FOTOGALERÍA

Martínez se embarra los pies en el Marconi

Recorrió un asentamiento junto a directores de la IMM y prometió soluciones a los vecinos de la zona.

Martínez camina junto a un consejal. La alcaldesa Nedov charla con el secretario Nopitsch. Foto: M. Bonjour
Martínez camina junto a un consejal. La alcaldesa Nedov charla con el secretario Nopitsch. Foto: M. Bonjour
Martínez junto a la madre que tiene hijos con polmbemia. Foto: Manuel Bonjour
Martínez junto a la madre que tiene hijos con polmbemia. Foto: Manuel Bonjour
Cañada: Vecinos arrojan basura a un afluente del Miguelete. Foto: Manuel Bonjour
Cañada: Vecinos arrojan basura a un afluente del Miguelete. Foto: Manuel Bonjour
Cañada: Vecinos arrojan basura a un afluente del Miguelete. Foto: Manuel Bonjour
Cañada: Vecinos arrojan basura a un afluente del Miguelete. Foto: Manuel Bonjour
Martínez recorrió con varios directores de la comuna los asentamientos del barrio Marconi. Foto: M. Bonjour
Martínez recorrió con varios directores de la comuna los asentamientos del barrio Marconi. Foto: M. Bonjour
Martínez recorrió con varios directores de la comuna los asentamientos del barrio Marconi. Foto: M. Bonjour
Martínez recorrió con varios directores de la comuna los asentamientos del barrio Marconi. Foto: M. Bonjour
Martínez recorrió con varios directores de la comuna los asentamientos del barrio Marconi. Foto: M. Bonjour
Martínez recorrió con varios directores de la comuna los asentamientos del barrio Marconi. Foto: M. Bonjour
Martínez recorrió con varios directores de la comuna los asentamientos del barrio Marconi. Foto: M. Bonjour
Martínez recorrió con varios directores de la comuna los asentamientos del barrio Marconi. Foto: M. Bonjour

El intendente de Montevideo, Daniel Martínez, recorrió ayer, junto a varios directores de la comuna, los asentamientos del barrio Marconi, y se comprometió a solucionar los problemas de la limpieza, asfaltar calles e investigar los casos de niños afectados por la plombemia.

Los jerarcas partieron a pie desde uno de los dos puentes inaugurados el año pasado que conectan los asentamientos con el barrio Las Acacias. Aunque nuevas, las barandas de hormigón lucían graffitis. Bajo los puentes se veía una cañada a cielo abierto con cientos de bolsas de basura desperdigadas sobre el curso del agua que desemboca en el arroyo Miguelete. En los últimos días hubo una recolección pero, según concejales del municipio, los habitantes del entorno llevan "unos 40 años tirando desechos ahí".

No había acabado la frase cuando una vecina salió de su vivienda revoleando una bolsa de nylon que fue a parar en medio de la cañada.

Martínez, acompañado de la directora de Desarrollo Social, Fabiana Goyeneche, y del secretario general Fernando Nopitsch, preguntó: "¿Por qué no hay contenedores?". Inmediatamente tomó su celular y dijo que iba a escribir un mensaje a un gerente de operaciones para que tomara cartas en el asunto.

Después, todos prosiguieron la marcha junto a concejales vecinales de la zona que oficiaron de guías. A su paso —casi siempre por terreno resbaladizo—, el intendente saludaba con un "Hola, vecino" y hacía bromas futboleras a los hinchas de Nacional. Estos respondían con sonrisas y, en ocasiones, iban a saludarlo con un beso.

Durante la marcha por la Costanera, el concejal Carlos Badaracco le hablaba de la necesidad de asfaltar esa calle para permitir el ingreso del camión recolector. Martínez aseguró que evaluará cómo instrumentar esta medida.

Caminos y plombemia.

En medio del asentamiento, cerca de un lugar donde hubo enfrentamientos entre delincuentes y la policía en mayo del año pasado, un hedor nauseabundo se hacía sentir. "Yo no sé cómo la gente puede vivir con este olor", decía una concejal mientras más vecinos salían de sus casas, sorprendidos ante el inusual movimiento.

Los senderos que dan a las casas tenían escombros y basura de todo tipo. Nunca se lograba pisar firme. "Estos caminos son imposibles de transitar", repetía una y otra vez el concejal.

Al promediar el recorrido, Badaracco le presentó a una mujer cuyos tres hijos están afectados de plombemia. El intendente le presentó a su vez a la directora de Salud de la comuna, Analice Beron, quien escuchó los problemas que exponía la familia.

"Yo me he movido para ver si me podían dar una casa y me dijeron que no. Yo trato de tenerlos limpios pero acá es imposible", decía la madre mientras uno de sus hijos, de unos tres años, jugaba con dos alambres que había encontrado en el piso. La mujer admitió que le dieron hora para el hospital pero no ha podido acudir por tener que atender las actividades de sus hijos. Martínez y Nopitsch preguntaron el apellido de la familia afectada y prometieron ocuparse del asunto.

"Averigüemos", ordenó el intendente.

Una de las concejales preguntó cuáles eran las viviendas de los vecinos a realojar. Sandra Nedov, alcaldesa del Municipio D, quien también participó de la recorrida, contestó que no se ha hablado de realojos sino de refacción de baños y cocinas que lleva a cabo el Plan Juntos.

"No hay nada mejor que ver con los propios ojos las realidades de los barrios. Uno canaliza un montón de temas", concluyó Martínez al finalizar el recorrido.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)