Pasaron dos semanas del homicidio de la enfermera

Marcharon en Artigas por crimen sin aclarar

Cientos de personas, vistiendo prendas oscuras y globos de color negro, con pancartas en contra de la violencia de género, protagonizaron en Artigas una marcha reclamando que se esclarezca el homicidio de la enfermera uruguaya Yeilan Vasconcellos, cuyo cadáver fue encontrado al borde la BR 293, ruta que une Quarai con Livramento.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Vestían prendas oscuras reclamando que se aclare el homicidio. Foto: F.Fernández.

La manifestación comenzó a las 17 horas de sábado en la vecina ciudad de Quaraí, con una misa por la enfermera asesinada (foto a la derecha). Después, pese a las inclemencias del tiempo, familiares y amigos marcharon en silencio hasta Artigas, recorriendo los 800 metros que separan cada cabecera del Puente de la Concordia, recorriendo en total casi dos kilómetros.

Dos ambulancias acompañaron la procesión: una de lellas tenía matrícula uruguaya y la otra brasileña —ya que en ambos países la enfermera cumplía tareas—, demostrando de esa manera la solidaridad de sus compañeros.

Los manifestantes fueron desde la iglesia brasileña hasta la Jefatura de Policía de Artigas, donde permanecieron concentrados durante varios minutos, en silencio, y después se dispersaron.

Misterio

La enfermera Yeilan Vasconcellos, de 29 años de edad, fue encontrada sin vida al borde de la BR 293 en la vecina ciudad de Quaraí.

Al intentar reconstruir los últimos pasos de la infortunada mujer, la indagatoria permitió determinar que el viernes 8 fue a un boliche con su pareja. Ambos habrían retornado al amanecer.

Horas más tarde, el cadáver fue encontrado por vecinos. La causa de la muerte, según se estableció en primera instancia, sería "asfixia". Los rumores, las hipótesis y los trascendidos que pretenden explicar el trágico desenlace son varios. La mayoría de ellos refieren a las frecuentes discusiones que tendría la joven con su pareja.

Investigación.

En tanto, el comisario Fabio Ferreira Migues, que tiene a su cargo la investigación, declaró a la prensa fronteriza que viene trabajando sobre pistas firmes. Entre esos elementos figura el auto en el que trasladaron el cuerpo hasta el lugar donde fue abandonado, sobre la ruta.

Desde el macabro hallazgo a la fecha, todo lo que se sabe es que la Policía tiene identificadas a tres personas, cuyo aporte sería clave para dar luz al homicidio. Todo parece indicar que ninguno de los tres sería el autor material.

En Brasil, la investigación corre por carriles diferentes a los nuestros. En el vecino país, las detenciones solo se pueden hacer in fraganti, cosa que no ocurrió en esta instancia. Por lo tanto, mientras no existan pruebas concretas, todo continúa a fojas cero.

Al tratarse de una ciudad pequeña, la Policía judicial cuenta con un número reducido de funcionarios y limitadas condiciones para trabajar. Tan es así, que la pericia forense estuvo a cargo de la Policía Técnica de Santana do Livramento, que está a 100 kilómetros del lugar.

Apoyo.

Las ciudades de Artigas y Quaraí están ubicadas al margen del Río Cuareim y 800 metros separan las cabeceras del puente.

Como suele ocurrir en toda la frontera con Brasil, miles de ciudadanos nacidos de un lado, por las más diversas razones, residen en el otro. Es como vivir en dos barrios diferentes, aunque en este caso, con jurisdicción y soberanía distinta.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)