MAríTIMAS

Martín García: tenía 32 pies, ahora solo 25

Licitación Internacional para profundizarlo y mantenerlo.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Canal Martín García .


Para comenzar, la última noticia que tenemos según consta en las comunicaciones a los navegantes, es que el Canal Martín Garcia está hoy bajo un perfil calamitoso, a 7.70 metros de profundidad o sea unos 25 pies de aquellos 32 que tenía hace apenas 40 meses cuando lo mantenía Boskalis. Felizmente dejamos atrás 9 años de fatigosas negociaciones a la nada, fricciones, malas ondas y también torpezas y fracasados dragados locales aunque ahora, una vez más, uruguayos y argentinos entramos a trabajar de buena fe en temas que nos importan, en una onda de recuperación de tiempos perdidos que puede y tendrá una culminación exitosa para ambos países. Así lo esperamos y nos referimos al comercio, vías fluviales, portuario, mejoras en el río Uruguay para ambos países y retomando con seriedad y optimismo el manido asunto del canal Martín Garcia. La historia es un incesante volver a empezar y el 6 de marzo del año pasado escribíamos de lo mismo con las mismas esperanzas.



CARP. Efectivamente, luego de dos meses de intenso trabajo llevado a cabo por un grupo conformado por dos Delegados de cada país más los respectivos asesores, se arribó a un Proyecto de Pliego de Licitación para el dragado y mantenimiento a 34 pies del canal Martín García en dos etapas. Una primera etapa será de profundización de 32 a 34 pies, (un año) y luego vendrá la segunda de mantenimiento (4 años), lo cual vemos como una aspiración bien sensata por cierto.

Finalizados los 5 años, sería posible una extensión por igual plazo, si la CARP lo estima conveniente a los intereses de ambos países.

El proyecto antes mencionado fue presentado al Plenario de la CARP realizado hace pocos días, en cuya oportunidad fue inicialado por ambas Delegaciones prestando de esta manera su acuerdo al documento, pasando a consulta de ambos Estados.

Como somos optimistas y es lo que deseamos, se descuenta su rápida aprobación ya que las Delegaciones actuaron de acuerdo con las instrucciones recibidas de las respectivas Cancillerías, por lo que solo faltaría algún último ajuste.

Es de esperar que en pocos días vuelva a la CARP para que esta Comisión inicie el llamado, por lo que es posible que en un corto plazo, digamos último trimestre del año, tendremos la empresa ganadora de la licitación y a continuación el comienzo de las tareas. Como dijimos, es una licitación abierta que según ha trascendido, participarían empresas dragadoras internacionales de todo el mundo, algunas de ellas actuando desde hace años en la región.

La nueva licitación relevaría a quien hoy está realizando el mantenimiento que son dragadores chinos (Servimagnus) cuyo contrato estaría próximo a finalizar, contrato este cuyo objeto era recuperar el canal de acuerdo al diseño original, 32 pies al cero LIMB, 100 mts de ancho de solera para un barco de diseño “panamax”, tarea esta que se ha visto complicada por la sedimentación que arrastran los ríos Uruguay y Paraná a consecuencia de las recientes crecientes. Es obvio que cualquiera sea la empresa ganadora de la licitación tendrá que contar con unidades dragadoras de gran potencia.



ALUVIONES. Seamos realistas en este tema específico. Se ha producido desde el año pasado una sedimentación implacable al punto que el canal quedó afectado en su fisonomía, en sus anchos de solera y otros aspectos técnicos. Se habló entonces de dos millones de metros cúbicos de barro y al parecer hoy los expertos hablan de más de 4 millones de metros cúbicos y esto también alcanzo a los dragados realizados por ambos países en el río Uruguay, como los que se realizan en el río Paraná. Así que la nueva acción de la CARP será no solo la recuperación del Martín García sino llevarlo a 34 pies y a un grado aceptable de eficiencia al servicio de la navegación útil para ambos países. Cabe mencionar que operadores privados del área de Nueva Palmira consultados, manifestaron su conformidad con el nuevo dragado ya que con la marea normal del Río de la Plata (3 pies) les permitiría salir con barcos a 34/35 pies de calado, cumpliendo con la revancha de seguridad bajo quilla de 2 pies. Hoy, los barcos que van a los puertos argentinos del Paraná a cargar, suben vacíos por el Martín García aliviando de esta manera el tráfico por la ruta argentina también comprometida por el exceso de sedimentación.

Y a propósito, todos sabemos que esta ruta ya tiene 34 pies de profundidad y los barcos entre ellos los New Panamax, de 229 metros y 38 metros de manga bajan cargados por el Mitre calando 34 pies aprovechando la marea para mantener la revancha bajo quilla de 2 pies.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)