CAROLINA ARDOHAIN

"Me gustaría volver a ser jurado del Bailando"

Pampita Ardohain arrancó el nuevo año en Punta del Este entre eventos, playa y arrumacos, tras consolidar su relación con Pico Mónaco, con quien comparte una lujosa mansión en el balneario.

Carolina Ardohain. Foto: instagram.com/pampitaofficial1

  •  
PABLO CAYAFA10 ene 2017

Luego de un exitoso año como jurado del “Bailando”, la modelo dice que le gustaría seguir trabajando junto a Marcelo Tinelli. También señala que se está preparando para grabar una ficción este año.

Carolina ‘Pampita’ Ardohain es la mujer del verano en Punta del Este. Junto a su pareja, el tenista ‘Pico’ Mónaco, viene acaparando en estos días la atención de periodistas y paparazzis del vecino país que cubren la temporada estival.

Muy lejos quedó el verano anterior, cuando la reconocida modelo era abordada por la prensa por su escandalosa separación. Ahora luce radiante, enamorada y más accesible para los medios. Una de sus salidas nocturnas fue al exclusivo cóctel de la joyería argentina Rubí Rubí, realizado en The Grand Hotel, de la rambla Lorenzo Batlle Pacheco.

La morocha, que se ha ganado un espacio en las revistas este verano por ocupar una verdadera mansión en el Este junto a su novio, asistió de impecable y ajustado vestido, posó hasta para la última cámara y se mostró cómoda charlando con los invitados. Simpática, accedió a cada selfie e incluso aconsejó sobre cómo ubicar la cámara del celular para que las fotos salgan con mejor luz.

En diálogo con El País, habló sobre sus días de playa, el noviazgo, la experiencia en Showmatch en la que estuvo como jurado y la posibilidad de volver a ser mamá.

—¿Cómo estás viendo Punta del Este esta temporada?

—Punta del Este siempre es un placer. Es un lugar cosmopolita donde te encontrás con gente de todo el mundo. Tengo varios amigos vacacionando acá, así que siempre es el lugar que elijo para descansar. Los eventos son alucinantes y tienen todo el glamour; como éste, que reúne el talento de la joyería argentina.

—Después de un 2016 intenso en lo laboral, ¿te gustaría tener un 2017 igual o estar más tranquila?

—Nunca sé lo que me va a deparar el destino. Van llegando las cosas y yo voy viendo si me animo o no a hacerlas. El año pasado lo disfruté y crecí un montón. Hice algo distinto como jurado en Bailando por un Sueño y la gente me vio en un rol diferente. Se creó un lazo súper fuerte con el público porque es uno de los programas más vistos. Además, pude ver bailar en vivo cuatro noches a la semana que me encanta.

—¿Qué fue lo mejor que te dejó esa experiencia?

—El aprendizaje, siempre. Cuando se aprende así, hay que entregarse y disfrutar de la experiencia. A mí me encanta el programa, soy una gran fan de Showmatch. Está la propuesta de repetirlo este año y vamos a ver si se da.

—¿Tenés ganas de volver a ser jurado este año?

—Sí, puede ser. Si puedo organizarme los tiempos, podría ser.

—Una de las situaciones con más repercusión del programa fueron tus cruces con Nicole Neumann ¿Su participación sirvió para que saldaran un viejo enfrentamiento?

—Yo siempre fui con buena onda y lo que va surgiendo en el programa son cosas que pasan porque es un reality y la gente está muy a flor de piel. Para mí fue una experiencia maravillosa.

—¿Te gustaría volver a la ficción?

—Sí, incluso está la propuesta de una película para este año. Ya me estoy preparando con un coach personal para el personaje y cuando me reintegre al trabajo voy a seguir con eso.

—¿Cómo definirías esta etapa de tu relación con el tenista Pico Mónaco?

—A los dos meses de relación uno está en su mejor momento. Y más en un lugar soñado como Punta del Este. Estamos disfrutando mucho.

—¿Cómo manejan la exposición siendo que vos estás muy presente en los medios y él cultiva un perfil bajo?

—Él se va acostumbrando de a poco y yo trato de respetar sus tiempos. Él no se dedica a esto, entonces no tiene por qué exponerse ni dar notas ni nada. Yo lo respeto muchísimo en eso.

—Se muestran muy afectuosos en las redes ¿Alguna vez habías estado tan enamorada?

—(Tose y aclara que es porque está resfriada) Trato de cuidar las palabras y guardar algo de intimidad para mí.

—¿Tenés ganas de volver a ser mamá?

—Es muy apresurado pensar en eso en dos meses de relación. Traer a un hijo al mundo es una responsabilidad para toda la vida, no se puede tomar a la ligera. Ya me lo han empezado a preguntar pero no está en los planes. Estamos disfrutando el momento de conocernos y no queremos quemar etapas.

Comentarios
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)
user-photo
Si no puedes leer la imagen de validación haz clic aquí
Pulse aquí para volver a la versión mobile.