mala praxis en sentencias a menores

Magistrados: "No es habitual cometer errores, pero somos humanos"

La Suprema Corte resolvió pedirle al Centro de Estudios Judiciales del Uruguay (CEJU) que organicen cursos de capacitación para los magistrados del Interior sobre el proceso de menores infractores para evitar nuevos casos de mala praxis.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Corte. Desde la asonada de febrero de 2012, es habitual el vallado en la sede del Poder Judicial cada vez que hay manifestaciones. Foto: Archivo El País

El presidente de la Asociación de Magistrados del Uruguay, Ricardo Míguez, dijo a El País que “no es habitual que se cometan errores, pero somos humanos y los tribunales son los que deben elevar los casos a la Corte para que tome medidas correctivas”.

Así evaluó Míguez el planteo que hicieron los ministros de dos tribunales de apelaciones de familia que denunciaron a la Suprema Corte de Justicia mala praxis de los jueces de Adolescentes en algunos departamentos del Interior en decenas de causas judiciales en las que se había procesado a adolescentes que cometieron delitos. Los delitos debieron así ser anulados por la mala praxis.

“A veces se han sacado circulares aconsejando tener más atención en determinados puntos del proceso o medidas correctivas. Por ejemplo, en el tema drogas se nos han mandado varias circulares aconsejando”, ejemplificó Míguez.

La respuesta de la Suprema Corte al tema fue pedirle al Centro de Estudios Judiciales del Uruguay (CEJU) que organicen cursos de capacitación para los magistrados del Interior sobre el proceso de menores infractores, contenido en el Código de la Niñez y la Adolescencia.

Por el momento, la Corte no ha decidido iniciar ninguna investigación administrativa, a pesar de que en el caso de Cristhofer el tribunal envió los antecedentes a la Corte para que evaluara la conducta del magistrado.

Uno de los casos de mala praxis involucra a Cristhofer, quien fue procesado y encerrado en el INAU en forma provisoria en un caso de suministro de estupefacientes por "grave encubrimiento", en 2012. Luego se lo condenó por el mismo delito pero con una medida no privativa de libertad. Sin embargo, estuvo ocho días detenido de forma ilegal.

El juez no solo no le informó sobre su derecho a mentir sino que no le explicó el fallo ni comunicó a sus padres que había sido detenido, entre otros errores.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)