LOS BLOQUES DEL GOBIERNO

Mal relacionamiento en BROU apuró salida de su presidente

Había tensiones con las otras dos directoras del MPP; Jorge Polgar será el titular del banco.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Hace dos años, Porteiro asumió con el respaldo de Mujica y Astori. Foto: J. Commitante/Presidencia

Después de dos años de gestión al frente del Banco República, Julio César Porteiro renunció ayer en la tarde, decisión que tenía pensado tomar más adelante. Uno de los elementos que incidió en su alejamiento fue el mal relacionamiento que tenía con dos de sus compañeras de directorio: Sylvia Teresa Naveiro y Adriana Rodríguez, ambas del Movimiento de Participación Popular (MPP), confirmaron a El País fuentes políticas.

El nuevo presidente del BROU será Jorge Polgar, actual vicepresidente del banco. El domingo, durante el tradicional asado de los 1° de mayo en el Quincho de Varela, ya se manejaba la renuncia de Porteiro y su reemplazo por Polgar.

Porteiro es un viejo compañero de estudios y amigo del ministro de Economía, Danilo Astori; justamente ambos recibirán el próximo jueves la distinción de profesores eméritos en la Facultad de Ciencias Económicas. Su ingreso al Banco República fue decidido por el expresidente José Mujica y el entonces vicepresidente Astori, cuando se confirmó el procesamiento sin prisión de Fernando Calloia por la actuación en el caso Pluna.

Al momento de asumir, Porteiro fue consultado sobre la integración del directorio y estuvo de acuerdo con que Naveiro y Rodríguez estuvieran en el Banco República. Sin embargo a lo largo de su gestión mantuvo diferentes roces con las directoras de la línea del expresidente Mujica, quien coincidentemente hizo comentarios en las últimas horas sobre la gestión de Calloia en el Banco República.

"Me peleé varias veces y le pegué, pero ha sido el mejor administrador del Banco República que hemos tenido por lo menos hasta donde me da el balero, por lo menos en los últimos 30 años", señaló Mujica el domingo en el asado en el Quincho de Varela, informó El Observador.

Si bien la salida de Porteiro estaba prevista y negociada con Astori para el año próximo, se adelantó tal como él mismo reconoció expresamente en su carta de despedida enviada a los funcionarios de banco. La comunicación tomó por sorpresa a los gerentes que recibieron la noticia de parte del propio presidente. Después de cumplida esa comunicación, Porteiro envió un emotivo mail de despedida al resto de los funcionarios del República.

En la carta que envió ayer a la hora 17:41 y a la que accedió El País, Porteiro señala que la decisión de dejar el cargo "después de una detenida reflexión personal" y de consultas con su familia, la que dijo "es siempre la primera prioridad". Algunas fuentes oficiales manejaron que además de una "interna complicada" con sus compañeras de directorio, presidir el BROU "desgasta" y demanda muchas horas que repercuten en el entorno familiar.

"En realidad, desde que asumí el cargo en abril de 2014, me rondaba la idea de que mi permanencia iba a resultar relativamente breve. En aquel momento, mi incorporación obedeció, fundamentalmente, a que el presidente y vicepresidente de la República me dieron su total apoyo. Además, manifestaron su acuerdo en el sentido de que mi presencia en la presidencia del BROU constituía un buen intento en la búsqueda de solución a las complejas circunstancias que vivía la institución", explicó el presidente que fue presentado por Mujica en el acto de su asunción como un frenteamplista "independiente".

Porteiro agregó en su comunicación a los funcionarios que al momento de decidir su renuncia experimentó "dos sentimientos encontrados". Por un lado "una satisfacción que se asocia a la convicción del deber cumplido" y por el otro "la nostalgia que nace como consecuencia del retiro adelantado".

Como resumen de su tarea, comentó que fueron dos años de trabajo "muy intenso, profesional y transparente". "He propuesto transformaciones sustanciales en la organización y en el funcionamiento del Banco. En todos los casos encontré el acuerdo, la contribución y el apoyo decidido de un grupo humano excepcional, que aceptó todos los desafíos del cambio", afirmó.

En el último párrafo del mail, Porteiro aseguró que se retira con la seguridad de que el camino trazado en busca de la "Visión BROU 2020" será recorrido con "capacidad y entusiasmo". Porteiro termina recordando cuáles son esos objetivos planteados: el de hacer un "banco único", "un banco centrado en el cliente", "un banco rentable" y "un banco atento a sus compromisos sociales".

La última aparición pública de Porteiro fue en un almuerzo de la Asociación de Dirigentes de Marketing (ADM), que tuvo lugar el pasado 21 de abril en Punta Cala. Allí, el renunciante presidente del BROU expuso acerca de "los tiempos complejos" que se avecinaban para el sector bancario. Además aprovechó para hacer una especie de balance de su gestión al frente de la institución, lo que sorprendió a algunos de los funcionarios del BROU presentes que comenzaron a especular con la posible salida del presidente, la que se terminó por concretar ayer en la tarde. "Parecía que se estaba despidiendo", comentó uno de ellos ayer a El País.

Polgar.

No estaba prevista que ayer se precipitara la salida de Porteiro. Polgar, su reemplazo, es un funcionario de extrema confianza de Astori.

Polgar se desempeñó como subsecretario de Economía y asesor en esa cartera. En el período que va desde el 2008 al 2011 presidió el Banco Hipotecario del Uruguay, tras lo cual volvió al Ministerio de Economía. También se desempeñó en la Superintendencia de Instituciones de Intermediación Financiera del Banco Central y actualmente ejerce la docencia en la Universidad ORT Uruguay y Universidad de la República.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)