VIVIENDA SINDICAL

"Aunque me maten, seguirá juicio al Pit-Cnt"

Empresaria denuncia 4 atentados; central rechaza acusación.

En los últimos dos días, la vidriera de la barraca Colón recibió tres impacto de bala. Foto: El País
En los últimos dos días, la vidriera de la barraca Colón recibió tres impacto de bala. Foto: El País

En un año, la empresaria de Rocha, Susana Nicodella, quien presentó una demanda penal y otra civil contra el Pit-Cnt por supuestos ilícitos en el marco del Plan de Vivienda Sindical, denunció que sufrió cuatro atentados.

Tres de ellos fueron balazos contra la fachada de su comercio y un ingreso a su casa a través de una puerta, ocasión en la que se revisaron documentos, rompieron todos los vidrios de las ventanas y tiraron un par de botas suyas a la piscina.

"Son actitudes de cobardes. Todas las personas que están atrás de mí, me pase lo que me pase, tienen instrucciones de seguir con esto. Muerta yo voy a seguir hablando; con esto no me van a amedrentar. Seguirán los juicios" contra el Pit-Cnt, dijo Nicodella y agregó: "Obviamente están tratando de intimidarme".

La empresaria señaló que dos gestores que trabajaban para el programa de Vivienda Sindical la amenazaron de muerte y recibió llamados telefónicos intimidatorios de personas que decían ser integrantes del movimiento obrero.

"Estaban detrás de un teléfono y así se puede decir cualquier cosa. Los dos gestores no actuaron solos. Esto sigue. Hay mucha gente metida en esto", dijo en alusión a la central.

Según la empresaria, la lectura de los incidentes es que es vulnerable a los ataques. "La interpretación que hago es que me quieren decir que entramos cuando queremos a tu casa y te ahogamos en la piscina", dijo.

Consultada sobre si los ataques están vinculadas a sus denuncias sobre supuestos ilícitos en el Plan de Vivienda Sindical, Nicodella respondió en forma tajante: "Totalmente. No tengo enemigos en Rocha que quieran hacerme eso. El que me quiera robar no me tira balazos en el vidrio. Rompe el vidrio y roba", dijo.

Tras advertir que realizó denuncias a la Policía por los incidentes, la empresaria de Rocha señaló que no pedirá protección a la Jefatura rochense sino que incrementará las medidas de seguridad en su comercio con la instalación de cámaras y alarmas. También reforzó la seguridad en su casa.

"No sé qué me espera esta noche o mañana, en mi casa o en la calle", dijo.

El Plan de Vivienda Sindical era un negocio millonario. La iniciativa pretendía construir 15.000 viviendas. Dos gestores que firmaron contratos por la Comisión de Viviendas de la central comenzaron a pedir adelantos del 10% de cada negocio. A Nicodella le ofrecieron construir 1.000 viviendas. Le pidieron un adelanto de US$ 300.000. Sus cheques terminaron en manos de prestamistas.

Pedido.

El presidente del Pit-Cnt, Fernando Pereira, dijo a El País que la central obrera no tiene ninguna relación con los incidentes ocurridos a la empresaria de Rocha.

"Ella tiene que ir a la comisaría y pedir que investigue estos incidentes", dijo Pereira. Poco después, señaló que llamará al ministro del Interior, Eduardo Bonomi para solicitarle que la Policía investigue los episodios y se sepa quiénes fueron sus autores. "Nadie puede creer que el Pit-Cnt mande a alguien a realizar cuatro atentados contra una empresaria de Rocha. Todo el mundo nos conoce bien. Las fantasías y novelas turcas están bien, pero tienen un límite", dijo Pereira.

Pereira manifestó su malestar por la vinculación de los incidentes y el movimiento obrero realizada por Nicodella. "La empresaria miente y calumnia al Pit-Cnt", advirtió.

En un oficio del Banco República, que el Pit-Cnt presentó a la Justicia Penal y Civil, consta que Nicodella no pagó ninguno de los cheques.

"Ella no perdió ni un peso. Está bravo para ella probar que resultó estafada. Hubo un negocio entre la empresaria y dos gestores privados. Tiene que arreglarse con los gestores", señaló.

Pereira indicó que la empresaria "está dando bastante manija" contra el Pit-Cnt y advirtió que, hasta el momento, la central se mantuvo callada perdiendo imagen pública al concurrir a juzgados.

Enseguida agregó: "Es demencial creer que estamos detrás de esos atentados. Ella hace una demanda al Pit por US$ 2.800.000 cuando no perdió ni cero peso. La última sentencia judicial dijo que el Pit-Cnt no participó en los negocios con los gestores".

La central enfrenta demanda millonaria.

La empresaria barraquera de Rocha, Susana Nicodella, que denunció haber sido estafada con el Plan de Vivienda Sindical del Pit-Cnt, amplió su demanda civil e involucró en su reclamo por US$ 2.800.000 a los 37 dirigentes que integran la Mesa Representativa de la central sindical.

Nicodella sostiene que fue invitada a participar de la construcción de viviendas para el Plan del Pit-Cnt. Entregó ocho cheques diferidos por US$ 300.000 a unos intermediarios que le mostraron un contrato con el Pit-Cnt para gestionar 3.000 viviendas. El dinero era a cuenta de las ganancias que iba a percibir. Sin que el negocio se concretara, uno de los gestores intentó cobrar uno de los cheques. La empresaria dice que recurrió al entonces encargado del Plan por parte del Pit-Cnt, Eduardo Burgos, quien se ofreció a recuperar los cheques, lo que nunca ocurrió.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)