wilson Ferreira, a pocos metros del acceso sur por la ruta nacional 3, a menos de cinco cuadras de donde ocurrió la rapiña que terminó con un desenlace trágico.

Sobre las 21:00 horas de la fría noche del 10 de julio, un individuo ingresó encapuchado al Mercado "Don Ricardo" y se dirigió a su titular, un hombre de 63 años, que estaba en compañía de su esposa y uno de sus hijos.

El atracador le pidió el dinero de la caja, pero antes de apropiarse de la recaudación del negocio comenzó a disparar con un arma calibre 32. Una de las balas impactó directamente en el rostro de Balcón y otra pasó muy cerca de su esposa.

El delincuente cruzó la vereda y luego huyó en dirección sur. La víctima quedó tirada en el piso, herida de gravedad.

A pesar de ser trasladado con premura al sanatorio Camy y haber llegado allí con vida, murió 45 minutos después.

Pesquisas y repudio.

Los investigadores encontraron evidencia en la escena del crimen aunque no estaba el arma de fuego utilizada esa noche. De inmediato concurrieron a buscar a un familiar del menor y a otro individuo de 20 años que habrían tenido algún grado de participación en el asesinato. De esa forma, la policía logró reconstruir el caso que mantuvo en vilo a la ciudad de Young.

La jueza Alejandra Sanchez comenzó a instruir en la tarde del miércoles y continuó anoche con la indagatoria. Sobre las 22:00 horas seguían trabajando en la reconstrucción del crimen en medio de un significativo cordón de seguridad.

El día después del crimen, más de mil personas habían salido espontáneamente a las calles a repudiar el asesinato.

"Nos juntamos como pueblo, como sociedad, para decir nunca más. Marchamos en silencio llevando luz donde parece que la oscuridad se quiere apoderar de nosotros por miedo y como resultado de lo que se está viviendo", expresó ese día Marcela Casafuz, la mujer que convocó a movilizarse a través de redes sociales.

"Debemos respetar la vida y que la justicia llegue", reclamó en la carta que leyó públicamente antes de dirigirse a la sede del juzgado, en donde depositaron velas encendidas en señal de que la comunidad seguiría atentamente la evolución de la investigación.

Movilización: una marcha se celebró en velas en la ciudad. Foto: Daniel Rojas
Movilización: una marcha se celebró en velas en la ciudad. Foto: Daniel Rojas

Desde ese día, el jefe de Policía de Río Negro, Xavier Galnáres, dispuso el envío de varios efectivos desde Fray Bentos para colaborar con la investigación iniciada por el comisario Gustavo Dutria, a cargo de la única comisaria de Young. Fueron diecisiete días sin descanso.

"Se produjeron varias detenciones, allanamientos e indagatorias en procura de dar con los responsables. Contamos con un gran equipo que ha trabajado en forma exhaustiva y sin bajar los brazos, con el único propósito de cerrar el caso y devolverle la tranquilidad a Esta comunidad", indicó a El País el jefe de Policía, Xavier Galnáres.

El jerarca puntualizó que el adolescente "si bien es nacido en Young, hizo su vida en Maldonado". La investigación pudo determinar que vivía junto a su madre en un asentamiento de ese departamento. Incluso fue investigado por una rapiña no aclarada.

Llegó en vacaciones de julio a reencontrarse con su padre luego de restablecer por Facebook el vínculo que había perdido hace años.

Familiares del padre del joven declararon que el adolescente se encontraba en la estancia en la que trabaja su padre a unos 20 kilómetros de Young, pero fue él mismo quien ratificó su confesión ante la jueza Sánchez.

Ayer, entre veinte y treinta personas permanecían afuera de la sede penal, que fue custodiada con efectivos de la Unidad de choque del Grupo Táctico de la Policía.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te puede interesar
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)