POLÍTICA DE DROGAS

Marihuana: farmacias temen asaltos

Gremiales de Montevideo y el Interior transmitieron la preocupación a las autoridades.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Software controlará la cantidad de drogas que vendas las farmacias. Foto: AFP

Farmacias de Montevideo y el Interior están preocupadas porque la implementación de la venta de marihuana redunde en una mayor cantidad de asaltos a los comercios.

Las autoridades tienen previsto que a más tardar en agosto se esté habilitando la venta de marihuana en las farmacias que demuestren interés en hacerlo las que, hasta ahora, suman medio centenar sin contar las grandes cadenas que ya habían comprometido su participación meses atrás.

Sin embargo, en una reunión mantenida días atrás con autoridades del Instituto de Regulación y Control del Cannabis (IRCCA), el prosecretario de Presidencia, Juan Andrés Roballo y las gremiales farmacéuticas las autoridades dieron un mensaje claro: la ley se va a aplicar con las farmacias que se hayan registrado y si hay zonas que quedaron desabastecidas se buscarán otros dispensadores, dijeron a El País participantes del encuentro. El precio se mantiene en: US$ 0,90 por gramo.

Una de las mayores preocupaciones de los farmacéuticos planteada al gobierno en la reunión es que pese a las medidas de seguridad que estableció el gobierno sobre el almacenaje de la marihuana en las farmacias, se produzcan más actos delictivos contra sus comercios. "Hay mucho temor de que sean posibles llamadores de asaltos, especialmente farmacias periféricas", dijo a El País Fermín Arguiñarena, presidente de la Asociación de Farmacias del Interior. En muchos casos las farmacias están cerradas en la noche por lo que consideran que allí quedarían más vulnerables los locales. También hay farmacias en la frontera que temen por actos delictivos que puedan provenir de zonas limítrofes. Y, en algunos casos, se suma la percepción de riesgo por potenciales ataques de pequeños distribuidores de droga barrial que quieran dar alguna "señal".

"Todos sabemos que la farmacia barrial es un botín muy preciado para los delincuentes. Hemos tenido farmacéuticos asesinados y en barrios periféricos te roban para comprar un porro y ahora la marihuana va a estar en la propia farmacia", dijo a El País Pablo Duran, asesor letrado del Centro de Farmacias del Uruguay. Esta gremial está elaborando un protocolo de seguridad que será presentado al Ministerio del Interior en las próximas semanas. "Queremos que haya mecanismos de seguridad en general y que los costos de seguridad en las farmacias que vendan marihuana sean reducidos; se busca que haya complementación entre seguridad natural que provea el Estado y la seguridad propia que el comercio va a tener que poner", agregó.

Según las disposiciones oficiales la marihuana deberá estar guardada en un mueble con capacidad para almacenar hasta 2 kilos y no podrá ser compartido con otros productos. El mismo no podrá estar expuesto al público y deberá estar amurado a la pared sin exposición al sol o humedad. El mueble deberá permanecer cerrado con algún dispositivo de seguridad y su mecanismo de apertura deberá estar bajo control de un responsable.

Roballo tomó nota del asunto y prometió hablar con el ministro del Interior Eduardo Bonomi para evaluar la posibilidad de realizar "rondas especiales de patrullaje", dijeron los asistentes al encuentro.

Oferta.

El próximo 16 de mayo se cierra el llamado a farmacias interesadas en ofrecer el cannabis psicoactivo de uso no médico. Entre las farmacias existe una variedad de opiniones sobre participar o no. Entre los argumentos en contra está la inseguridad prevista, el riesgo de "reputación", especialmente en el Interior y la falta de habilitación del Ministerio de Salud Pública vigente. Otros están expectantes a que se implemente para ver cómo funciona y de ahí se evalúe la posibilidad de sumarse y hay quienes consideran que es un negocio "rentable".

Esto se da en un contexto en el que el trasiego de la marihuana no ha mermado. En todo 2015 incautaron casi 2.000 kilos de la sustancia y esperan que 2016 sea récord. Por lo pronto, en lo que va del año, según datos que proporcionó a El País la Dirección General de Represión al Tráfico Ilícito de Drogas, ya se incautaron cerca de 1.500 kilos de marihuana en diversos operativos realizados en todo el país por las autoridades.

Medidas de seguridad.

- Las farmacias que se adhieran al sistema de venta de cannabis psicoactivo de uso no médico deberán contar con un mueble con capacidad para almacenar hasta 2 kilos y no podrá ser compartido por otros productos.

- El mueble no podrá estar expuesto al público y deberá estar amurado a la pared sin exposición al sol o la humedad.

- El mismo deberá tener un sistema de seguridad y su mecanismos de apertura deberá estar en custodia de una persona responsable para esto.

- Fuera de esto no se establecieron medidas específicas de seguridad para las farmacias en sí. Según las gremiales farmacéuticas las autoridades se comprometieron a analizar la situación. Temen que puedan recibir ataques en la noche cuando no hay actividad.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)