video

Cuando Melo tiembla

¿Qué tienen en común Lucas Sugo con la vedette más icónica de Cerro Largo y una agrupación cultural de posturas críticas? A su manera, los tres vibraron este martes con el carnaval de Melo, que combina farándula con tradición, humor y festejo.

El carnaval de Melo no se parece al de Brasil. Tampoco al de Argentina y ni siquiera al de Montevideo. Los festejos en la capital de Cerro Largo son difíciles de colocar en una misma categoría. Son cinco horas de heterogeneidad, que pasan del furor a la tranquilidad en cuestión de segundos.

Edith González, vedette y fundadora de la Escuela de Candombe, una agrupación carnavalera fundada en 1989, es la representante de las raíces del candombe. Este año los integrantes de la Escuela la sorprendieron con un regalo: todos sus tambores tenían pintado el número 50 en honor a su medio siglo participando de la celebración. Aunque ya tiene 62 años, no ha encontrado aún una sucesora. 

Si hay un producto 100% melense en todo este carnaval, esa es Rapaduras de Ossobuco. Se trata de una organización cultural que trabaja todo el año para cerrar el corso con un espectáculo digno de masas. Sus canciones son a veces críticas y otras ingeniosas. El objetivo es siempre uno, dice Roberto Martínez, integrante de la agrupación, "que hagan pensar. "

Para el popular cantante de música tropical Lucas Sugo este es el primer desfile de carnaval en Melo. No es del palo, pero le gusta conectar con la gente y desfilar por la Avenida Aparicio Saravia es una oportunidad para ello, dice. El carnaval, es para el una gran catarsis social. 

Hoy es el último día de los festejos. En el siguiente video, tres de sus protagonistas intentan definirlo.

Para leer la crónica haga click aquí:

Edith González cumpló 50 carnavales. FOTO: Mariana Castiñeiras
Edith González cumpló 50 carnavales. FOTO: Mariana Castiñeiras
Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)