Empresas

La marca argentina Topper tiene un nuevo socio brasileño

Alpargatas se desprendió de la firma de indumentaria en Brasil y del 20% del negocio en el país: el comprador es el grupo Sforza, que desembolsó unos US$ 12,5 millones

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Racing. Topper desde hace varios años viste la camiseta del tradicional cuadro argentino. (Google Images)

La empresa Alpargatas, controlada por el grupo Camargo Corrêa, anunció que llegó a un acuerdo para desprenderse de sus principales marcas deportivas. El comprador es otra empresa de capitales brasileños, el grupo Sforza, y la operación incluye el traspaso del 100% de las acciones de las marcas Topper y Rainha en Brasil y el 20% de Topper Argentina, que hoy viste al club de Avellaneda. 

El acuerdo prevé el pago total de 48,7 millones de reales (US$ 12,5 millones) y la creación de una nueva empresa en la Argentina, bautizada provisionalmente NewCo Argentina, que agrupará todos los negocios con la marca Topper en el mundo, con la excepción de Brasil, EE.UU.  y China. En esta nueva sociedad, Alpargatas conservará el 80% de las acciones, mientras que el otro 20% quedará en manos de Sforza. Esta última empresa además se quedará con una licencia para explotar la marca Topper en China y en EE.UU. por un período de 15 años. Los compradores se comprometieron a pagarle a Alpargatas, además de los 48,7 millones de reales, un valor que aún será calculado sobre los resultados operativos de Topper en la Argentina este año. 

El grupo Sforza pertenece al empresario brasileño Carlos Wizard Martins y en la actualidad cuenta con inversiones en los rubros de las propiedades, las finanzas y el comercio minorista.

Detrás de la venta de sus marcas deportivas se encuentra la necesidad de Camargo Corrêa de reorganizar todos sus negocios tras el impacto que significaron para el poderoso holding las denuncias por su participación en el escándalo de corrupción de la petrolera Petrobras. "La venta permitirá al grupo concentrarse en sus negocios más estratégicos, centrar esfuerzos en sus principales rutas de crecimiento, reducir la necesidad de inversiones industriales y racionalizar los gastos administrativos", señaló Camargo Corrêa en una comunicación.

Marca nacional

Topper nació en 1975 como una marca 100% argentina, y el nombre no surgió de un estudio de mercado encargado a una consultora internacional, sino del apodo que tenía el perro del entonces presidente de Alpargatas, Eduardo Oxenford.

De entrada, la marca estuvo estrechamente ligada al desarrollo del deporte argentino, acompañando las carreras de los tenistas Guillermo Vidal y Gabriela Sabatini y a los principales equipos del básquet local, incluyendo a la Generación Dorada, que obtuvo el subcampeonato del Mundo en 2002 y la medalla dorada en los Juegos Olímpicos de Grecia, en 2004.

"De todas las marcas deportivas que tuvo la Argentina, Topper fue las que más lejos llegó", aseguró Eugenio Palópoli, director de arteysport.com y autor del libro La historia de las marcas deportivas.

En el fútbol fue una de las contadas empresas de indumentaria que vistieron a los cinco grandes, y para los hinchas de Racing no se trata de una marca más. Topper fue la camiseta que utilizó el equipo en los campeonatos de 2001 y 2015, que fueron los únicos que ganó el club en casi medio siglo.

La marca también vistió al Ferro campeón de 1982 y a Estudiantes de la Plata durante la última Copa Libertadores que consiguió el equipo, en 2009, lo que terminó alimentando una leyenda en el mundo del fútbol acerca de que Topper es una marca que trae suerte. (La Nación/ GDA)

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te puede interesar
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)