PAYSANDÚ

Mató y carneó a un perro para venderlo como un cordero

El hombre había hecho lo mismo dos veces el año pasado.

"Pintillo", el joven de Paysandú que en el año 2016 había matado a dos perros sin motivo alguno, volvió a cometer el mismo acto. En este caso utilizó la misma metodología que la vez anterior, lo que fue determinante a la hora de identificarlo como culpable de la muerte del can.

En primera instancia apedreó al perro hasta la muerte cerca del parque munici-pal, luego lo descuartizó y despellejó para llevarse únicamente la parte del tronco que colocó dentro de un bolso negro. Según presumen las autoridades, tal como sucedió en los casos pasados, la intención era vender la carne como si fuera de cordero, informó El Telégrafo.

La organización civil "Amigos de los Animales", condenó el accionar del joven y le exige a la justicia que lo procese o, en caso de que sea inimputable debido a que padece trastornos psicológicos, sea internado en una clínica para enfermos mentales. "Pero que no quede libre como la vez anterior", puntualizaron.

El hallazgo.

En la mañana del miércoles, un hombre que se encontraba caminando por las calles internas del parque municipal encontró, diseminados por el pasto, restos que parecían pertenecer al cuerpo de un perro: una cabeza, dos patas y partes del cuero del animal.

El color del pelaje y la cabeza permitieron al hombre sospechar que se podía tratar del perro de su vecina, por lo que se dirigió hasta la vivienda. Una vez allí la vecina constató entonces que el perro pitbull de tres años, apodado "José", que tenía atado en el frente de su casa ya no estaba.

Debido a que el año anterior un familiar de su actual pareja había matado a otros perros en el mismo lugar y utilizando el mismo método, la mujer fue a realizar la denuncia y culpó directamente a "Pintillo" por el hecho.

La policía se dirigió a la casa del joven quien se encontraba durmiendo. Al costado de su cama había un bolso negro que contenía el tronco del animal por lo que el hombre fue detenido y trasladado a la comisaría. El veterinario Germán Matos, que se acercó hasta la seccional, constató que se trataba efectivamente de un perro de la raza pitbull por su contextura física y parte del cuero que aún tenía.

Laura de León, representante de la organización "Amigos de los Animales", dijo que el joven debe ser penado de alguna manera. "No puede ser que suceda lo mismo que la vez anterior, que le hicieron una pericia psiquiátrica pero no se lo internó ni se lo procesó, sino que lo soltaron", dijo.

El año anterior "Pintillo" había matado y carneado al perro de su padre y lo había vendido como cordero. La otra perra que también carneó y luego se comió había sido castrada por la organización "Amigos de los Animales".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)