EL DÉFICIT EN LA MIRA

Malestar en Economía por discusión sobre las tarifas

Hay una pulseada entre el astorismo y autoridades de UTE.

Caja: Economía prioriza mejorar los ingresos por sobre la baja. Foto: Archivo
Caja: Economía prioriza mejorar los ingresos por sobre la baja. Foto: Archivo

La filtración sobre la discusión al interior del gobierno en torno a la decisión de bajar o subir las tarifas de UTE a partir del próximo enero enfureció al ministro de Economía Danilo Astori, partidario de aumentarlas para contribuir a la reducción del déficit fiscal.

Con el cierre del año, el Poder Ejecutivo tiene que resolver los ajustes en las tarifas públicas y en el caso de UTE se desató una nueva discusión entre quienes pretenden reducirlas por la baja de costos de generación, y quienes manejan los números de la administración nacional, que buscan equilibrar las cuentas y cumplir con la promesa de bajar el déficit fiscal.

La primera empresa pública en iniciar el debate por los ajuste en sus tarifas fue UTE. Su presidente, Gonzalo Casaravilla, se reunió con las autoridades del Ministerio de Economía y Finanzas para analizar los números del ente.

Según informó el Semanario Búsqueda en la edición del jueves 16, el jerarca de UTE llegó a la sede de Colonia y Paraguay con el planteo de reducir las tarifas a partir del primero de enero del 2018. El pedido se basó en el buen desempeño de la empresa, lo que le permitiría traducirlo en beneficio para la sociedad con una rebaja del costo de la electricidad de un 5%.

Sin embargo, en la reunión los integrantes del equipo económico le manifestaron que no planean una baja, e incluso plantearon que sería necesario un aumento. Allí manejaron la idea de una suba del entorno del 7%. Ante este primer acercamiento ambas partes acordaron continuar trabajando con los números para poder tomar una decisión en diciembre.

La publicación de la noticia y la posición de ambas partes enfurecieron al ministro Astori, quien salió públicamente a decir que no es cierto que su ministerio quiera aumentar las tarifas de UTE. Según comentaron dos fuentes cercanas al mandatario, Astori se sintió traicionado por "la gente de UTE" —dijo uno de los consultados por El País— al entender que desde allí "filtraron los puntos tratados en un reunión cerrada y primaria", explicó el informante.

El ministro se enteró de la noticia en Ciudad de México, ya que viajó con el presidente Vázquez para la visita de Estado programada para abrir nuevos mercados comerciales para Uruguay. Astori conversó del tema con Vázquez, quien tampoco recibió la noticia con simpatía, ya que él entiende que las discusiones de gobierno se deben procesar en la interna.

El lunes 20 el jefe de Estado citó al gabinete para una nueva reunión. A su vez el equipo económico mantendrá una nueva reunión con las autoridades de UTE la semana próxima. Un jerarca del Poder Ejecutivo dijo a El País que "la discusión por las tarifas" públicas "seguramente va a estar sobre la mesa" en ambas reuniones.

La molestia de Astori con Casaravilla es clara. Y no es de ahora. Su malestar viene del primer año del gobierno cuando el presidente de UTE estuvo a punto de ser removido del cargo por una serie de decisiones que tomó sin consulta.

El martes 12 de mayo de 2015 el Directorio —impulsado por el presidente— resolvió iniciar un proceso de cambio gerencial.

Sustituyeron al gerente de Generación por Daniel Larrosa, suplente del diputado del MPP Julio Battistoni. Esta decisión molestó al astorismo y también a Vázquez, quien manejó pedirle la renuncia a Casaravilla.

Dos integrantes del equipo económico dijeron a El País que esta discusión sobre las tarifas rememoró aquel viejo enfrentamiento.

"No está nada claro. Lo único claro es que la próxima reunión con UTE va a ser muy dura", dijo uno de los consultados quien puso especial hincapié en remarcar que aún no se ha tomado ninguna definición sobre las tarifas públicas.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)