Celsa Puente

"Mejores alumnos pueden ser tutores de compañeros"

La directora de Secundaria apunta a negociar con los sindicatos. Advierte que hay cosas que “deben cambiar”; que no quiere ir a los “empellones”, pero que habría cosas que se arreglarían rápido con “decretazos”.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
"Los veteranos no tienen la energía para atender a los más complicados". Foto: L. Mainé

Dice que la elección de horas se hará por dos años, pese a la negativa del gremio. Que por la ola de paros se debe nivelar el conocimiento de los estudiantes. Y que los alumnos que llegan de Primaria tienen desde niveles muy buenos, a medios y malos. Sobre los edificios, señala que muchos están bien, mientras otros deben cambiarse.

—En una entrevista con El País, la directora de Primaria, Irupé Buzzetti, dijo que "es verdad" que se pasa al liceo a "alumnos que leen mal". ¿Cómo se hace para nivelar a estos estudiantes?

—Es un desafío enorme. El profesor se encuentra con una clase multigrado, con chiquilines que vienen con muy buen bagaje porque lo han adquirido con sus familias o en la escuela, otros que están en nivel medio y otros con escaso desarrollo. El juego para sortear esto está en la propuesta metodológica del profesor. Debemos trabajar más la horizontalidad, que los alumnos mejor formados puedan oficiar como tutores de sus propios compañeros.

—¿Es viable, con esa multiplicidad de niveles, que se repita solo en tercero y sexto de liceo, como ha planteado la ministra María Julia Muñoz?

—Eso no está resuelto. Secundaria no se ha expedido.

—¿Usted está de acuerdo?

—Lo tendría que pensar. No estoy segura. Interpelo la repetición como mecanismo tal como está planteada en Uruguay. Interpelo que a un chiquilín que no le fue bien y repitió, haga lo mismo al otro año con las mismas materias, el mismo contenido, la misma modalidad, y a veces los mismos profesores. Es como que yo le dé a alguien que le duele la cabeza un analgésico, y como no lo cura, le doy dos.

—¿Cómo fue la repetición en 2015?

—Tenemos cifras muy primarias, porque todavía falta cerrar el período de exámenes de febrero. Los primeros datos indican un leve mejoría

—¿Cómo influyó la gran cantidad de paros que hubo el año pasado con respecto al nivel de los estudiantes?

—Fue una situación de particular contexto, entre otras cosas porque no se dio del mismo modo en Montevideo que en el interior. Hubo localidades en que prácticamente no se paró. Esto va a llevar a que los profesores tengan que revisar los programas para jerarquizar los contenidos, porque hay cosas que no se dieron.

—¿Cómo están los edificios de Secundaria para el inicio de clases?

—En general vamos bien. Son 300 centros educativos los que tiene Secundaria, muchos de ellos excelentes, pero también hay edificios que fueron construidos para fines no educativos; para estos estamos previendo su sustitución a lo largo del quinquenio.

—Su voluntad era hacer la elección de horas docente por dos años, pero el sindicato lo vetó. ¿Esta es una derrota para el Consejo de Secundaria?

—No es así, porque el acuerdo que se hizo en el Ministerio de Trabajo establece la creación de una comisión que Secundaria ya está armando y que va a estudiar la situación.

—Pero el documento que firmó Secundaria con el gremio establece que si no están de acuerdo se hace por un año.

—No se establece con claridad. Se habla de una comisión que lo estudiará.

—Para el sindicato es así. El documento dice que "de no prosperar acuerdo se convocará a Comisión de Elección de Horas prevista en el CES y a la bipartita correspondiente para implementar la elección para el año lectivo 2017".

—Lo importante es poner el tema en la agenda. Ya veremos cuando llegue la hora.

—Pero hay que aclarar si se eligió por un año o por dos.

—La posición mía y de este Consejo es la de no ir a los empellones por la vida, aunque tenemos convicción de que hay cosas que tienen que cambiar. Porque si no el decretazo se da con mucha rapidez.

—Pero con esa misma rapidez el gremio también le puede parar todos los liceos, como hizo el año pasado...

—Fue un año especial. Un año de presupuesto no puede ser comparado con otros. En general, tenemos un buen vínculo con la Federación Nacional de Profesores de Enseñanza Secundaria (Fenapes).

—Hubo elecciones en Fenapes y ganaron más representatividad los miembros de la Asociación de Docentes de Educación Secundaria (ADES), los cuales son más críticos con su gestión. ¿Cambió en algo su relación con el sindicato?

—Tuvimos días atrás una bipartita y hubo un muy buen nivel de diálogo. Somos optimistas de que entre profesores nos tenemos que entender. La validación de la elección de horas por más de un año es un reclamo que los docentes vienen haciendo desde que yo me recibí, en el año 1982.

—La negativa de los docentes tiene que ver por ejemplo, con que si uno se muda debe esperar dos años para cambiar de lugar de trabajo. Pero además hay una denuncia histórica de que se cajonean horas para favorecer a algunos profesores...

—No, no y no. ¡De ninguna manera! Con la informática esto no es así. Está todo publicado, transparentado, cuando salta un error se da marcha atrás de forma inmediata.

—¿Desde 1982 nunca escuchó de un caso así?

—Ah, claro que sí, pero nosotros ahora estamos trabajando para transparentar eso.

—¿O sea que al menos desde enero de 2014, en que usted asumió, no se cajonean?

—Desde 2014 hemos ordenado la elección. Con la primera elección de diciembre ya designamos el 90% de los cargos.

—Un reciente informe de la OCDE propone, para mejorar los resultados, que los profesores más experientes trabajen en los centros que logran peores resultados.

—Eso es discutible, porque los docentes que tienen más grado en Uruguay son los más veteranos. No siempre tienen la disposición, el entusiasmo y la energía para atender a los chiquilines más complicados.

—¿Se debería subir de grado por rendimiento, llevando a cabo algún tipo de prueba, en vez de solo por antigüedad?

—No me animo a decir lo de las pruebas, porque Primaria ya lo probó y fueron muy pocos los que se anotaron. Sí digo que habría que buscar un modo para reconocer al profesor que se profesionaliza, que se forma, que escribe, que da conferencias, que busca ser un profesional diferente.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)