ONGs reclaman que maltrato animal sea penado con cárcel

Marcharon en Paysandú por asesinato de un perro

Wanda es una perra raza Pitbull que está en adopción. Pertenecía al hombre de la localidad sanducera de Guichón, que días atrás mató a su perro Matute de un balazo, lo filmó y lo subió a Facebook.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Marcharon en repudio del asesinato del perro en Guichón. Foto: El Telégrafo

Ayer organizaciones no gubernamentales marcharon en Paysandú por la muerte del perro a manos de su dueño y en reclamo que el maltrato animal sea un delito penado con cárcel, ya que el hombre no tuvo consecuencias legales.

La perra estaba preñada del Pitbull llamado Matute cuando su dueño se la entregó a la organización no gubernamental Amigos de los Animales Pay-sandú (Ongaap). Wanda llegó a esa ONG después que su dueño accediera ante el juez a dar uno de sus perros a raíz de lo ocurrido con Matute.

Ongaap decidió que la perra abortara porque "diez Pitbull más para que terminen de la misma forma no. Era una preñez que no estaba muy avanzada", contó Laura De León, presidenta de la organización.

A través de su página de Facebook, Amigos de los Animales la da en adopción: "Wanda, ¡una belleza de animal! Víctima de su dueño, que pobló la ciudad de Guichón con sus camadas de cachorros, pariendo toda su vida. Hoy ya fue esterilizada por Ongaap, ya su calvario terminó. Ahora a conseguirle un hogar como ella merece. ¿Quien le da esa oportunidad?". De León contó que ya han llamado algunas personas para adoptar a Wanda, pero la ONG está buscando que la casa a la que vaya sea cerrada, es decir que la perra no pueda salir a la calle, y que no haya otros perros porque el dueño le dijo a la protectora de animales que Wanda se peleaba mucho con los demás perros.

Es por esa razón que desde Ongaap se pretende evitar que Wanda lastime a otros perros; aunque la presidenta de la organización, que la tiene temporariamente en su casa, dijo que "parece tranquila".

Marcha.

De León llevó ayer a Wanda a la marcha en el centro de la ciudad de Paysandú, en repudio a la muerte por un balazo del Pitbull y en reclamo que el maltrato animal sea penado con cárcel.

El hombre que mató a su perro de un balazo no fue procesado y quedó en libertad. El argumento para que no tuviera consecuencias legales es que no existe ningún norma que tipifique lo que hizo como un delito; para esos casos, la ley 18.471 de tenencia responsable de animales sólo fija una multa de entre 1 a 500 Unidades Reajustables ($ 834 a $ 417.000) y la confiscación de animales, sanciones que deben ser fijadas por la Comisión Nacional Honoraria de Bienestar Animal (Conahoba) y no por la Justicia.

La marcha fue organizada por la Ongaap, la Asociación Animalista Libera (delegación Uruguay) y el colectivo Segunda oportunidad de Young. También participaron integrantes de la ONG Bienestar Animal de Colón, ya que lo sucedido en Guichón trascendió fronteras, e integrantes de la Comisión Nacional Honoraria de Bienestar Animal (Conahboa) departamental, dijo De León.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)