Esperan más de un millón y medio de apuestas para el 5 de Oro que se juega hoy

Medio país jugado a la suerte

Esta noche, alguien podría recibir un premio de US$ 2.739.389 a cambio de 30 pesos, casi un dólar, según la pizarra del viernes pasado. El pozo del 5 de Oro alcanzó su nivel más alto en términos históricos, medido en pesos, y disparó las apuestas.

Muchos jugadores ocasionales hicieron largas colas para jugar en los quioscos y agencias de todo el país tras el último sorteo, producido el miércoles pasado, cuyo premio principal quedó vacante.

Si no puede ver la imagen haga click aquí 

Ahora la Dirección Nacional de Loterías espera superar la venta del miércoles pasado que alcanzó a 1.561.173 apuestas en todo el país, según confirmó el director de la repartición, Luis Gama.

Cada vez que el pozo principal del 5 de Oro se acumula, suben las ventas hasta en las zonas fronterizas ya que argentinos y brasileños cruzan a probar suerte.

Más allá del premio mayor, curiosamente, la clave para superar las ventas es la situación climática. "Si no llueve podemos esperar un incremento de entre 15% y 20% de las apuestas", afirmó.

El miércoles en Montevideo se produjeron unas 80.000 apuestas fuera de los niveles habituales, mientras que en el interior se vendió un poco menos de lo acostumbrado. Se debe a que en el interior hay más lugares de venta ubicados al aire libre y en los días previos las lluvias fueron copiosas.

En los juegos con pozos habituales, se colocan entre 900.000 y 1.000.000 de cupones, según datos aportados a El País por fuentes de la Dirección Nacional de Loterías.

El 18% de las ganancias por las apuestas del 5 de Oro queda para el Estado, por lo que el aumento de las ventas también ayuda a las cuentas fiscales. En tanto, de los pozos que se sortean se descuenta el 5% que va destinado al Fondo Nacional de Recursos.

El 5 de Oro acumulado provoca largas colas frente a los quiscos. Foto: A.Colmegna.
El 5 de Oro acumulado provoca largas colas frente a los quiscos. Foto: A.Colmegna.

Tiempo.

También para "timbear" los uruguayos dejamos para último momento. "En las últimas dos horas antes del sorteo puede haber hasta 60.000 apuestas", dijo Gama. Ahí funcionan todos los sistemas, las apuestas telefónicas o salir corriendo al quiosco más cercano.

Sin embargo, los quioscos y agencias de Montevideo y el interior han estado trabajando mucho. "Esto es una locura. Tenemos cola permanente de 8 a 16 horas", dijo Néstor Peralta, gerente de la Banca Colectiva de Quinielas de Fray Bentos que ha visto cómo la venta esta semana se incrementó hasta un 50%, "algo inesperado".

"Estamos con una expectativa bárbara. Hace dos semanas entregamos el pozo mayor con 33 millones así que imagínate la fiebre que tiene la gente", indicó Peralta. En esa oportunidad la boleta ganadora fue vendida en el puente internacional a un transportista de Florida.

Antes, la Dirección Nacional de Loterías cortaba el pozo en 55 millones pero ahora no tiene límite. "Supongo que a este ritmo puede llegar a 80 millones y si no llega a salir mi experiencia me dice que puede incrementarse fácilmente en 10 o 15 millones para el miércoles siguiente. La gente está enloqueciendo y no es para menos", dijo el responsable de la firma.

Historia.

El de hoy será el sorteo número 2.405. El juego del 5 de Oro se estableció en 1990, más tarde surgió el junior en 1993 y el Revancha en 1998. Comenzó con 36 bolillas hasta evolucionar a las 48 que existen en la realidad.

Uno de los primeros ganadores fue Emilio Pedrozo, un hombre que vive en Salto. No recuerda con precisión la fecha en la que se hizo de 100.000 dólares con el juego pero tiene claro que "era mucha plata".

Más allá del golpe de fortuna, le fue mal, hizo malos negocios y terminó embargado. Se jubiló y sigue probando suerte con el 5 de Oro.

Zulma Villalba sacó el pozo mayor hace algunos años, pero ya no juega más. Vive en Fray Bentos y, lejos de la euforia, aquel 5 de Oro le trajo tristes recuerdos y una experiencia que le permitió ver la vida de otra manera.

"Para empezar lo que recibís, deducidos los impuestos no se aproxima a lo que dice la publicidad y la verdad ya no juego más porque aprendí que la plata no es nada y la vida se comienza a vivir cuando valorás las cosas realmente importantes que precisamente no pasan por el dinero", dijo Zulma.

Además, padeció situaciones feas. Se llevó decepciones de gente que creía cercana y se distanció después que sacó el pozo del 5 de Oro; Zulma sufrió un accidente que le costó un par de semanas en CTI.

"Te imaginas el infierno que sería ganar 77 millones. Prefiero conservar las amistades por lo que soy y no por lo que tengo", expresó Zulma.

En 2009 una familia de feriantes de Malvín Norte ganó un pozo de oro acumulado. Hubo festejos en el barrio y la historia rápidamente tomó estado público. Los números ganadores fueron elegidos por una adolescente que tenía 14 años de edad.

Ayer, El País intentó localizar a la familia para conocer su historia, pero no hubo forma de que aceptaran contarla. Se pudo saber que aquella adolescente creció y en la actualidad tiene un salón de fiestas infantiles y que la familia no tuvo "mayores problemas".

Emoción.

Homero Rodríguez Tabeira es el presentador oficial del sorteo del 5 de Oro desde que comenzó el juego en el año 1990. Contó a El País que con el correr de los años se ha realizado un esfuerzo importante en dotar de transparencia todos los procesos. "Los boxes están lacrados y lo puede abrir el escribano designado por la Dirección de Loterías; las bolillas las tocan únicamente los niños cantores", indicó Rodríguez.

"El 5 de Oro ha cobrado una gran credibilidad en estos 20 años, mucha gente lo ha sacado, los sorteos se hacen en vivo y en directo ni un minuto antes de las 22.00", explicó.

Cuando se juegan premios importantes el sorteo se hace especial. "Se siente una adrenalina distinta y yo trato de darle expectativa, emoción. Hace tres sorteos que vengo diciendo que sale, pero el azar tiene esas cosas, es increíble", señaló.

Con respecto a la forma de jugar de los uruguayos, el presentador destacó que se eligen muchos números referentes a las fechas importantes de las familias, algo que limita el horizonte de los apostadores.

"Tengo la noción de que hay muchas jugadas entre los ceros y el 36, como en la época en que no había 48 bolillas. La gente juega mucho a la fecha de los cumpleaños, por eso recomiendo que sigan con la cábala y que también se jueguen por los 5 de Oro sorpresa", indicó el reconocido locutor.

El último ganador le contó que eligió los números cuando fue a cambiar el último billete de 1.000 que le quedaba. Le tomó las cifras y apostó. Y ganó $ 20 millones.

Conjeturas.

Una rápido ejercicio de comparación con el premio mayor de 2009 que, medido en dólares de aquel momento, fue de unos US$ 2.941.683, las opciones financieras permitían hacer más negocios que ahora.

Por ejemplo, basados en los avisos clasificados en 2009 se podía comprar 15 apartamentos en Punta del Este, mientras que en la actualidad esa opción se reduce a seis. En tanto, se podía comprar 12 casas en la zona de Carrasco, ahora esa posibilidad queda en cuatro.

El ejercicio, de escaso rigor científico, se ve afectado por el valor del dólar y los cambios ocurridos en el mercado.

Una opción para el ganador es no recibir el premio. En tal caso, el premio mayor debe repartirse en un 50% que se destina a Rentas Generales, mientras que el otro 50% pasa a la propia Dirección.

De esta mitad, un 25% se utiliza para mejoras edilicias de la Dirección de Loterias, un 20% estará destinado al INAU y un 55% se destina a remuneraciones extra para el personal de la dirección, compuesto por 160 trabajadores.

Haciendo cola frente al quiosco o la agencia.

Las colas frente a los quioscos se vienen registrando a lo largo y ancho del país para jugar al 5 de Oro. Las autoridades de la Dirección de Loterías estiman que hoy se podría superar el millón y medio de apuestas, una cifra habitual para los días en que se sortean pozos acumulados. No obstante, se espera que en las dos últimas horas antes del sorteo se produzca un aluvión de apuestas por las distintas vías, entre ellas la telefónica. Algunos quiosqueros ya piensan en extender el horario de trabajo para favorecer el flujo de apuestas.

Por ahora, dejarán que se acumule.

El reglamento del 5 de Oro prevé que si el pozo principal se acumula, el director de Loterías y Quinielas, dependiente del Ministerio de Economía y Finanzas, puede resolver que el premio se reparta entre los ganadores del pozo de plata.

Sin embargo, en esta ocasión el director, Luis Gama, resolvió no utilizar esa potestad y, en principio, permitirá que el premio se siga acumulando, según explicó a El País el mismo jerarca.

"Sé que ese mecanismo se usó en otras ocasiones, pero yo no tengo previsto hacerlo", aseveró Gama a El País.

La última vez que se resolvió aplicar ese mecanismo fue en el año 2010. En ese entonces, el premio mayor era de unos US$ 2.500.000, el mayor que se había registrado hasta el momento, y el entonces director de Loterías, Álvaro Queijo, decidió que si no había un ganador en el 5 de Oro, el premio se repartiera entre los ganadores del pozo de plata. Queijo defendió su decisión asumiendo que un pozo de ese tenor podría provocar una "conmoción social".

Gama, en cambio, no espera una "conmoción social" como su predecesor y aprovecha la ocasión que le da el azar para recaudar un poco más para el Estado.

Cada vez que el premio mayor se acumula, los ingresos para la Banca y el Estado se disparan sustancialmente. "Al incrementarse el nivel de apuestas, se vierten más recursos para el Estado", explicó Gama a El País.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te puede interesar
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)