FOTOGALERÍA

Maestros de Soriano darán clase a puerta cerrada con llave

El sindicato de maestros resolvió en asamblea la medida y marchó ayer en repudio de agresión a una maestra del departamento.

Marcha en Soriano por agresión a una maestra. Foto;: Daniel Rojas.
Marcha en Soriano por agresión a una maestra. Foto;: Daniel Rojas.
Marcha en Soriano por agresión a una maestra. Foto;: Daniel Rojas.
Marcha en Soriano por agresión a una maestra. Foto;: Daniel Rojas.
Marcha en Soriano por agresión a una maestra. Foto;: Daniel Rojas.
Marcha en Soriano por agresión a una maestra. Foto;: Daniel Rojas.
Marcha en Soriano por agresión a una maestra. Foto;: Daniel Rojas.
Marcha en Soriano por agresión a una maestra. Foto;: Daniel Rojas.
Marcha en Soriano por agresión a una maestra. Foto;: Daniel Rojas.
Marcha en Soriano por agresión a una maestra. Foto;: Daniel Rojas.
Marcha en Soriano por agresión a una maestra. Foto;: Daniel Rojas.
Marcha en Soriano por agresión a una maestra. Foto;: Daniel Rojas.
Marcha en Soriano por agresión a una maestra. Foto;: Daniel Rojas.
Marcha en Soriano por agresión a una maestra. Foto;: Daniel Rojas.

Un centenar de maestros, padres y alumnos caminaron con pancartas desde la escuela 24 de Mercedes donde una maestra de educación inicial fue agredida por una madre. Se detuvieron para leer una proclama frente al Juzgado Letrado y siguieron hasta la sede de Primaria, donde hicieron conocer sus reclamos. 

El gremio resolvió no dictar clases ayer, trabajar el resto del año as puertas cerras con llave y contribuir a un proyecto de ley para dar amparo a la función docente ante el creciente fenómeno de inseguridad.

Los padres podrán ingresar a la escuela solo cuando hayan sido convocados por los maestros o la dirección.

"Hoy nos enfrentamos al triste y grave hecho de que una de nosotras, trabajadora de la educación pública, ha sido agredida por parte de la sociedad a la que servimos, dirigimos nuestros esfuerzos y dedicamos el trabajo de cada día. Nosotros, constructores de convivencia, enfrentamos a diario la intolerancia, la capacidad de enfrentar la discrepancia civilizada y constructivamente", expresó Ana Paula Sánchez, presidenta de Ademu, al leer la proclama.

"Ante esto decidimos basta a quienes nos denigran públicamente, a quienes nos usan de chivo expiatorio para todos los males sociales, denostando nuestro trabajo mientras nos convertimos en objetos de infinitas demandas sociales. Aun excediendo nuestra función, cargamos en nuestras castigadas espaldas, las necesidades de una sociedad disgregada que vuelca en nosotros su frustración y expectativa aun relegada", agregó.

"Pese a esto, reafirmamos nuestro compromiso con la educación y nuestra solidaridad permanente con aquellos que al igual que Cindy (la maestra agredida) han sufrido en carne propia, la violencia que nos permea".

Otro caso.

La Justicia procesó esta semana sin prisión a las tres mujeres que agredieron y amenazaron a una maestra de la escuela 145 de Paso Carrasco, en Canelones. La magistrada María Elena Iriarte les tipificó el delito de violencia privada y dispuso, como medida sustitutiva a la cárcel, que las procesadas tengan restringido el acercamiento a la docente por 90 días.

La madre agresora ingresó a la escuela, increpó y golpeó a la secretaria, quien estaba ordenando la cartelera. Discrepaba con la evaluación que hacía la escuela sobre su hija dentro del centro.

La docente agredida sufrió un pico de presión y quedó afectada emocionalmente, por lo que tuvo que ser atendida por un médico. La madre fue denunciada y conducida a la seccional de la zona. Cuando la abuela de la alumna y la tía (madre y hermana de la agresora, respectivamente) se enteraron de que su familiar estaba en la comisaría, concurrieron a la escuela a amenazar a la maestra.

Finalmente, las tres quedaron a disposición de la Justicia que luego las liberó y decretó su procesamiento sin prisión.

Como medida de protesta, el sindicato de magisterio de Canelones decidió el paro de actividades, una medida de lucha que las filiales suelen decidir automáticamente ante hechos de estas características.

Hace poco más de un mes, un hecho similar ocurrió en la escuela 29 del Cerro. En aquel caso, la Justicia procesó con prisión a la madre agresora, quien había golpeado a la maestra-directora. Fue a la cárcel porque tenía antecedentes penales (vinculados a suministro de drogas) y su pareja quedó bajo investigación.

Primaria entiende que este tipo de paros no contribuye a disminuir el nivel de violencia de que son objeto los maestros. El diputado colorado Adrián Peña presentó un proyecto para endurecer las penas por estas agresiones.

Con información de Daniel Rojas, corresponsal en Soriano

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)